General Motors anuncia que dejará de vender coches gasolina y diésel en 2035. ¿Es prudente o va tarde?

General Motors anuncia que dejará de vender coches gasolina y diésel en 2035. ¿Es prudente o va tarde?
22 comentarios

General Motors ha dado el paso y, al igual que multitud de fabricantes del sector automotriz, se ha atrevido a poner fecha al fin de los motores diésel y gasolina: 2035. Para entonces, el gigante de Detroit aspira a fabricar únicamente vehículos eléctricos, con el objetivo de ser neutral en carbono en 2040.

Para conseguirlo, invertirá 27.000 millones de dólares.

40% de vehículos electrificados para 2025

Mary Barra

General Motors ha anunciado su compromiso de abandonar los motores de combustión en 2030, pero cinco años antes se ha comprometido a que el 40 % de los vehículos que venda se muevan por baterías, desde SUV y crossover hasta carrocerías pick-up y sedán.

La inversión prevista será de 27.000 millones de dólares que irán a coches eléctricos y autónomos en los próximos cinco años. Este desembolso incluye el desarrollo continuo de la tecnología de baterías Ultium de General Motors o la actualización de instalaciones como 'Factory ZERO' en Michigan y Spring Hill Manufacturing en Tennessee para construir vehículos eléctricos.

En esta línea, más de la mitad del equipo de desarrollo de productos y gasto de capital se dedicará a programas de vehículos eléctricos y autónomos, ha dicho el centenario fabricante.

2040 ha sido el año en el que General Motors se ha propuesto ser neutral en carbono; una década antes aspira a obtener energía 100 % renovable para sus fábricas.

¿General Motors es prudente o va tarde?

Ultium

General Motors ha llegado tarde a la era de la electrificación. Sin apenas modelos eléctricos en el mercado estadounidense, su CEO se ha mostrado escéptica y prevé que los coches eléctricos tardarán décadas en convertirse en el medio de transporte dominante en Estados Unidos.

Así, Mary Barra cree que la transición de los vehículos de combustión a los eléctricos tendrá lugar, pero aún llevará tiempo que la mayoría de los 250 millones de vehículos estadounidenses equipen baterías.

No obstante, el que es el mayor fabricante de vehículos de Estados Unidos se ha estado preparando con sus propias baterías modulares y la plataforma Ultium Drive. También ha anunciado asociaciones con Honda y Acura para fabricar dos SUV eléctricos y con Microsoft, con quien dará caña al coche autónomo.

Pero 2035 es una fecha que se antoja lejana si tenemos en cuenta los planes de otras marcas. Honda dejará de fabricar coches equipados con motores térmicos puros a finales de 2022 en el mercado europeo.

El Grupo PSA, Renault, Maserati y DS harán lo propio en 2025, mientras que Bentley y Volvo apuestan por 2030 para lograr vender solo modelos electrificados, o eléctricos puros. También los camiones diésel están sentenciados: los siete principales fabricantes han acordado su fin una década después, para 2040.

Puede que centenario el gigante norteamericano quiera ir con pies de plomo antes que prometer objetivos que no podrá cumplir. O que llega tarde para contribuir al objetivo de evitar que la temperatura global aumente 1,5 ºC, tal y como se ha comprometido a hacer.

En Motorpasión | ¿Qué emite más CO₂: un coche eléctrico o un diésel? Una pregunta demasiado fácil para lo complicada que es la respuesta

Temas
Comentarios cerrados
Inicio