Compartir
Publicidad

Stuttgart, corazón de la industria automotriz alemana, vetará los coches diésel más antiguos en 2019

Stuttgart, corazón de la industria automotriz alemana, vetará los coches diésel más antiguos en 2019
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Stuttgart, el hogar de Daimler, Porsche y Robert Bosch ya tiene fecha para prohibir los motores diésel más antiguos en el centro urbano; esto es, los Euro 4 e inferiores. Será en 2019 y tratará de evitar una ampliación de la prohibición también a aquellos que cumplan con las normas de emisiones Euro 5 a base de medidas encaminadas a mejorar la calidad del aire.

Las ciudades alemanas ya tienen carta blanca para prohibir la circulación de los coches diésel a raíz de un fallo histórico que ha terminado por enterrar la reputación de esta tecnología.

Stuttgart sigue la estela de Hamburgo

Diesel 2581317 960 720

Si para mediados de 2019 las medidas que Stuttgart ha tomado para mejorar la calidad del aire no hacen disminuir los niveles de NOx dentro de los límites legales, la prohibición podría ampliarse al diésel Euro 5 en enero de 2020, según ha declarado el ministerio de Baden-Wuerttemberg.

Sin embargo, como en toda medida restrictiva de este tipo, se establecen algunas excepciones para residentes o para profesionales como electricistas o fontaneros que utilizan el coche para trabajar.

Según informa Deutsche Welle, la medida ha sido acordada por el Gobierno local integrado por Verdes y conservadores de la canciller alemana Angela Merkel.

En cuanto al paquete de medidas destinado a evitar más prohibiciones, se está impulsando la reducción de los precios de los billetes del transporte público y la puesta en circulación de coches eléctricos.

Stuttgart sigue así la estela de Hamburgo, que se convirtió en mayo en la primera ciudad alemana en prohibir la circulación de coches diésel anteriores a la norma Euro 6. Por el momento solo se han aplicado las restricciones en dos vías, Max-Brauer-Allee y Stresemannstrasse, con sanción económica para los que no la cumplan.

Decenas de ciudades alemanas, incluidas Hamburgo, Munich y Stuttgart, superan los límites de la Unión Europea sobre NOx, que se sabe que causa enfermedades respiratorias. Claro que no todo es culpa del diésel.

Stuttgart, junto a Múnich, encabeza desde hace años la lista de ciudades más contaminadas del país, según la Oficina Federal alemana de Medio Ambiente.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio