Publicidad

Nissan podría estar buscando el divorcio definitivo de Renault tras la fuga de Carlos Ghosn

Nissan podría estar buscando el divorcio definitivo de Renault tras la fuga de Carlos Ghosn
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Puede que Carlos Ghosn tenga razón y realmente la alianza Renault-Nissan no sobreviva a la hecatombe que está viviendo. Según ha publicado el Financial Times, desde la firma nipona están preparando un plan para separarse potencialmente de su socio francés, con el que mantiene una tensa relación desde hace años.

En un escenario donde las alianzas se imponen para generar sinergias (sin ir más lejos, la gran oportunidad perdida de Renault ha sido Fiat Chrysler) este anuncio podría significar un importante punto de inflexión.

¿El fin a 20 años de [mala] relación?

alianza De izquierda a derecha: Thierry Bolloré, ex CEO de Renault, Jean-Dominique Senard, Presidente de Renault, Hiroto Saikawa, ex CEO de Nissan y Osamu Masuko, ex CEO de Mitsubishi Motors.

Los planes, según la información publicada, incluyen que Nissan vaya por su lado en cuanto a ingeniería y fabricación, y contemplan también cambios en la junta directiva de la marca japonesa. La fuga de Carlos Ghosn ha podido ser el detonante de esta decisión, acentuada por la mala relación con su socio francés.

Según explica Bloomberg, Nissan lleva un año explorando los pros y los contras de mantener la alianza, sobre todo en lo que concierne la parte de ingeniería y tecnología, el corazón de la asociación.

Los planes para cortar con su socio ya estaban sobre la mesa cuando el exdirectivo fue arrestado en noviembre de 2018 por primera vez, y ahora se han acelerado.

Aunque no se ha tomado una decisión al respecto, Renault tiene mucho que decir a esta operación, puesto que es el mayor accionista de Nissan, con un trozo de pastel del 43 %. Por su parte, Nissan atesora el 15 % de las acciones de Renault, sin poder ejercer realmente su derecho a voto.

En este escenario, resulta en un primer momento poco factible la separación, puesto que Renault, respaldado por el Estado francés (y que también tiene poder sobre Nissan), ha hecho mucho hincapié en estrechar lazos con su socio y dar una segunda oportunidad al maltrecho matrimonio.

Uchida Makoto Uchida, CEO de Nissan desde octubre.

Es precisamente este desequilibrio de poderes lo que ha provocado una relación tóxica que Ghosn, desde su posición de fugitivo, ha dado por muerta: "En mi opinión, la alianza desaparecerá. No creo ni por un minuto que la alianza sobreviva a esto", ha dicho recientemente desde Beirut.

Según la información que circula en estos momentos, no hay plan b para Renault. Se espera no obstante que el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, quien reemplazó a Ghosn en el puesto después de su arresto, presente varios proyectos diseñados para aumentar la fe en el futuro de la alianza.

En caso de que se haga efectiva la separación, ambas firmas deberán buscar nuevos socios si quieren sobrevivir en la era del coche eléctrico y de los objetivos de emisiones.

Renault Bolsa

La noticia ha caído como un jarro de agua fría en el mercado bursátil, que ha castigado a Renault con una caída de sus acciones hasta alcanzar sus niveles más bajos en seis años.

La inesperada huida de Ghosn, que impulsó la creación de la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi, ha dejado al descubierto las luchas internas de ambas compañías.

En Motorpasión | Pierre Lefaucheux levantó Renault de sus cenizas, pero una maleta en el asiento trasero de su coche le impidió ver su obra

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios