Compartir
Publicidad

Comprar movilidad por un tiempo determinado: así están preparando los fabricantes el fin del coche en propiedad

Comprar movilidad por un tiempo determinado: así están preparando los fabricantes el fin del coche en propiedad
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Movilidad compartida y el fin de la 'propiedad privada'. Estas dos tendencias que hace unos años podrían haber vaticinado el fin de las ventas de la industria automotriz, ahora se perfila como el futuro. El fabricante chino Lynk & Co aterrizó en Europa el año pasado autodefiniéndose como la marca de coches para los que no quieren coches, y en línea con su colega Volvo, apunta a la suscripción más que a la compra.

En Volkswagen también lo tienen claro, y según declaraciones recogidas por El Mundo del responsable de Movilidad de la marca, Christoph Hartung, se trata de un cambio de pensamiento generacional: "la tendencia hacia lo compartido es el futuro".

Pedir un coche a través de una app

Emov Madrid 75 0

Hartung tiene como cometido imaginar y proyectar cómo serán los coches del mañana, aunque a estas alturas ya parece estar muy claro: autónomos, conectados, eléctricos y compartidos. De hecho, la mayor parte del capital de los fabricantes va a parar a desarrollar estas esferas o a formar asociaciones que las hagan posible.

Daimler y BMW han fusionado sus servicios de movilidad DriveNow y car2go para "combinar y expandir" estratégicamente aún más su oferta de movilidad basada en el carsharing, lo que les permitirá disponer de una flota de 20.000 vehículos, presencia en más de 30 ciudades a nivel global y cuatro millones de clientes en todo el mundo.

Estos dos gigantes también se han atrevido con los polémicos servicios de alquiler de coches con conductor o VTC (Mytaxi, Chauffeur Privé, Clever Taxi y Beat), algo que Volkswagen aún no quiere abordar. El fabricante alemán entró hace poco en la esfera del coche compartido con el servicio 'We Share', que se estrenó en Berlín en agosto y se dirige a los no propietarios de coches del consorcio alemán.

Pero según el responsable de Movilidad de Volkswagen, aún no van a ir a por los VTC para respetar el trabajo de los taxistas: "En el ámbito de las VTC han surgido modelos de negocios y empresas particulares que traspasan los límites legales o se aprovechan de vacíos legales. En Volkswagen estamos comprometidos con la integridad y el seguimiento de las reglas y tras estudiar las opciones hemos apostado por los automóviles compartidos, no los VTC", ha declarado Hartung a El Mundo.

Está previsto que 'We Share' entre en funcionamiento en el segundo trimestre de 2019 y partir de 2020 se lanzará en más ciudades de Alemania, Europa y América del Norte. Jürgen Stackmann, responsable de Ventas del Comité Ejecutivo de Volkswagen, asegura que quieren "motivar a los usuarios jóvenes y urbanos para que se pasen a la movilidad eléctrica".

Imagen Volkswagen Lanza El Servicio De Car Sharing Electrico We Share En Berlin

Por su parte, SEAT se hizo a principios de año con el 100% de la participación de la operadora española Respiro, que cuenta actualmente con 15.000 usuarios activos y una facturación de 1,8 millones de euros anuales, cifras que se ampliarán tras la firma de este acuerdo.

También el Grupo PSA se ha hecho con el 100 % de la plataforma de coche compartido emov, que cuenta con más de 200.000 usuarios y un parque de 600 Citröen C-Zero 100 % eléctricos en Madrid y 150 en Lisboa.

Otra tendencia es la de la suscripción, y está dirigida a un público muy concreto: el joven. Marcas como Lynk & Co basan su joven modelo de negocio en cuatro pilares: movilidad compartida, suscripción, conectividad y venta online.

De hecho, presumen de ser la primera marca que incorpora en sus coches el botón de compartir, a través del cual la llave se hace prescindible para que le dejes el coche a quien quieras o permitas que las empresas de reparto te dejen la entrega.

Lynk Co 02 15

¿Significa esto que ya no se comprarán coches? Un estudio que ya abordamos defiende la idea contraria: cuanta más movilidad compartida se le dará un mayor uso a los vehículos. Por lo tanto, se reducirá su vida útil y se producirá una renovación más rápida del parque automovilístico. Pero es solo una teoría.

En cuanto a los vehículos autónomos, en Volkswagen creen que habrá un largo periodo -puede que hasta de 50 años- en que estos coches convivirán con los convencionales. Lo cierto es que ni la legislación, ni la infraestructura ni la propia tecnología están cerca de hacer posible el coche autónomo.

Nos tendremos que conformar con pedir un coche a través de una app.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio