Mazda MX-81 Aria: cuando la tecnología japonesa conoce al diseño italiano

Mazda MX-81 Aria: cuando la tecnología japonesa conoce al diseño italiano
5 comentarios

En Mazda, todo lo que lleve el prefijo MX se refiere a un coche experimental o especial. Por supuesto está el Mazda MX-5, que todo conocemos, pero también hubo el coupé MX-6 o el Mazda MX-3 y su curioso V6 de 1.8 litros y 136 CV (el cual sigue siendo el V6 más pequeño del mundo a nivel comercial).

Y por supuesto, tenemos el Mazda MX-30, el nuevo coche eléctrico de la marca. La saga de los Mazda MX experimentales comenzó hace 40 años, con el Mazda MX-81 Aria. Y aunque es poco conocido es un coche sumamente importante en la historia de Mazda, que unió en su momento Italia con Japón.

Todo empezó con la idea de un joven diseñador de Mazda, Hideyuki Miyakawa ("Hide") y un amigo suyo, también diseñador, de dar la vuelta al mundo. En 1960 y con 22 años, los dos amigos emprenden la vuelta al mundo en moto.

Con el Sudeste asiático como punto de partida, atravesaron la India, Pakistán, Oriente Medio y, por último, Europa, escribiendo artículos sobre sus experiencias para una publicación japonesa. Cuando llegaron a Italia, como no podía ser de otro modo, acudieron al Salón del automóvil de Turín.

Mazda MX81 Aria y Mazda MX30

En el Salón de Turín, el joven Hide conoce Maria Luisa Bassano ("Marisa"), estudiante en japonés y traductora para el evento. La joven turinesa estaba estudiando japonés, y también le interesaban los coches. Hide, por su parte, era un apasionado de Italia y de los coches. Fue amor a primera vista. Al día siguiente, Hide ya comía en casa de los padres de Marisa y cautivó a la familia de Marisa.

En 1961, Marisa se marchó a estudiar japonés a Japón. Allí, gracias a un contacto personal de la familia con la que se alojaba Marisa, conoció a Tsuneji Matsuda, presidente de Mazda. Por supuesto hablaron de coches y, siendo de la tierra de Pininfarina, también hablaron de diseño.

Mazda Mx 81 Aria Concept

Al año, Marisa y Hide se casaron y se instalaron en Turín, tierra natal de Marisa, pero también de Pininfarina, Ghia y Bertone. Juntos, actuaron como intermediarios entre los famosos estudios de diseño y los fabricantes de vehículos japoneses. A Mazda, que buscaba un elemento diferenciador para sus nuevos coches de cara a la exportación, le encantó la idea.

Cuando Bertone conoce a Mazda

Mazda Familia 800 Van 86
Mazda Familia, el primer diseño de Bertone -y de una carrozzeria italiana- para Mazda. Es obra de Giugiario.

La primera colaboración entre Mazda y una carrozzeria italiana se concretó en 1963. Bertone diseñó el Mazda Familia. La primera carrocería de la gama Familia fue un brake de caza, un station wagon de dos puertas. Le siguió una berlina de cuatro puertas y, en 1965, un clásico coupé.

Mazda Luce Rotary Coupe 9
Mazda Luce Rotary Coupe (1969), también diseñado por Giugiaro.

Bertone, como estudio de diseño fue uno de los grandes de Italia, aunque Nuccio Bertone nunca cogió un lápiz para diseñar. Eso sí, era un formidable caza talentos. El autor del Mazda Familia no era otro que Giorgetto Guigiaro al que Bertone había dado su primera oportunidad en su estudio, ya que en Fiat no sabían ver su talento.

Mazda 323
La gama Mazda 323 de 1980. El 323 sirvió de base para el MX-81 y heredó su 4 cilindros 1.5 litros de 136 CV.

Mazda siguió colaborando puntualmente con Bertone y Ghia, tanto para modelos de serie, como el Luce R130 Rotary Coupé (Bertone), como concept cars. En 1981, Mazda vuelve a colaborar con Bertone para un concept car, el Mazda MX-81 Aria, un concept car totalmente wedge design (diseño en cuña).

Mazda MX 81 Aria

El MX-81, posteriormente bautizado Aria para darle un toque italiano, utiliza la base del Mazda 323, que acababa de llegar al mercado en 1981. Fue el primer compacto de tracción delantera del fabricante y, además, fue el primer ganador del Trofeo Coche del Año en Japón. El MX-81 era una forma de promover la marca y el nuevo modelo en Europa.

El Mazda MX-81 Aria: un futurista Mazda 323

Mazda MX81 Aria

Al frente del diseño Bertone, desde 1980 ya no está Marcello Gandini, quien había sucedido a Giugiaro. Ahora está un belga que pocos conocen, Marc Deschamps, pero que firmó en 9176 el Renault R5 Turbo. Su primer concept car como director de diseño de Bertone fue el Lamborghini Athon, y este Mazda está claramente en la misma línea, con un lateral estructurado por un pliegue de carrocería continuo y una superficie acristalada importante.

El exterior causó sensación, tanto por su coeficiente aerodinámico (Cd) de 0,29, como por su belleza. Y de hecho, no tardaríamos a ver más de ese Mazda MX-81 en otros coches. Pero lo más llamativo, sin duda, era su interior.

Mazda MX81 Aria interior

Particularmente sorprendente, es una continuación de los diversos concept cars en los que Bertone buscaba reorganizar el interior para liberar más espacio. Aquí, no hay volante, sustituido por un curioso sistema de cintas, con una pantalla a modo de cuadro de instrumentos y los distintos controles rodeados por el “volante-cinta”.

Mazda MX81 Aria

Además, los asientos giran para facilitar el acceso a bordo. El Mazda MX-81 está diseñado desde dentro hacia fuera, poniendo énfasis en la habitabilidad, la facilidad de uso y, en definitiva, el conductor y los pasajeros.

Mazda 323 F (Astina)
Hubo que esperar a 1989 y el Mazda 323 F (Astina, en algunos mercados) para ver una posible y muy tenue relación entre el MX-81 y un coche de serie de la firma de Hiroshima.

Mazda asegura que algunas ideas del Mazda MX-81 se vieron posteriormente en algunos Mazda de serie. Cuesta ver la influencia del Mazda MX-81 en el resto de la producción de Mazda. Quizá, en el Mazda 323F (1989-1994) se pueda ver algo de MX-81 en su silueta y su forma general, un tanto wedge design, así como los faros escamoteables, siendo el único Mazda Familia/323 en lucirlos.

Por otra parte, viendo el Mazda MX-81 Aria, uno no puede evitar ver en él un Citroën. Puede que nos haga pensar en el Citroën BX. Sin embargo, aunque el BX haya sido diseñado en la era de Marc Deschamps, tiene más de Volvo Tundra que de MX-81. Y es que Bertone no dudaba en reciclar propuestas que no habían gustado a otros fabricantes.

Mazda MX81

Ojo, no era una práctica exclusiva de Bertone, todos los estudios de diseño italiano practicaban ese reciclaje. Uno de los ejemplos más cercanos es el del primer SEAT Ibiza diseñado por Giugiaro. La base de su diseño fue una propuesta del propio Guigiaro para el Volkswagen Golf II y que fue rechazada por Wolfsburgo.

En cuanto a la relación entre Italia y Japón, el MX-81 no fue la última. El nuevo Mazda MX-5 sirvió de base para que Fiat resucitase un icono, el Fiat 124 Spider.

Mazda MX81 Aria
Mazda MX81 Aria
Mazda MX81 Aria

En Motorpasión | Probamos el Mazda MX-30: el primer coche eléctrico de Mazda llega con buenas intenciones pero sólo 200 km de autonomía | Probamos el Mazda MX-5 30 Aniversario, el homenaje a una leyenda que lleva regalando sensaciones desde 1989

Temas
Inicio