Este coche eléctrico solar chino es autónomo y no necesita enchufes para recargar sus baterías

Este coche eléctrico solar chino es autónomo y no necesita enchufes para recargar sus baterías
4 comentarios

Un equipo de 42 empresas y tres universidades chinas ha desarrollado un vehículo solar puro llamado "Tianjin" que no se ayuda de combustibles fósiles ni fuentes de energía externas para funcionar y que asegura equipar “un sistema de conducción altamente automatizado” de nivel 4 y superior según los estándares chinos. De hecho, ni siquiera tiene volante.

Este vehículo de cuatro plazas está especialmente diseñado para moverse en espacios cerrados como campus universitarios o empresas, y fue presentado en un congreso de tecnología que se celebra anualmente en China.

El primer 'solar puro y autónomo' de China

En China, un fabricante llamado Hanergy ya presentó en 2016 un vehículo movido por energía solar llamado Solar-R, que aseguraba que era un "coche solar puro".

Pero aunque la característica principal del vehículo era ser uno de los primeros en funcionar gracias a su tecnología de paneles solares integrados, estaba equipado con un paquete de baterías y un convertidor de corriente para que pudiera recargarse en la red eléctrica si fuera necesario.

Ahora, un equipo de la ciudad de Tianjin (Tianjin Wei, que literalmente significa “La balsa del cielo”) ha llevado la movilidad sostenible en China a un nuevo nivel presentando en sociedad a su particular vehículo en la sexta edición del congreso tecnológico “WIC”, enfocado a los avances de tecnologías como la inteligencia artificial y la digitalización.

Y es que sus desarrolladores aseguran haber conseguido crear el primer vehículo solar puro del país asiático que obtiene su autonomía del sol y solo del sol...Y lo habrían conseguido en un tiempo récord de cinco meses.

Lateral
Fuente: CnEVPost

El vehículo solar posee un diseño un tanto peculiar de formas muy cuadradas, que visto de frente podría parecer una especie de evolución extraña y desproporcionada de los primeros BMW i3.

De perfil no da la sensación de ser nada aerodinámico, aunque sí de ser relativamente espacioso para sus características, pues se trata de un coche de hasta cuatro plazas (una delante y hasta tres detrás) y unas cotas de 4,08 m de largo, 1,77 m de ancho y 1,8 m de alto, con una distancia entre ejes de 2,8 m y un peso de 1.020 kg.

En el interior, de lo más minimalista, el volante ha sido sustituido por una pantalla y los mandos por un conjunto reducido de botones que manejan las funciones más básicas (el rojo sería para la detención del vehículo si es necesario en caso de emergencia).

El asiento trasero es en forma de banqueta, y aunque en teoría tiene capacidad para tres ocupantes, parece ideal para albergar a dos.

Interior
Fuente: CnEVPost

Según el medio CnEVPost el SEV chino tiene una superficie de módulos solares de 8,1 m cuadrados (más que el vehículo solar de Lightyear) que se sitúa en el techo, es móvil y “genera un máximo de 7,6 kWh de electricidad al día” siempre que el cielo esté despejado, según sus fabricantes.

Asimismo, el vehículo está equipado con un paquete de baterías con una densidad de energía de 330 Wh/kg -y capacidad que no se ha hecho pública aún-, alcanza una velocidad máxima de 79,2 km/h (49 mph) y tiene una autonomía de unos 74,8 km.

Según sus creadores “cada 100 km recorridos logra una reducción de 25 kg de emisiones de carbono” respecto a un coche convencional.

Si los datos sobre la alimentación del coche se traducen a un consumo medio de unos 15 kWh a los 100 km, supondría que el “Tianjin” podría ser capaz de recuperar unos 50 km de autonomía al día, siempre que los paneles funcionen correctamente y haya radiación suficiente.

En comparación con otros potenciales rivales, esto es algo inferior a lo que promete el coche solar de Aptera, pero superior a los 35 km que promete el Lightyear One, y otros como el Sono Sion, que se queda en 15. Sin embargo, en términos de autonomía, y al ser un vehículo solar puro, “Tianjin” saldría perdiendo.

¿Y en términos de tecnología enfocada a las ayudas a la conducción? Pues según medios locales chinos, "Tianjin” cuenta con 47 sistemas avanzados, “algunos de los cuales están presentes en vehículos de primer nivel en la industria automotriz” y que le otorgan el L4 de conducción autónoma “y superior” en China.

Nivel 4 ‘y superior’ de conducción autónoma

En el debut de "Tianjin”, que va a comenzar una gira por su país natal para ser presentado en sociedad, sus creadores anunciaron que el SEV “tiene capacidad de conducción autónoma L4 y superior” y puede circular automáticamente según una ruta establecida por el sistema.

Hay que recordar que los estándares chinos para clasificar los niveles de conducción autónoma no son exactamente los mismos que los de la Sociedad de Ingenieros de la Automoción o SAE, pero sí muy similares, desde que el pasado 1 de marzo entró en vigor el estándar de clasificación de los niveles de automatización de conducción de vehículos en China (GB/T 40429-2021), para equiparar o acercar los criterios.

Así, en el nivel 4 de conducción autónoma según este estándar, que se define como ‘conducción altamente automatizada’, “el sistema realiza continuamente todas las tareas de conducción dinámica en las condiciones operativas diseñadas e implementa automáticamente una estrategia de riesgo mínimo”, según reza la normativa.

Como en el nivel 4 de automatización de la SAE, esto significa que en el coche solar “Tianjin" el conductor empieza a ser prescindible y el coche reaccionará de la manera correcta siempre y cuando no se ponga en riesgo la seguridad de los ocupantes.

Así, haciendo uso del GPS y de los sensores, en teoría el sistema hará un mapeado en tiempo real de su entorno y sabrá qué es lo que ocurre en cada momento sin que el humano le diga qué es lo que tiene que hacer. Controlará el tráfico y las condiciones circundantes, definirá la mejor ruta -incluso las alternativas- y sabrá responder ante cada situación.

Por el momento no se ha hecho público si el coche entrará a producción o no… y cuándo. Mientras tanto, la carrera por ganar posiciones en el desarrollo de coches solares, sigue su curso. En California, el segundo intento de Aptera de llevar un coche eléctrico solar al mercado podría materializarse de cara a finales de este mismo año.

También se espera que se empiece a fabricar a finales de año la versión final del Lightyear 0, mientras que Sono Motors se acerca en Alemania a la fase de validación de su buque insignia Sion, que tiene como objetivo llegar a producción en 2023.

Temas
Inicio