Publicidad

El McLaren de Carlos Sainz ya asusta a Red Bull y Newey lo reconoce: "Han dado un paso muy grande"

El McLaren de Carlos Sainz ya asusta a Red Bull y Newey lo reconoce: "Han dado un paso muy grande"
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Después de tan solo dos carreras de la temporada 2019 algunos ya se atreven a asegurar que McLaren está de vuelta. Y eso que los resultados en Australia y Baréin no han sido los más positivos, con solo ocho puntos en el casillero, todos de Lando Norris en Sakhir, pero el ritmo de carrera invita al optimismo.

En McLaren han entendido que en la Fórmula 1 híbrida es necesario tener velocidad punta, aunque sea a costa de sacrificar carga aerodinámica. Así lo han aplicado al MCL34 y los resultados están siendo alentadores. Tanto es así que Carlos Sainz iba lanzado a por el podio en Baréin y solo un accidente con Max Verstappen lo impidió.

China, la prueba del algodón

Carlos Sainz Test Barein Formula1

Pese a que en Sakhir fue Red Bull quien se salió con la suya, la marca de bebidas energéticas comienza a tener la mosca tras la oreja con McLaren. Así lo explicaba Adrian Newey, mítico ingeniero jefe del equipo, que aseguraba que "McLaren ha dado un gran paso adelante, han hecho un buen coche".

Esto concuerda con las imágenes que vimos en la parrilla de Baréin, cuando Newey pasó varios minutos observando con detenimiento los coches de Carlos Sainz y Lando Norris. Eso sí, Adrian Newey rebaja las expectativas de su antiguo equipo y afirma que "es improbable que ganen este año, pero deberían tener una campaña mejor que la pasada".

Carlos Sainz Barein Formula1

En cualquier caso, en McLaren prefieren ser cautos y llegan con precaución al Gran Premio de China. Los de Woking se toman la carrera 1.000 de la historia de la Fórmula 1 como una prueba de fuego: el coche fue bien en un circuito revirado como Albert Park y en uno de carga trasera como Sakhir, si también va bien en Shanghái, de carga delantera, podrán ser optimistas todo el año.

El propio Carlos Sainz explicaba que "es un Gran Premio importante, porque es un circuito muy diferente al de Baréin". Sobre las características de China, el piloto español afirmaba que "necesitas que el coche sea ágil, que puedas tener mucha carga en curva rápida. Si conseguimos ir bien aquí será un gran paso adelante para el equipo, porque serán tres tipos de circuitos donde el coche se comporta decentemente".

Carlos Sainz Australia Formula1

No obstante, nadie espera en McLaren estar al nivel de Red Bull, al menos de momento. Tienen claro que Baréin fue un circuito muy malo para el equipo austriaco y muy bueno para ellos. La aspiración real de McLaren para este Gran Premio, y para esta temporada, es consolidarse como el cuarto mejor equipo de la Fórmula 1.

McLaren acumula ya en 2019 las mismas clasificaciones para la Q3 que en todo el año 2018, y podrían ser más de no haber mediado Robert Kubica con un pinchazo en la clasificación de Australia. En cuanto a los puntos, a McLaren se le han ido escapando los resultados, bien por las averías y accidentes de Sainz o por los problemas para adelantar de Norris en Australia. Por eso en China la premisa es sumar.

Fernando Alonso se deshace en elogios a Newey

Adrian Newey Redbull

Precisamente el propio Adrian Newey lanzó hace unos días su autobiografía en castellano y fue Fernando Alonso el encargado de hacer el prólogo del libro. El asturiano, que anda probando su nuevo coche para la Indy 500, cuenta cómo recibió la noticia de que Newey abandonaba McLaren poco después de su primer fichaje por el equipo, en 2007. "Me dijeron que no me preocupase, pero cinco años después todos estábamos preocupados", afirma Alonso.

Adrian Newey quizá es el gran artífice de que Fernando Alonso no pudiese ser campeón del mundo con Ferrari gracias a sus diseños, los invencibles Red Bull que hicieron tetracampeón a Sebastian Vettel. En los cuatro títulos conseguidos por Newey en Red Bull, Alonso fue subcampeón en tres de ellos, perdiendo algunos por una cantidad ínfima de puntos.

Fernando Alonso Carlos Sainz Mclaren Formula1

Por eso el asturiano dice resignado en su prólogo: "la de veces que escuché en una reunión que ya habían entendido cómo y por qué Adrian había hecho esto o aquello, y la de veces que al intentar replicarlo, el resultado era, desgraciadamente, distinto a lo esperado…", afirma Alonso en referencia a sus años en Ferrari.

A pesar de todo, la relación entre ambos siempre ha sido de respeto y admiración, como demuestra el hecho de que Newey fuese el gran valedor del fichaje frustrado de Alonso por Red Bull. El asturiano cuenta que "tras 2007, estuve en la fábrica de Red Bull hablando con Newey, hablando de la posibilidad de correr juntos en 2008. Fue la última vez que estuvimos a punto de trabajar juntos, aunque eso será materia de otro libro, el mío".

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir