Publicidad

Los cargadores de Volkswagen para coches eléctricos usarán baterías Tesla en Estados Unidos

Los cargadores de Volkswagen para coches eléctricos usarán baterías Tesla en Estados Unidos
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Electrify America, la compañía de puntos de carga para coches eléctricos en Estados Unidos y propiedad de Volkswagen, ha comprado e instalará baterías Tesla Powerpack en más de 100 de esos puntos de carga. Las baterías, que se instalarán a lo largo de 2019, tendrá una capacidad de 350 kWh y otorgarán cargas rápidas de 210 kW.

Las baterías de utilizaran en los puntos de carga para poder abastecer a los usuarios en caso de picos de demanda, entregando la energía acumulada en esos casos y reduciendo así el coste operativo del punto de carga. Las baterías se pueden cargar en los momentos de menor demanda y cuando la tarifa sea la más baja para ser entregada cuando la tarifa sea la más alta.

Cada punto de carga contará con una batería de 350kWh, pero en Elecrify America aseguran que se trata de una instalación modular por lo que se podría aumentar la capacidad en un futuro si fuese necesario. Electrify America prevé tener abiertos 2.800 puntos de carga en Estados Unidos para junio de 2019.

La batalla por el coche eléctrico se ganará con las infraestructuras de carga

A priori puede parece extraño que Tesla acepte vender baterías a Volkswagen, un fabricante que debería irrumpir con fuerza (al menos, esa es su intención) en el segmento de los coches eléctricos. Elon Musk ha despejado esa duda en uno de sus tweet asegurando que los pocos coches eléctricos que llegarán al mercado no son sus rivales, sino los millones de coches de combustión interna que salen de las fabricas cada año.

Excepto que si bien los automóviles Tesla acaparan los titulares -y son los que más ingresos le generan-, también es cierto que son solo una de las vertientes del negocio de Tesla. De hecho, actualmente se da prioridad a las baterías. En los resultados financieros de las compañía de 2018, Tesla desplegó 1,04 GWh en baterías, casi triplicando la cantidad de 2017. Además, prevé aumentar la capacidad de producción de la Gigafactoría de Nevada para alcanzar los 2 GWh en 2019.

En realidad, el hecho de que Volkswagen compre baterías a Tesla es un signo evidente de que los fabricantes deben trabajar juntos para crear las infraestructuras que den soporte y viabilidad al coche eléctrico.

Y es que además del precio todavía elevado de los coches eléctricos, su principal escollo es la falta de infraestructuras de carga rápida. Tesla abrió camino con sus Supercargadores y mostró el camino a seguir para que el coche eléctrico tuviese alguna oportunidad de hacerse un hueco.

Volkswagen coche eléctrico

En Europa, el grupo Volkswagen, Ford, BMW y Daimler se asociaron para crear Ionity, una red de supercargadores que se irá desplegando progresivamente en todo el continente. En Estados Unidos, Electrify America abrirá sus cargadores a todos los vehículos eléctricos, no solamente a los del grupo Volkswagen.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir