La falta de microchips sigue haciendo estragos: Stellantis Vigo para la producción esta semana tras anunciar más de 700 despidos

La falta de microchips sigue haciendo estragos: Stellantis Vigo para la producción esta semana tras anunciar más de 700 despidos
7 comentarios

La factoría de Stelllantis Vigo vuelve a suspender su actividad esta semana de forma intermitente por falta de aprovisionamiento de microchips y así supera ya los cincuenta días de parones este año.

En concreto, la dirección ha informado de la suspensión del cuarto turno del sistema 1, (el que monta el Peugeot 2008, o el C-Elysée) desde el lunes y en todos los turnos de ese mismo sistema para el martes y el miércoles.

La noticia llega apenas un mes después de que la dirección de la fábrica diera a conocer su decisión de prescindir de entre 700 y 900 trabajadores eventuales del turno de fin de semana, encargados de montar furgonetas y monovolúmenes en el sistema 2 de producción.

Con la mirada puesta en el futuro de la factoría

Fabrica

Las paradas en la factoría de Stellantis en Vigo, como en el resto de las fábricas españolas en lo que va de año, han sido habituales los últimos meses. Actualmente, la plantilla sigue afectada por un ERTE que se aprobó a finales de marzo pasado y el director de la fábrica, Ignacio Bueno, admitió que se tendrá que negociar otro de cara a 2022 “con toda seguridad”.

Ya son varios los sindicatos, entre ellos el Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT) que aglutina a trabajadores de las factorías de Stellantis Vigo, Ford, Mercedes-Benz, Stellantis Zaragoza -situada en Figueruelas-, Renault España y Volkswagen Navarra, los que, en busca de soluciones de cara al futuro han celebrado las primeras jornadas intersindicales de trabajadores del sector de la automoción en Zaragoza.

Por el momento, han acordado solicitar una entrevista con la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, para exponer las condiciones en las que se está desarrollando el trabajo en la mayoría de las factorías españolas del sector del automóvil, en busca de soluciones.

Según apuntan, los principales problemas a abordar son la contratación precaria existente y los constantes paros en la producción, junto a los despidos, que provocan un aumento significativo de carga de trabajo para el resto de plantillas.

A la espera de la respuesta del Gobierno, Stellantis Vigo y sus aproximadamente 120 proveedores gallegos, tienen un plan para invertir 1.300 millones de euros en tres años y garantizar así la asignación de nuevos modelos y el futuro del sector más allá del 2026: año en el que vencerá el tiempo estimado de vida útil de los modelos que fabrican actualmente como son el Peugeot 2008 y la gama de vehículos comerciales Citroën, Peugeot, Opel, Toyota y Fiat a partir del próximo año.

Su objetivo es entrar en las ayudas del PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado, que es la única vía de acceso al reparto de 3.000 millones de euros de los fondos Next Generation que el Ejecutivo ha anunciado que dedicará a la industria española del automóvil.

Sin embargo, para poder acceder a estas ayudas es necesario que los proyectos cumplan una serie de requisitos. Entre ellos, la producción de baterías para coches eléctricos. El plan gallego, denominado “Autoáncora” no lo prevé, ya que Stellantis tiene su propio consorcio productor de este tipo de componentes (grupo Total) y para Europa las montará en Francia, Alemania e Italia.

En este sentido, según recoge la Voz de Galicia, la multinacional francoitaliana ya le ha expuesto su plan al Gobierno y ha solicitado al Ministerio de Industria que modifique las bases de concurrencia al PERTE, puesto que para poder acceder a las ayudas se deberán poner de acuerdo al menos un fabricante de baterías, uno de automóviles y uno de componentes. Así, estos criterios responden a la necesidad de que los proyectos incluyan todos los elementos de la cadena de valor.

Por el momento, solo el Grupo Volkswagen a través de SEAT ha presentado un proyecto que reúne todos los requisitos requeridos, y no parece que el secretario de Industria, Raúl Blanco, prevea cambios en la redacción de las bases de acceso al PERTE.

En Motorpasión | La industria está matando el coche urbano: por qué cada vez vemos menos SEAT Ibiza y Renault Clio nuevos

Temas
Inicio