Compartir
Publicidad
Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+: seis cilindros en línea y mild-hybrid como antesala a los V8 de AMG
Mercedes

Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+: seis cilindros en línea y mild-hybrid como antesala a los V8 de AMG

Publicidad
Publicidad

Aprovechando el Salón del Automóvil de Detroit, la división Mercedes-AMG de Daimler presenta nuevas versiones de altas prestaciones de la serie 53 para las gamas CLS y Clase E Coupé y Cabriolet. De momento veamos en detalle el primero, llamado Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+.

Esta nueva denominación dentro de la familia AMG supone la antesala a los brutales V8, apostando por una solución mild-hybrid (más información) enfocada a las prestaciones y asociada siempre a la tracción integral variable AMG Performance 4Matic+.

El nuevo CLS 53 4Matic+ recurre a un 3.0 litros turbo de seis cilindros en línea con sistema eléctrico de 48V y un compresor eléctrico, capaz de arrojar 435 CV a 6.100 RPM y un par máximo de 520 Nm entre 1.800 y 5.800 vueltas. El cambio es un nuevo AMG Speedshift TCT 9G de nueve velocidades.

Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+
Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+

Un motor eléctrico EQ Boost situado entre el motor y la transmisión hace las funciones de alternador y motor de arranque. Alimenta el sistema eléctrico del vehículo, arranca el motor en la función Start/Stop, facilita el "modo vela" y además puede aportar puntualmente 16 kW (22 CV) y 250 Nm de par adicionales.

La ventaja del compresor eléctrico auxiliar es que, movido por el motor EQ Boost, es capaz de generar una buena cifra de par motor a la hora de acelerar, antes de que entre el acción el turbocompresor, lo que mejora la respuesta del motor y evita cualquier retraso en la entrega de fuerza.

El resultado es un CLS 53 capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, o bien 270 km/h con el Driver's Package opcional, devolviendo un consumo medio combinado de 8,4 litros a los cien kilómetros (200 g/km de CO2) para un vehículo que pesa en seco 1.905 kilogramos (DIN).

Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+
Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+

Además, al no ser necesaria una correa auxiliar, se libera espacio en el vano motor y esto permite la instalación de un sistema de tratamiento de los gases de escape junto al motor, lo que mejora su eficiencia. Por su parte, a cargo de la frenada quedan discos perforados de 370 mm delante y 360 mm detrás, con pinzas AMG de cuatro y un pistón, respectivamente.

El selector Dynamic Select permite elegir entre cinco modos de conducción (Eco, Comfort, Sport, Sport+ e Individual), que alteran entre otras cosas la configuración de la suspensión neumática adaptativa AMG Ride Control+ con autonivelación y la posibilidad de elevar el eje delantero para entrar en un garaje, por ejemplo.

Estética 53 AMG

A nivel de diseño todas las variantes 53 de Mercedes-AMG lucen una parrilla frontal twin-blade en plata cromado -antes sólo para los V8-, splitter delantero en el mismo tono, calandra de rejilla en lugar de la de patrón de diamante, aletines cromados en las entradas de aire exteriores, taloneras específicas, retrovisores montados en las puertas, salidas de escape dobles y redondeadas (en cromo) o el spoiler de la tapa del maletero en color de carrocería, opcionalmente de fibra de carbono.

Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+
Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+

En la zaga destacan los pilotos traseros partidos (parte en el portón y parte en los laterales de la carrocería), que refuerzan el ancho aspecto del modelo. Las llantas de serie son de aleación y 19 pulgadas, aunque en opción también las hay de hasta 20 pulgadas, y gracias a las vías ensanchadas sobresalen algo más.

En el interior encontramos el cuadro de instrumentos digital opcional, con dos pantallas de 12,3 pulgadas y tres diseños diferentes (Classic, Sporty y Progressive). Además, a través del menú AMG se puede acceder a información relevante como la temperatura del aceite del motor o la transmisión, un medidor de fuerzas G, presión del turbo, cifras de potencia y par del motor, temperatura y presión de los neumáticos, etc...

Los asientos AMG cuentan con una tapicería específica y hay distintivos AMG repartidos por el habitáculo, cinturones de seguridad de color rojo o molduras decorativas de fibra de carbono. También hay más opciones de diseño interior, con combinaciones de color como beige/gris, negro/rojo o marrón/gris, y una banqueta trasera rediseñada, de tres plazas.

Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+
Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+

Como en otros modelos, el volante -en este caso AMG Performance de cuero- incorpora dos controles táctiles (uno a cada lado, asociados a sus respectivas pantallas). Además de los mandos del volante y el touchpad de la consola central, también está disponible el control por voz Linguatronic, a través del cual podemos variar por ejemplo el sistema de climatización (incluso el de los asientos), la iluminación interior o los ajustes del head-up display.

En lo que a sistemas de asistencia se refiere, el CLS 53 hereda la oferta del Clase S, que incluye de serie asistente activo de frenada, asistente de mantenimiento de carril, Attention Assist, sistema Pre-Safe o el asistente de límites de velocidad. En opción un paquete suma control de crucero adaptativo con dirección activa, alerta de tráfico cruzado, asistente de ángulo muerto o mantenimiento activo de carril, entre otras cosas.

Como es habitual, habrá una edición especial Edition 1 durante su primer año de comercialización, con una gran dotación de equipamiento y un interior protagonizado por los acabados de color cobrizo y con iluminación ambiente con 64 colores, reloj IWC analógico y tapicería de cuero nappa en asientos, salpicadero, reposabrazos, consola, paneles de las puertas, etc...

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos