El año nuevo traerá un impuesto de matriculación más caro: España comienza a utilizar ya el criterio de la Unión Europea

El año nuevo traerá un impuesto de matriculación más caro: España comienza a utilizar ya el criterio de la Unión Europea
20 comentarios

Este 1 de enero de 2022, comprar un coche nuevo podría ser más caro debido al impuesto de matriculación, que llevaba congelado desde el pasado 1 de julio. Este impuesto se calcula en función de las emisiones de CO₂ homologadas del coche y entró en vigor el pasado 1 de enero de 2021. Sin embargo, ante la caída del mercado, la patronal del sector consiguió que se congelara su aplicación hasta el 1 de enero de 2022.

Técnicamente, el impuesto de matriculación no sube, ni tiene nuevos tramos impositivos. Pero España lleva arrastrando más de dos años una moratoria y luego  una suspensión de aplicación de los actuales ciclos de homologación WLTP.

Así, a partir del día 1 de enero se aplicará de nuevo la normativa comunitaria de medición de consumo y emisiones basadas en el ciclo WLTP, que busca mayor precisión a la hora de determinar las emisiones reales de CO₂ de los vehículos.

El impuesto de matriculación, en España se calcula en base a las emisiones de CO₂ homologadas por cada vehículo, derivadas ellas misma de su consumo. Hasta 2019, las homologaciones se hacían con el desfasado ciclo NEDC y posteriormente pasaron a efectuarse con el más realista ciclo WLTP.

La consecuencia primera fue el aumento de las emisiones homologadas de cada coche. De ahí que en España se pidiera una moratoria para su aplicación efectiva hasta el 1 de enero de 2021.

comprar coche concesionario

La consecuencia es de esa moratoria es que los coches se homologaban con los dos consumos, pero se utilizaba el más permisivo NEDC para calcular las emisiones de CO₂ y el impuesto de matriculación.

Tramos del impuesto de matriculación

concesionario coche nuevo

Recordemos que en España existen cuatro tramos impositivos para el impuesto de matriculación. Y son los siguientes:

  • Emisiones hasta 120 g/km de CO₂: 0%
  • Entre 120 y 160 g/km de CO₂: 4,75%
  • Entre 160 y 200 g/km de CO₂: 9,75%
  • Más de 200 g/km de CO₂: 14,75%

Estos tramos no varían ni tampoco varían los tipos impositivos. Sin embargo, lo que sí varía es la cantidad que se abonará. Los coches cuyas emisiones de CO₂ homologadas bajo el ciclo NEDC los situaban cerca del tramo superior de imposición, con la aplicación efectiva del WLTP para el cálculo del impuesto, se verán gravados con el tipo superior.

En concreto, los coches que homologaban bajo ciclo WLTP menos de 144 g/km de CO₂ estaban exentos del impuesto de matriculación y los que homologaban entre 144 y 192 g/km pagaban un 4,75 %, a los que homologaban entre 192 y 240 g/km se les aplicaba el 9,75 % y los que homologaban más de 240 g/km pagaban un 14,75 %. Y todo porque, de nuevo, se utilizaba para el cálculo el ciclo NEDC, más benévolo con los fabricantes en términos de homologación.

SEAT León

Evidentemente, el cambio es más llamativo en el caso de coches que bajo el antiguo ciclo de homologación estaban exentos del impuesto de matriculación y que bajo el nuevo prisma pasarán a estar gravados con el 4,75 %. Por ejemplo, el SEAT León 1.5 eTSi de 150 CV microhíbrido y con etiqueta ECO estaría exento del impuesto de matriculación a pesar de homologar 132 g/km de CO₂ en ciclo WLTP (en NEDC se queda por debajo de los 120 g/km). Con la aplicación efectiva de la norma, se le aplicará un impuesto de matriculación del 4,75 %.

En el segmento de los coches pequeños, el 77% de los vehículos matriculados en 2020 estuvieron exentos del pago del impuesto bajo la normativa NEDC, cifra que, con la aplicación efectiva del ciclo WLTP, se reduciría al 15%.

Uno de los factores clave a la hora de comprar coche no es tanto su precio final sino la capacidad de acceder económicamente a él y el coste de su mantenimiento.

La gran cantidad de impuestos que ya han de pagar los conductores, unida al aumento de precios de los coches nuevos y las nefastas cifras en la producción, es un cóctel peligroso que vendrá a agravar el contexto de crisis del sector del automóvil motivado por la falta de microchips y que se prevé se prolongue a lo largo del próximo año.

En Motorpasión | El fin de los coches sin etiqueta de la DGT en la ciudad de Madrid comienza en 2022, y esto es lo que necesitas saber

Temas
Inicio