Publicidad

Más allá del lujo, el nuevo Mercedes-Benz Clase S es un híbrido enchufable con unos sorprendentes 103 km de autonomía eléctrica

Más allá del lujo, el nuevo Mercedes-Benz Clase S es un híbrido enchufable con unos sorprendentes 103 km de autonomía eléctrica
20 comentarios

Tras la presentación y desembarco en España del nuevo Mercedes-Benz Clase S, así como desgranar los detalles del ostentoso Mercedes-Maybach Clase S, la marca de la estrella ha revelado los secretos de la variante híbrida enchufable de su berlina de referencia, que llegará con 103 km de autonomía eléctrica.

La compañía alemana ya adelantó cuando dio a conocer la nueva generación que este modelo ofrecería 100 km de autonomía eléctrica, pero entonces no concretó bajo qué cifro de homologación.

Pues bien, ahora Mercedes ha confirmado que la cifra se ha registrado bajo el protocolo WLTP, más exigente y próximo a la realidad, doblando así la autonomía libre de emisiones que ofrecía el modelo saliente.

El Mercedes Clase S será el encargado de estrenar la cuarta generación del sistema de propulsión híbrido de la compañía, combinando el motor gasolina M 256 de 3.0 litros y seis cilindros en línea, capaz de entregar 367 CV de potencia y 500 Nm de par motor, con el alternador de arranque integrado (ISG) y otro propulsor eléctrico que desarrolla 110 kW/150 CV y 440 Nm.

Mercedes Benz Clase S Phev 02

En consonancia, el tren de propulsión de la berlina empuja hasta los 375 CV y y unos nada desdeñables 750 Nm de par motor, coordinado por una transmisión 9G-Tronic.

La velocidad máxima está limitada a 250 km/h, mientras que en modo puramente eléctrico puede alcanzar los 140 km/h.

El consumo combinado de combustible homologado en WLTP es de 0,8-1,3 l/100 km y arroja unas emisiones combinadas de CO₂ de 18-30 g/km. El consumo de combinado eléctrico WLTP se cifra en 24,5-29,5 kWh/100. Por supuesto, contará con la etiqueta CERO de la DGT.

Batería de 28,6 kWh y recargas en media hora

Mercedes Benz Clase S Phev Cargando Cargador

El motor eléctrico se alimenta de una batería, de desarrollo propio, que está formada por 108 celdas con la configuración llamada 'pouch' y tiene una capacidad total de 28,6 kWh.

Gracias al sistema de gestión térmica, la batería permite una carga rápida con corriente continua con un cargador de 60 kW, completando una carga completa en media hora.

Mercedes Benz Clase S Phev Cargador Cargando

El Clase S híbrido enchufable vendrá de serie con un dispositivo de carga de 3,7 kW para la carga doméstica a través de la red de corriente alterna, mientras que un cargador de 11 kW se ofrecerá como opción para la carga trifásica con un Wallbox. No se ofrecen tiempos de recarga para ninguna de estas dos alternativas.

Otra ventaja respecto al modelo anterior es que la batería ya no se aloja en el escalón del maletero, permitiendo rebajar 27 mm la posición del eje trasero en comparación con el resto de versiones de la Clase S. La marca asegura que esto ayuda a aumentar la capacidad del maletero, aunque por el momento no se cifra.

Mercedes Benz Clase S Phev Cargador Maletero

Para lograr los 100 km de autonomía cero emisiones, Mercedes explica que ha mejorado la función de recuperación de energía cinética durante la desaceleración o la conducción cuesta abajo optimizando la interacción con el freno hidráulico.

Ahora, la potencia de recuperación puede llegar a ser de hasta 120 kW. Además, cuenta con la estrategia de operación inteligente basada en la ruta activa el modo de conducción eléctrico en los momentos más apropiados para maximizar la autonomía. Por ejemplo, tiene en cuenta los datos de navegación, la topografía, los límites de velocidad y las condiciones del tráfico a lo largo de todo el itinerario planificado.

Por su parte, el conductor también puede incidir en la potencia de regeneración mientras usa cualquiera de los programas de conducción, excepto en el Sport, escogiendo entre tres niveles regulables por las levas tras el volante.

Por el momento, se desconoce tanto la fecha de llegada al mercado como su precio.

En Motorpasión | Probamos el Mercedes-Benz GLB 200: un SUV compacto con aires todoterreno que se queda muy justo para siete plazas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio