Compartir
Publicidad

Mercedes-AMG GT S Safety Car y C 63 Estate Medical Car, para la Fórmula 1

Mercedes-AMG GT S Safety Car y C 63 Estate Medical Car, para la Fórmula 1
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De cara a la próxima temporada de Fórmula 1, Mercedes-AMG ha presentado sus nuevos coches de asistencia, el Mercedes-AMG GT S Safety Car y el Mercedes-AMG C 63 Estate Medical Car. Ambos estñan basados en los modelos más recientes de la casa de Affalterbach y sustituyen al SLS AMG y al C 63 Estate anterior, respectivamente.

El coche de seguridad, un Mercedes-AMG GT S, monta el 4.0 litros V8 biturbo de 510 CV y 650 Nm de par máximo, con el que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanzar 310 km/h. A diferencia del de serie, incorpora en el techo un módulo de luces LED de color naranja, que monta también una cámara de televisión. Los faros delanteros y traseros tendrán efecto estroboscópico cuando el coche esté en pista.

El AMG GT S Safety Car estará conducido por Bernd Mayländer, que desde el año 2000 ha sido el piloto oficial del coche de seguridad de la Fórmula 1. Compartirá habitáculo con Peter Tibbetts, analista de combustible de la FIA, que controlará a los monoplazas mediante dos iPad. El coche cuenta con dos sistemas de radio, conexión WLAN, GPS, transpondedor y hasta telemetría, además de un sistema que muestra al coche de detrás la bandera en uso en cada sector del circuito en cuestión o un aviso de coche médico desplegado.

Mercedes-AMG C 63 Estate Medical Car

Por otro lado, el C 63 Estate, en carrocería familiar, hará las funciones de coche médico. Incorpora el mismo 4.0 litros V8 Biturbo de 510 CV, aunque acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanza 250 km/h. También cuenta con un módulo de luces LED en el techo, equipamiento de emergencia en el maletero (como un desfibrilador o un respirador artificial), sistema de radio, conexión WLAN y suspensión AMG Ride Control específica.

A los mandos de esta ranchera de armas tomar estará el piloto Alan van der Merwe, acompañado del jefe médico de la FIA, el doctor Ian Roberts. En cualquier caso, las plazas traseras estarán ocupadas en cada carrera por uno o dos asistentes médicos del hospital más cercano a la pista en cuestión.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos