Compartir
Publicidad

Frankfurt se suma al veto de los coches diésel: en febrero, prohibida la circulación a los no Euro 5 en algunas zonas

Frankfurt se suma al veto de los coches diésel: en febrero, prohibida la circulación a los no Euro 5 en algunas zonas
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En mayo, el máximo tribunal administrativo de Alemania daba carta blanca a las ciudades alemanas para prohibir los coches diésel. Las primeras en hacer efectivas restricciones han sido Hamburgo, Stuttgart y Aquisgrán, y ahora se suma Frankfurt, que prohibirá la circulación de vehículos de gasóleo más antiguos (anteriores a la normativa Euro 5) en algunas de sus calles a partir del próximo mes de febrero.

Así lo ha dictaminado el tribunal administrativo de Wiesbaden, en base a la demanda presentada por la asociación ambiental y de protección al consumidor Deutsche Umwelthilfe (DUH), la cual defendía que la única manera de cumplir con los objetivos medioambientales impuestos por la UE pasaba por el veto al diésel.

Europa exige que no se excedan los niveles de dióxido de nitrógeno en 40 microgramos por metro cúbico, unos márgenes que llevan superándose de forma habitual desde 2010 en Frankfurt, según ha detallado Rolf Hartmann, presidente del tribunal de Wiesbaden. Es por ello, que el juzgado administrativo ha dictado sentencia, afirmando que esta medida es necesaria, siendo la única vía eficaz para rebajar las emisiones de NOx.

En septiembre, también los diésel Euro 5

Diesel 2581317 960 720

De esta manera, se obligará al estado federado de Hessen a garantizar la aplicación de este restricción a los vehículos diésel en Frankfurt que, además, se convierte en la primera ciudad de la región en la que se hace efectiva la prohibición. No obstante, se prevé que otras ciudades de Hessen también puedan sufrir exclusiones similares, ya que la denuncia presentada por la DUH incluía otras tres urbes que no cumplían con los límites de óxidos de nitrógeno exigidos por la UE: Darmstadt, Wiesbaden y Offenbach.

La sentencia estipula que, a partir de febrero de 2019, todos aquellos vehículos de gasóleo que no sean Euro 5 y posteriores (Euro 6, Euro 6B y Euro 6C) tendrán restringido el acceso a varias calles de Frankfurt, mientras que, a partir de septiembre, también se prohibirá la circulación a los diésel tipificados como Euro 5.

Sin embargo, el veto también afectará a automóviles de gasolina más antiguos, en concreto los Euro 1 y Euro 2, que corresponden a modelos fabricados entre 1993 y el año 2000. Por su parte, los diésel Euro 5 incluyen a vehículos de entre 2008 y 2009. De nuevo, el acento se pone sobre el diésel, pese a que algunos motores de gasolina de inyección directa modernos también emiten altas cantidades de NOx y partículas en suspensión, y no han incorporado filtro de partículas hasta la normativa Euro 6C.

Cuatro ciudades alemanas ya han dicho no a los coches de gasóleo

Brandenburger Tor 201939 960 720

A la espera de que que el veto llegue a otras localidades de Hessen, si es que lo hace finalmente, Alemania ya cuenta con cuatro ciudades que han dado el alto a los coches de gasóleo. La primera en hacerlo fue Hamburgo, justo después de que el gobierno alemán diese carta blanca a las administraciones para prohibir el diésel.

La que es la segunda ciudad más grande de Alemania, sólo ha restringido el acceso, por el momento, a dos de sus vías más transitadas, Max-Brauer-Allee y Stresemannstrasse, aplicando la consiguiente sanción económica a quien no cumpla la nueva normativa. La restricción afecta a cualquier diésel que no sea Euro 6.

Hamburg 2255755 960 720

Por su parte, en Stuttgart se ha aprobado que, para 2019, los vehículos diésel por debajo de la normativa Euro 5 no tengan acceso a algunas de sus calles, aunque se contempla que, para enero de 2020, tampoco podrán circular los Euro 5. El no al diésel sigue su curso, tras años de bonanza de los coches de gasóleo, siendo los más vendidos en Europa hasta hace poco.

Alemania ha sido el primer país en hacer efectivo esta prohibición, aunque hay otras ciudades europeas que ya se están planteando impedir la circulación a vehículos diésel: lo ha hecho Roma, así como las islas Baleares.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio