Publicidad

Stirling Moss, el rey sin corona de la Fórmula 1 que podía ganar con cualquier coche pero perdió con todos
Fórmula1

Stirling Moss, el rey sin corona de la Fórmula 1 que podía ganar con cualquier coche pero perdió con todos

Publicidad

Publicidad

Diez puntos. Esa es la diferencia que separó a Stirling Moss de ser un reconocido tricampeón del mundo de Fórmula 1 a ser el rey sin corona de la categoría. El triste Domingo de Resurrección de 2020 fue aún más triste porque se marchó uno de los mejores pilotos de la historia de la Fórmula 1, Stirling Moss.

Moss corrió en una época en la que no se solía sobrevivir, los años 50. Junto a Juan Manuel Fangio, su gran rival, fue uno de los pocos que pudo contarlo. Seguramente ésa fue su gran victoria. Por distancias pírricas, a veces por simples caprichos del destino, Moss se retiró sin ganar ningún mundial de Fórmula 1.

Stirling Moss es el único piloto que ha ganado carreras con cinco equipos diferentes

Sitrling Moss

Con permiso de Jim Clark, Nigel Mansell y Fernando Alonso, seguramente Stirling Moss sea el piloto con el palmarés más escueto de la historia en relación a sus méritos. Dicho de otro modo, el que más veces perdió títulos que merecía ganar. Cuatro subcampeonatos consecutivos entre 1955 y 1958 y otras tres terceras posiciones entre 1959 y 1961 le contemplan.

En total, fueron siete temporadas consecutivas en las que Moss estuvo a punto de ganar. Rozando ser campeón del mundo, pero sin conseguirlo. El mito del automovilismo británico pilotó para Cooper, Mercedes, Maserati, Lotus y Vanwall, y con todos ellos ganó al menos una carrera. Es el único piloto de la historia que ganó al menos un Gran Premio con cinco equipos diferentes.

Stirling Moss

En 1955 fue el escudero de Fangio en Mercedes y allí cayó el primer subcampeonato. Muchos dicen que ese fue precisamente su gran error, el de coincidir en el tiempo con el mítico Fangio. Sin él, probablemente la historia y los números dirían otra cosa bien distinta de Stirling Moss. En 1958, con Fangio retirado, parecía que podía ser su gran año, pero lo que pasó le define perfectamente.

Perdió el mundial por solo un punto contra Mike Hawthorn, el piloto de Ferrari. Ese año, Moss ganó cuatro de las once carreras del mundial, Hawthorn solo una. Y no sin polémica. El de Ferrari ganó en Francia por delante de Moss y después fue descalificado de la carrera. Hawthorn y su equipo presentaron alegaciones para ser readmitidos, Moss las apoyó y finalmente le devolvieron la victoria. Era otra época.

Hawthorn Moss F1 1958

Moss perdió ese mundial por un punto, pero ya había perdido por solo tres el de 1956, y perdería por seis el de la siguiente temporada. En total, diez u once puntos que separan a un tricampeón de un rey sin corona. Muchos defienden que es Gilles Villeneuve el mejor piloto que ha corrido en Fórmula 1 sin ganar un mundial, pero Moss tiene algo que decir al respecto.

Por ejemplo que, pese a correr en una época en la que se disputaban muchos menos Grandes Premios, Moss sigue siendo el piloto que más carreras ha ganado sin ser campeón del mundo. 16 victorias en 66 carreras. Jack Brabham solo ganó catorce Grandes Premios y es tricampeón del mundo de Fórmula 1.

Hamilton Moss F1

Moss se retiró con un 25% de efectividad. Es decir, de cada cuatro carreras que disputaba, ganaba una. Y eso compitiendo con un coloso como Fangio, que ganaba casi la mitad. Además de 'El Chueco, los únicos pilotos de la historia con mejor porcentaje que Moss son Michael Schumacher, Lewis Hamilton, Ayrton Senna, Alain Prost, Jackie Stewart, Jim Clark y Alberto Ascari. Los de su estirpe.

En su legado quedan hitos como el de ser el primer piloto en ganar una carrera de Fórmula 1 con un coche con motor trasero, el Cooper Climax de 1958, o el de haber conseguido la primera victoria de la mítica escudería Lotus. También el de piloto con más subcampeonatos de la historia, cuatro, empatado con Alain Prost.

Moss Lotus F1

Con solo 32 años, aún muy joven, decidió poner punto y final a su carrera. En 1960 se había roto las dos piernas en un accidente, y en 1962 llegó a estar durante varias semanas en coma por un accidente que además le causó serias lesiones cervicales. Aunque se recuperó para poder volver a correr, decidió no hacerlo.

Ése fue el gran triunfo de su carrera. Sobrevivir, y llegar hasta 2020, en una época en la que muchos de sus rivales y amigos quedaron por el camino. Alberto Ascari, Jim Clark, Mike Hawthorn, Peter Collins, Nino Farina, Bruce McLaren, Wolfgang von Trips y otros muchos corrieron contra Moss y no pudieron volver a casa para contarlo. Sir Stirling nos relató durante décadas cómo era aquella Fórmula 1 salvaje en la que convivió con todos ellos.

En Motorpasión | Audi quattro: así nació y se ganó la fama el icono alemán que popularizó la tracción total quattro | Renault Safrane Biturbo, o cuando Renault recurrió al tuning para enfrentarse a BMW y Mercedes... y le salió mal

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios