Compartir
Publicidad
Publicidad

¡Confirmado! El Mercedes-AMG GT R Black Series está en camino, aunque tardará en llegar

¡Confirmado! El Mercedes-AMG GT R Black Series está en camino, aunque tardará en llegar
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La familia Mercedes-AMG GT ya parece bastante completa, contando con las variantes de acceso del coupé, el descapotable o Roadster, el GT C, el GT R y los GT3 y GT4 de competición, pero habrá más. El mandamás de la marca de Affalterbach ha confirmado un futuro Black Series basado en el AMG GT, aunque aún tardará un tiempo en llegar.

Tobias Moers quiere más miembros para la gama GT, que actualmente tiene versiones en un rango de precios de entre 150.000 y 200.000 euros, aproximadamente. La variante más urgente, eso sí, no es el tope de gama Black Series, sino el cuatro puertas al estilo Panamera que llegará el próximo año.

Se dice que este Mercedes-AMG GT sedán llegaría al mercado a mediados de 2018, pero se presentaría tan pronto como en el Salón de Detroit del próximo mes de enero. Además, sabemos que no estará basado en la configuración del GT, con cambio en disposición transaxle, sino en una variante de la plataforma del E 63, para primar el espacio de las plazas traseras. Primero llegará con sabor V8 y después habrá también una versión híbrida de tracción total.

El Mercedes-AMG GT R Black Series está en camino, pero tardará en llegar
Confirmado el futuro Mercedes-AMG GT R Black Series. Tardará en llegar, pero será más potente y ligero que el GT R.
El Mercedes-AMG GT R Black Series está en camino, pero tardará en llegar

Brutalidad Black Series

Que un Black Series esté entre los planes de Mercedes-AMG es una gran noticia, pero el lado negativo es que llegará al final del ciclo de vida del superdeportivo de Affalterbach, lo que significa que aún le quedan unos añitos para hacerse realidad. "El GT R aún es competitivo y está funcionando bien, pero el próximo Black Series será de la familia GT", afirma Moers.

"El GT R a nivel de chasis puede digerir más potencia. Así que sí, el Black Series tendría que tener un poco más de potencia, pero no todo son caballos. Se trata de comportamiento y prestaciones en circuito. En el Black Series será obligatorio reducir el peso", continúa el responsable de AMG.

El motor 4.0 litros V8 biturbo de todos los hermanos de la gama alcanza su máxima potencia en el GT R, con 585 CV, pero cabe recordar que el mismo bloque desarrolla 612 CV en el Mercedes-AMG E 63 S 4Matic+, así que hay margen de mejora. El actual GT R acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, por lo que un par de décimas de ahorro (lo que tarde el E 63 S) no sería ningún disparate.

Vía | Motoring

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos