Compartir
Publicidad
Publicidad

Coge un babero: Mercedes-AMG nos enseña la retaguardia del Project ONE antes de debutar en Frankfurt

Coge un babero: Mercedes-AMG nos enseña la retaguardia del Project ONE antes de debutar en Frankfurt
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si bien el Salón del Automóvil de Frankfurt estará plagado de novedades ecofriendly por parte de Mercedes-Benz, habrá una muy espectacular que destacará por razones obvias. La casa de Affalterbach está comenzando a calentar aún más el ambiente a sólo unas horas de que irrumpa el Mercedes-AMG Project ONE y nos ha facilitado una nueva imagen que pone los pelos de punta.

Nuevamente, lo que vemos en este teaser es la zaga del coche de calle más radical salido de la fábrica alemana y sus formas nos dejan claro que será un coche sin concesiones en consonancia con su tecnología de Fórmula 1 con más de 1.000 CV, al mismo tiempo que nos recuerda a siluetas míticas como la del mítico Mercedes-Benz CLK GTR.

Project ONE, un ultracoche que marcará la historia

Así es la plataforma del futuro Mercedes-AMG Project One con motor de Fórmula 1

El nacimiento de esta bestia no es casual, coincide con el 50 aniversario de la división AMG. Su vinculación extrema con la competición se materializará en un coche de verdadero ensueño que será lo más parecido a un monoplaza de Fórmula 1 alemán que podrá rodar por las carreteras.

Su puesta en escena nos dejará datos tan impresionantes como una motorización híbrida que hermana una unidad térmica de seis cilindros en uve de 1.6 litros asistido por un turbo eléctrico capaz de alcanzar los 760 CV con un total de cuatro motores eléctricos. En conjunción ofrecerán unos 1.000 caballos de fuerza bruta para un peso de 1.200 kg.

Mercedes-AMG Project One

La estética estará totalmente supeditada a un rendimiento aerodinámico extremo. Por el momento sólo podemos estar seguros de que será bajo y muy ancho, con unas líneas muy alemanas, una toma de aire sobre el habitáculo que alimentará el motor V6 que escupirá ira y fuego por un enorme escape central y, posiblemente, una aleta de tiburón que recorrerá la parte trasera hasta la zaga.

La contrapartida de todo este extremismo mecánico será un intervalo de mantenimiento poco asequible, cada 50.000 kilómetros, aunque a sus potenciales clientes esto les importará bastante poco teniendo en cuenta un precio estimado de 2,25 millones de euros sin impuestos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos