El Gobierno pretende contener la escalada de precios del gas. Solución: atacar al IVA

El Gobierno pretende contener la escalada de precios del gas. Solución: atacar al IVA
8 comentarios

En la línea de los ocho objetivos principales del Plan Nacional de Respuesta al Impacto Económico y Social de la Guerra aprobados por el Ejecutivo el pasado mes de marzo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy en una entrevista con la cadena SER que su partido “va a plantear una rebaja del IVA del gas del 21 % al 5 %”.

Esta medida que se engloba en las denominadas ‘rebajas fiscales selectivas’, creadas según el Gobierno para paliar los elevados precios de la energía que llevan meses asumiendo los consumidores, en principio se llevará a cabo desde el próximo mes de octubre hasta el 31 de diciembre, pero Sánchez apunta a que “podría extenderse a 2023”.

Rebaja con efectos inmediatos hasta finales de este año

El tope al IVA del gas para contener las facturas de los consumidores ahora que empiezan los meses de frío, empezó a sonar hace meses cuando ya se establecieron las líneas a seguir para recortar los beneficios caídos del cielo de las grandes eléctricas, pero entonces se quedó en el aire.

Esta medida prevista “para afrontar la escalada de los precios de la energía y lograr una justicia fiscal” según Sánchez, que tendrá ahora efectos inmediatos, se une al recorte del IVA de la luz del 10 % al 5 % que se aprobó el pasado mes de junio (la segunda rebaja de este impuesto en un año).

La pedían los consumidores y también la oposición liderada por Alberto Núñez Feijóo, y está en la línea de las llevadas a caobo por otros Gobiernos europeos como el de Italia, que ya rebajó el IVA del gas del 22 % al 5 % en octubre del año.

También el de Alemania, que rebajará el IVA del gas al 7 % hasta el próximo 2024 con un coste aproximado de unos 14.000 millones de euros para las arcas públicas, tal y como explicó el propio canciller Olaf Scholz, con quien Sánchez estuvo reunido recientemente para analizar las consecuencias económicas de la guerra entre Rusia y Ucrania y sopesar posibles nuevas conexiones para asegurarse el suministro.

Según Sánchez, el tope al gas impuesto en la llamada “excepción ibérica” ya ha supuesto un ahorro medio en la factura del 15 %, hasta los 1.300 millones de euros en lo que lleva de aplicación. Además ha recalcado que a diferencia de Alemania, el Gobierno “no contempla” recortes en España en el suministro de gas.

En este sentido, ha remarcado que aunque “el contexto es muy incierto, tenemos una situación más segura que otros países”.

En relación al precio de los combustibles, esta medida podría beneficiar también a los consumidores de GNC o GLP que están pagando estos combustibles a máximos históricos desde hace meses. Y es que aunque una rebaja del IVA no siempre se traduce en una bajada de precios en las gasolineras, en este caso sí.

Hemos de recordar que en España los impuestos suponen en torno al 50 % del total del precio del combustible (si sumamos el Impuesto Especial de Hidrocarburos, el IVA y el Impuesto de Ventas Minoristas).

El precio final del combustible se completa con los costes fijos de logística y distribución, que suponen un 12 % del coste total y un 2 % del margen bruto que se queda el mayorista.

A modo de ejemplo, por cada 50 euros de combustible pagamos aproximadamente 18 euros por la materia prima, 25 euros en impuestos, 6 euros por coste de logística y comercialización y un euro del margen bruto para el mayorista.

Temas
Inicio