Publicidad

Volante táctil y macropantalla en la parte baja del salpicadero: el nuevo Mercedes-Benz Clase S se pasa al todo digital

Volante táctil y macropantalla en la parte baja del salpicadero: el nuevo Mercedes-Benz Clase S se pasa al todo digital
21 comentarios

En 2017 le tocó una ligera renovación, y ahora que van a pasar cuatro años más el Mercedes-Benz Clase S está preparando un salto generacional con un nuevo modelo dispuesto a seguir siendo la referencia entre las berlinas grandes de lujo.

El nuevo Clase S llegará a lo largo de 2021 al mercado, así que ya está ultimando su desarrollo y ha sido cazado durante unas pruebas en carretera abierta que nos dejan ver algunos detalles sobre su futura configuración, y todo apunta a un interior donde lo digital se ha llevado hasta el extremo.

Volante de Clase E y salpicadero al estilo Tesla

Hace nada hablamos sobre la evolución de los volantes en Mercedes-Benz y cómo el nuevo Clase E va a estrenar un nuevo volante en el que la digitalización va a llegar hasta la sustitución de los botones físicos por botoneras táctiles.

En el caso del Clase S ya podemos confirmar que el interior va a recibir el mismo volante de radios horizontales dobles en la versión AMG, pero además lo va a acompañar por un cambio en la configuración del interior. Se va a abandonar la doble pantalla corrida en el salpicadero por primera vez en los últimos modelos de la firma alemana en una decisión como poco cuestionable.

Se va a conservar el cuadro de mandos 100% digital, pero la segunda pantalla con el sistema de infoentretenimiento se va a caer hasta una posición mucho más baja. En la búsqueda por un interior carente de botones físicos, el nuevo gran módulo táctil quedará incluso más bajo que el volante, obligando a tener que retirar la vista de la carretera para casi cualquier función.

Si finalmente el Mercedes-Benz Clase S opta por esta configuración todo apunta a que va a aglutinar todas las funciones que hasta ahora estaban destinadas a los botones físicos, como los mandos de la climatización, salvo una minúscula barra inferior. Una disposición casi 100% digital muy criticada en Tesla, por ejemplo.

Exteriormente el nuevo Mercedes-Benz Clase S utilizará un lenguaje similar al que ya conocemos, pero con una ligera reinterpretación del modelo. La parrilla ahora parece más grande y los faros algo más pequeños. Las líneas generales mantienen la sobriedad elegante alemana mientras que en la parte traserase utilizan unos nuevos pilotos con formas mucho más triangulares, al estilo del CLS.

La séptima generación del Clase S debería estrenar también lo último en tecnología de la firma de la estrella, con una versión aún más capaz del asistente de inteligencia artificial Mercedes-Benz User Experience, nuevas mecánicas con motorizaciones híbridas enchufables y todo el lujo y confort al que nos tiene acostumbrado el buque insignia de Mercedes-Benz.

Además, como guinda del pastel, el nuevo Mercedes-Benz Clase S ya ha confirmado que mantendrá su icónico motor V12 según palabras del propio presidente de Daimler, Ola Källenius.

En Motorpasión | El diseño de coches Volkswagen: de usar lápiz y papel a utilizar algoritmos y resolución 4K

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios