Compartir
Publicidad
Publicidad
Nissan 370Z NISMO, a prueba: ¿la mejor relación potencia/diversión/precio?
Pruebas de coches

Nissan 370Z NISMO, a prueba: ¿la mejor relación potencia/diversión/precio?

Publicidad
Publicidad

El mercado de los coupé biplaza no es precisamente el que más opciones ofrece en nuestro país, pero sí que hay algunas muy interesantes. Quizá una de las más atractivas sea el Nissan 370Z, precisamente por su precio. Está disponible desde 32.900 euros en su versión de acceso, con motor V6 de 328 CV, por lo que se coloca como el mejor de todos en cuanto a relación potencia/precio.

Un paso por delante se encuentra el Nissan 370Z NISMO, la versión más deportiva y potente de todas, que acaba de pasar por nuestras manos. Cuesta 45.250 euros, pero... ¿hay algún modelo en el mercado que ofrezca 344 CV por ese precio? Pues la verdad es que sólo el Ford Mustang, con dos asientos más, ofrece potencia similar a un precio cercano. Veámoslo en detalle.

¿Dónde está la competencia?

Pues estar, está, pero a años luz en cuanto a precio se refiere. Cualquier otro coupé biplaza con una buena dosis de potencia, como el Porsche Cayman, el Jaguar F-Type, el Alfa Romeo 4C o incluso el Audi TTS, cuestan mucho más que el modelo japonés. Sólo el Ford Mustang, de concepto diferente (2+2), puede competir con éste en cuanto a nivel de potencia y precio, aunque es menos deportivo.

Nissan 370Z NISMO prueba
  • Porsche Cayman: 2.7 litros bóxer de seis cilindros y 275 CV = 57.461 euros.
  • Jaguar F-Type: 3.0 litros V6 de 340 CV = 74.836 euros.
  • Alfa Romeo 4C: 1.75 litros de cuatro cilindros y 240 CV = 66.200 euros.
  • Audi TT S: 2.0 litros de cuatro cilindros y 310 CV = 59.540 euros.
  • Ford Mustang: 2.3 litros de 317 CV ó 5.0 litros V8 de 412 CV = 39.500 - 46.500 euros

Entonces, ¿qué opciones existen por un precio similar o inferior? Pues opciones muy a tener en cuenta si preferimos la diversión al volante antes que la potencia bruta. La ligereza es algo que valora mucho el que busca un comportamiento de diez, y de eso saben, por ejemplo, el Mazda MX-5 (desde poco más de 28.000 euros en versión 2.0 de 160 CV) o los Subaru BRZ y Toyota GT 86, que con su motor 2 litros de 200 CV rondan los 31.000 y 32.000 euros, respectivamente.

Presencia NISMO

Aunque es cierto que este modelo se ve habitualmente por la calle, el Nissan 370Z tampoco es el coupé más popular en nuestro país. Si a esto le sumamos que nuestra unidad se trata de la versión NISMO, con llamativas llantas de 19 pulgadas en color negro, grandes salidas de escape, un nuevo alerón y un color Rojo Sport, atrae un montón de miradas allá por donde pasas. Quizá en un color más discreto pase más desapercibido, si bien los detalles NISMO seguirán siendo de color granate.

Nissan 370Z NISMO prueba

De cualquier manera, no deja de ser un deportivo biplaza de curiosas formas, con lo que las miradas están aseguradas. El paragolpes delantero, los interesantes faros y pilotos (que dibujan formas tipo boomerang), los detalles Z en las aletas (que además hacen las funciones de luz de intermitencia), la llamativa línea de techo que recuerda a su hermano mayor, el GT-R, o las manetas de las puertas en aluminio, son detalles que llaman la atención.

Ya en el habitáculo se nota que no es un 370Z cualquiera, sino uno muy especial. El volante con logotipo Z y marca de color rojo en el centro superior del aro, está tapizado en cuero y alcántara, con éste último material en las zonas de agarre, por lo que resulta muy gustoso al tacto y hace difícil que se nos escurra el aro de las manos. Además, tras él encontramos en posición protagonista el cuentarrevoluciones, que marca hasta 9.000 RPM, aunque el motor no llegue a las 8.000 vueltas.

Además, el pomo de la palanca de cambios está forrado en cuero de tacto gomoso y, si levantamos la mirada, encontramos tres relojes adicionales en el salpicadero, que nos informan de la hora, la temperatura del aceite del motor y el voltaje de la batería. Si bien la mayoría de plásticos son blandos y agradables al tacto, hay zonas (como el túnel central) que son de plástico duro.

Nissan 370Z NISMO prueba
Nissan 370Z NISMO prueba

Mención aparte merecen los asientos Recaro, tipo baquet, tapizados en cuero negro y ante de color rojo. Son regulables longitudinalmente y también ofrecen reglaje para la inclinación del respaldo y la banqueta, aunque su altura no se puede ajustar. Así pues, no es fácil encontrar la postura de conducción ideal, al menos para quien prefiere sentarse lo más bajo posible. A esto hay que sumar que el volante se puede regular en altura pero no en profundidad.

Por último, entrar y salir del habitáculo no es especialmente cómodo, debido a la posición y la forma de los asientos Recaro. Además, el maletero del 370Z no es demasiado grande y tiene unas formas poco convencionales, por lo que el espacio disponible es relativamente escueto.

En cuanto a equipamiento se refiere, este NISMO incluye de serie climatizador automático, asientos Recaro, asistente de arranque en pendiente, sensores de luz y lluvia, faros bi-xenón, sistema de audio de 8 altavoces, cámara de marcha atrás, navegador con pantalla táctil de 7 pulgadas, llave inteligente y arranque sin llave, conectividad Bluetooth, etc...

Divertido, pero no facilón

Al arrancar el motor 3.7 litros V6 atmosférico el escape nos deleita con una nota grave y agradable pero que no resulta demasiado indiscreta. La primera impresión al moverse por ciudad es que el embrague es bastante duro y la caja de cambios resulta tosca a bajas velocidades. Ahora bien, el motor responde bien a bajas vueltas por lo que circular en un entorno urbano no resulta cansado.

Nissan 370Z NISMO prueba

Este V6 ofrece un comportamiento progresivo, opuesto a la explosividad que caracteriza a un motor turbo, pero muy satisfactorio. Da lo mejor de sí en la zona media-alta del cuentavueltas y sube hasta las 7.500 RPM, aunque a partir de 5.000 vueltas tanto el pedal del embrague como la palanca de cambios vibran mucho. De lo que no estamos seguros es de si se trata de un defecto de la unidad probada en concreto. En cualquier caso, si exploramos la zona alta del cuentevueltas, corre y mucho.

Uno de los puntos fuertes de este NISMO es precisamente su caja de cambios manual de seis velocidades (también lo hay automático), que ofrece un tacto mecánico y preciso, junto a unos recorridos cortos. Resulta ideal en conducción deportiva y, además, tenemos la opción de activar el llamado SynchroRev mediante el botón S-Mode junto a la palanca, que hará por nosotros el punta-tacón, dando un golpe de gas en reducciones (y alguno innecesario y esporádico al subir marcha).

Al circular por vías rápidas llama la atención su estabilidad y la buena insonorización del habitáculo, al que sólo llega de forma intensa el sonido del motor, por encima de las 3.000 RPM. A ritmos normales el 370Z NISMO se comporta como cualquier otro turismo, aunque si afrontamos tramos con más ímpetu el control de tracción interviene con frecuencia, sobre todo a la salida de curvas lentas. Con el asfalto mojado o en zonas frías, es factible que la zaga se escape incluso sin buscarlo. Por su parte, el sistema de frenos es potente y, al menos en carretera, no muestra signos de fatiga.

Nissan 370Z NISMO prueba

Acelerar cuando el coche aún no está recto en la salida de una curva supone notar cómo se escapa la trasera, hasta que el testigo del ESP comienza a parpadear como un loco y el coche vuelve a su trayectoria. En caso de llevar desconectadas las ayudas electrónicas, somos nosotros los que deberemos trabajar. Es fácil hacer escapar la trasera, pero también lo es recolocarla, puesto que el chasis tiene una buena puesta a punto, que permite un comportamiento noble y predecible.

Donde peca este V6 es en el apartado de consumos. En ciudad se dispara a los 16 litros con facilidad, aunque también es cierto que en carretera, a ritmos legales, se puede bajar de los 10 litros. En total, durante unos 700 kilómetros de prueba y con algo de autovía, mucha carretera secundaria y un poco de ciudad, el consumo medio marcado por el ordenador de a bordo rondaba los 11 litros a los cien kilómetros.

Como ya hemos comentado mientras hablábamos de sus competidores, el Nissan 370Z NISMO, que si bien es ágil se siente más grande de lo que es, resulta una gran opción para el que quiera una buena ración de potencia, un motor con un sonido muy agradable y un conjunto deportivo, pero para el que valore mucho la agilidad y ligereza, hay mejores opciones, mucho menos potentes pero más baratas.

Nissan 370Z NISMO prueba

Nissan 370Z NISMO: nuestra puntuación

7.1

Diseño exterior7
Diseño interior7
Calidad7
Habitabilidad6
Maletero6
Motor7
Seguridad7
Comportamiento8
Comodidad7
Precio9

A favor

  • Diversión al volante
  • Sonido intenso del motor
  • Cambio manual preciso
  • Interior interesante
  • ESP desconectable

En contra

  • Motricidad limitada
  • Consumo alto
  • Vibraciones embrague/cambio
  • Postura de conducción no ideal
  • Maletero escueto
El Nissan 370Z NISMO es probablemente el mejor coupé del mercado en relación potencia/precio. A esto hay que sumar también el factor de diversión, ya que siendo tracción trasera, permite jugar con la zaga a nuestro antojo, gracias además al ESP totalmente desconectable. Ahora bien, pierde tracción con relativa facilidad en conducción deportiva, así que hay que ser consciente de lo que se tiene entre manos. Su motor V6 atmosférico es bastante progresivo y ofrece un tono de escape más que interesante, sobre todo a partir de 3.000 RPM.

Además del interesante habitáculo, con cuero, alcántara y detalles específicos NISMO (como los relojes adicionales del salpicadero), una de las mejoras cosas del modelo es su caja de cambios manual (algo brusca para ciudad, eso sí), que además incluye una función automática de punta-tacón en reducciones (S-Mode). El consumo es algo elevado, cuesta encontrar una postura de conducción adecuada (el asiento queda alto) y el maletero no es demasiado generoso, pero... ¿se puede tener todo?


 

Nissan 370Z NISMO prueba

Ficha técnica

Versión probada   370Z NISMO
Cilindrada3.696 cm³ Tipo de tracciónTrasera
Bloque motorV6 atmosférico CombustibleGasolina
Potencia máxima (CV @ rpm)344 @ 7.400 RPM Capacidad del depósito72 litros
Par máximo (Nm @ rpm)371 Nm @ 5.200 RPM Consumo urbano15,3 l/100 km
Masa en vacío1.610 kg Consumo extraurbano7,9 l/100 km
Velocidad máxima250 km/h Consumo mixto10,6 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h5,2 segundos Capacidad maletero235 litros
TransmisiónManual 6 marchas Precio45.250 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por Nissan. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Javier Álvarez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos