Compartir
Publicidad

El Gobierno alemán avisa a Daimler: tiene 15 días para solucionar la crisis con la Mercedes-Benz Vito

El Gobierno alemán avisa a Daimler: tiene 15 días para solucionar la crisis con la Mercedes-Benz Vito
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Gobierno alemán le ha dado a Daimler hasta mediados de junio para que presente un plan que solucione la llamada a revisión que se produjo hace unos días con el retiro de más de 6.000 unidades de la furgoneta Mercedes-Benz Vito.

El CEO de Daimler, Dieter Zetsche, se reunió ayer con el ministro de Transporte alemán, Andreas Scheuer, después de que las autoridades alemanas dictaminaran que los vehículos no cumplen con los requisitos legales.

Renault le pasa la pelota a Daimler

Mercedes-Benz Vito 2014

El Ministerio de Transportes alemán ha declarado que la Vito había sido equipada con un dispositivo que manipulaba la función de filtrado de emisiones SCR, lo que genera mayores emisiones de óxido de nitrógeno. Según Autonews, los reguladores están investigando alrededor de 40.000 furgonetas Vito y 80.000 modelos Clase C para detectar posibles programas ilícitos.

El 15 de junio el CEO de Daimler volverá a reunirse con las autoridades alemanas y deberá presentar un plan de ruta convincente que deje atrás el escándalo. Sobre todo, esclarecer cuál es el número exacto de vehículos que incorporan ese supuesto dispositivo de manipulación de emisiones.

El número de unidades afectadas a nivel global aún es indeterminado; la horquilla va desde las 4.900 hasta las 120.000.

Daimler

Por su parte Daimler ha vuelto a negar que utilice ningún software ilegal y llegará a los tribunales si es necesario para demostrarlo. El fabricante explica así que ese dispositivo tiene la función limpiar los gases de escape en diversas condiciones de conducción.

Algunos modelos de Mercedes, incluido el Vito, usan motores diésel suministrados por Renault, aunque el fabricante de automóviles francés ha dicho que era responsabilidad de Daimler establecer el software del motor.

La fiscalía de Stuttgart, donde tiene su sede Daimler, lleva más de un año investigando al grupo automovilistico, que está bajo sospecha tanto por una posible manipulación de emisiones como por publicidad engañosa.

En febrero, el diario alemán Bild am Sonntag publicaba informaciones que hablaban de dos tipos de dispositivos que tratarían de falsear datos durante los controles en los bancos de pruebas en los sistemas de gestión de propulsor diésel 1.6.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio