Compartir
Publicidad

Las tensiones comerciales entre EE.UU. y China obligan a Jaguar Land Rover a cerrar temporalmente una de sus plantas

Las tensiones comerciales entre EE.UU. y China obligan a Jaguar Land Rover a cerrar temporalmente una de sus plantas
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La escalada en la guerra comercial que han emprendido Estados Unidos y China ya está afectando a todos los sectores: los nuevos impuestos están haciendo subir los precios de los bienes de consumo y alejando a inversores. Y el Fondo Monetario Internacional ya tiene su sentencia: Estados Unidos perderá esta guerra arancelaria.

Mientras tanto, Jaguar Land Rover cerrará su planta en Solihull, Inglaterra, durante dos semanas después de una caída de casi el 50 % en las ventas a China.

Una "continua incertidumbre del mercado"

Jaguar 1660955 960 720

Según ha informado el fabricante en un comunicado de prensa, las ventas totales en el mes de septiembre han sido de 57.114 unidades, un 12,3 % menos en comparación con el año anterior "a pesar de las fuertes ventas de nuevos modelos, incluidos Range Rover Velar y Jaguar I-PACE y E- PASO".

Pero la mayor caída se ha experimentado en China, donde las ventas han bajado un 46,2 %. Un porcentaje que el fabricante británico atribuye a "la continua incertidumbre del mercado, resultante de los cambios en los derechos de importación y las continuas tensiones comerciales".

Esto ha provocado el cierre de la fábrica de Solihull a partir del 22 de octubre, y según informaciones del sindicato Unite recogidas por Autonews, este parón no supondrá perjuicios para los puestos de trabajo. Aquí se fabrican el Jaguar F-Pace, Land Rover Discovery, Range Rover, Range Rover Sport y Range Rover Velar.

Este anuncio llega después de que la producción en la planta de Castle Bromwich se reduzca a tres días semanales, con la consecuente reducción de plantilla en varias plantas.

Donald Trump ya anunció aranceles sobre productos chinos por valor de 260.000 millones de dólares, lo que ha provocado una contundente respuesta por parte de China, que estableció aranceles valorados en 110.000 millones en importaciones de Estados Unidos. Según analiza El País, estos aranceles afectan ya al 2,5 % del comercio mundial.

Los frentes abiertos de Jaguar

Eu

Las ventas de Jaguar Land Rover bajaron un modesto 0,8 % en el Reino Unido y un 4,7 % en Europa, que ha experimentado descensos en la industria del 20,5 % en el Reino Unido y del 31 % en Alemania, principalmente en relación con el calendario de las nuevas normas de homologación de WLTP, así como con la reducción de la demanda del diésel. En América del Norte, las ventas también bajaron un 6,9 %.

Además de la incipiente guerra comercial, Jaguar Land Rover tiene otro importante frente abierto: la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Más específicamente, una salida dura sin acuerdo.

Una vez fuera del mercado único, los intercambios con el resto de Europa se gravarán con aranceles, y eso, ha advertido el consejero delegado de la firma, Ralf Speth, costaría decenas de miles de empleos. Speth también advirtió durante una conferencia en Birmingham que no sabe si alguna de las plantas de Jaguar Land Rover podrán seguir operando una vez se consume el divorcio, el 29 de marzo de 2019.

En julio también advirtió al gobierno de Theresa May que un Brexit duro sin acceso a la Unión Europea pondría en riesgo inversiones de hasta 80.000 millones de libras en los próximos cinco años, obligando al fabricante de automóviles a abandonar el Reino Unido.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio