Publicidad

La DGT habla sobre la nueva normalidad y pide menos coches y más transporte público

La DGT habla sobre la nueva normalidad y pide menos coches y más transporte público
9 comentarios

Equilibrio entre la actividad económica y la sostenibilidad. Es el objetivo que persigue la DGT a pocos días de que termine el estado de alarma y se levanten las restricciones a la movilidad que solo un instrumento como ese es capaz de restringir.

El día 21 de junio volverá la libre circulación en toda España (Aunque Cataluña o Galicia ya la han estrenado), y desde la DGT hacen un llamamiento a empresas, administraciones y ciudadanos para evitar volver a un escenario pre-COVID19 de atascos, ruido y contaminación: "El reto de las ciudades es aplanar la demanda de transporte público y privado en horas punta", ha dicho el director de Departamento de Tráfico, Pere Navarro.

Comienza a incrementarse la intensidad circulatoria

Pere Navarro Pere Navarro, director de la DGT.

Entre los escenarios que la DGT quiere descartar se encuentra el del trasvase de usuarios del transporte público al vehículo privado, a pesar de que todos los pronósticos apuntan a que así será.

En concreto, se propone aumentar la ocupación de los coches en al menos dos personas, extender el teletrabajo en el sector público y privado así como la flexibilización del horario laboral y evitar las horas punta. Medidas que hasta ahora eran minoritarias y que han demostrado ser eficaces para reducir los niveles de contaminación.

"Si algo positivo se puede extraer de la pandemia del Coronavirus es que las ciudades pueden ser más humanas, más sostenibles y más limpias y que una vuelta a la congestión, al tráfico y a la contaminación sólo nos puede suponer como sociedad más enfermedades y a largo plazo más muertes", ha explicado Navarro.

El miedo al contagio ha hecho que el uso del transporte público como opción para los desplazamientos durante el estado de alarma fuera minoritario, mientras que la demanda de combustible se ha ido recuperando a nivel mundial a medida que se avanza hacia el final del túnel.

De hecho, pese a que todavía no hemos alcanzado los desplazamientos que se estaban produciendo antes de la pandemia, la intensidad circulatoria de accesos a ciudades y los movimientos urbanos se han ido incrementando de forma progresiva.

Según datos de la DGT, durante la fase más aguda del confinamiento, los accesos a las grandes urbes registraron un descenso de un 78 % y los movimientos urbanos en las principales ciudades un -80 %. Ahora estos porcentajes se van recuperando, aunque a un ritmo bajo.

En esta tesitura, la DGT ha vuelto a destacar la oportunidad que tienen empresas, administraciones y ciudadanos para organizarse e implementar medidas que ayuden a rebajar la hora punta en los transportes para poder cumplir con la distancia social sanitaria, y evitar que se produzca ese aumento del uso del transporte privado en detrimento del público.

En Motorpasión | La seguridad vial desde el Congreso: esto es lo que ocurre cuando se juntan la política y la voz de las víctimas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios