Compartir
Publicidad
La Fórmula 1 se hace milenaria en China: así ha sido este viaje de 1.000 carreras y 69 años de evolución
Fórmula1

La Fórmula 1 se hace milenaria en China: así ha sido este viaje de 1.000 carreras y 69 años de evolución

Publicidad
Publicidad

La Fórmula 1 llega a China de celebración. La máxima categoría del automovilismo disputará en Shanghái su carrera número 1.000 y se espera que se aproveche la ocasión para convertir el Gran Premio asiático en un homenaje a la legendaria trayectoria de esa señora de 69 años llamada la Fórmula 1.

1.000 carreras plagadas de héroes, de pilotos legendarios, de drama y de triunfo. De grandes marcas y constructores conviviendo con equipo humildes y garagistas. Pero sobre todo 1.000 carreras de pura evolución de la automoción en la que la Fórmula 1 ha sido la punta de lanza del desarrollo automovilístico. Estas son las otras carreras redondas de la historia de la Fórmula 1.

Carrera 1. Gran Premio de Gran Bretaña 1950

Farina Formula1 Silverstone 1950

Todavía no se sabía muy bien qué era lo que se estaba estrenando esa tarde en Silverstone, pero 25 pilotos se dieron cita en el trazado inglés para disputar la primera carrera de la historia de la Fórmula 1. Arrasó Alfa Romeo, con triplete en el podio y victoria de Giuseppe Farina, quien a la postre se convertiría en el primer campeón del mundo de la historia.

El motor que utilizó fue el Alfa Romeo 158 diseñado en 1935 y que únicamente desarrollaba 370 CV de potencia a 8.500 rpm. Tenía ocho cilindros en línea y capacidad para 1.479 cc. En cuanto al chasis, se trataba de un pesado armatoste de hierro con dos metros y medio de distancia entre ejes. El Alfetta pesaba 710 kilos y podía alcanzar hasta los 305 km/h.

Carrera 100. Gran Premio de Alemania 1961

Stirling Moss Formula1 Nurburgring

El lluvioso Gran Premio de Alemania de 1961 en el circuito de Nurburgring supuso la carrera 100 de la historia de la Fórmula 1, y a su vez la última victoria de Stirling Moss, el gran campeón sin corona. El británico se impuso con su Lotus Climax a los dos Ferrari con más de 20 segundos de ventaja, aunque los italianos fueron el coche dominante de la temporada.

Lotus estrenaba esa temporada el nuevo motor de Climax, un V8 a 90º de 1.493 cc que terminaría acabando con la hegemonía de los propulsores de Ferrari. El modelo del chasis fue el Lotus 18/21 diseñado por el legendario Colin Chapman, quien estaba comenzando a poner las primeras piedras para dominar la década de los 60 con Jim Clark.

Carrera 200. Gran Premio de Mónaco 1971

Stewart Monaco Tyrrell Formula1

El escenario más glamuroso del mundial, Mónaco, fue el encargado de acoger la carrera 200 de la historia de la Fórmula 1. Jackie Stewart se llevó la victoria a los mandos de un Tyrrell con 25 segundos de ventaja sobre Ronnie Peterson, quien consiguió ese día el primer podio de toda su carrera deportiva.

Tyrrell por entonces montaba un motor Ford Cosworth que estaba revolucionando la Fórmula 1. En 1971 el propulsor británico era capaz de desarrollar hasta 450 CV a 10.800 rpm y tenía una cilindrada de 2.993 cc. Un motor revolucionario y perfectamente adaptado al chasis Tyrrell 003 que terminaría en título mundial para Stewart esa misma temporada.

Carrera 300. Gran Premio de Sudáfrica 1978

Ronnie Peterson Formula1 1978 Sudafrica

Los calendarios se iban alargando y pasaba menos tiempo entre las carreras redondas. Ronnie Peterson ya ganaba carrera y se llevó el triunfo en Kyalami. Este fin de semana también debutaba en Fórmula 1 un futuro campeón y padre de campeón, Keke Rosberg, y Niki Lauda consiguió su última pole position en la categoría.

Ford Cosworth seguía siendo el motor dominante en la categoría, esta vez sobre el chasis Lotus 78, con Colin Chapman ya en la dirección técnica. El motor Cosworth seguía progresando y ya entregaba 475 CV a 11.000 rpm. Un propulsor tan poderoso que no se jubilaría hasta ya entrada la década de los 80.

Carrera 400. Gran Premio de Austria 1984

Niki Lauda Formula1 Austria 1984

Niki Lauda llevaba seis años sin hacer poles pero seguía ganando carreras. En casa, en el Österreichring, el piloto austriaco se llevaba la victoria y daba un paso más hacia su tercer campeonato del mundo. Lauda acababa de regresar a la Fórmula 1 tras su retiro y pilotaba un McLaren que iba a dominar los siguientes diez años.

Aunque en Woking todavía no utilizaban los motores de Honda y estaban usando los que Porsche les fabricaba en exclusividad. Un propulsor turbo V6 a 90º de 1,5 litros que dejó en la cuneta al Ford Cosworth. El motor de Porsche desarrollaba 750 CV de potencia a 12.000 rpm y tenía una cilindrada de 1.496 cc. El chasis era el mítico MP4/2 con el que McLaren inició su saga triunfal de monoplazas. Este coche fue el primero que incorporó los frenos de carbono, que redujeron la distancia de frenado en más de un 40%.

Carrera 500. Gran Premio de Australia 1990

Nelson Piquet Formula1 Australia 1990

La carrera que pudo ser y no fue. La prueba 500 de la historia de la Fórmula 1 fue la última de la temporada 1990 y estaba llamada a ser la resolución del duelo entre Ayrton Senna (McLaren) y Alain Prost (Ferrari). Sin embargo el brasileño sentenció el título la semana antes en Suzuka después de chocar a propósito contra su enemigo, por lo que la carrera de Australia no tuvo nada en juego.

Nelson Piquet ganó con un Benetton con motor Ford Cosworth que ni mucho menos era el coche más avanzado y representativo de la época. Piquet aprovechó una avería de Senna para hacer triunfar un propulsor que había perdido posiciones desde su época dorada, aunque seguía desarrollando 660 CV a 12.000 rpm.

Carrera 600. Gran Premio de Argentina 1997

Jacques Villeneuve Argentina Formula1 1997

1997 sería en cierto modo el canto del cisne de Williams, que ganaría su último mundial hasta la fecha esa misma temporada. En Argentina, en la carrera 600, ganó Jacques Villeneuve, dando un paso más hacia el que sería su primer y único título de campeón del mundo. El canadiense se impuso por menos de un segundo sobre el Ferrari de Eddie Irvine.

Williams dominaba la Fórmula 1 con mano de hierro gracias a su FW19, una máquina heredera de todas las virtudes aerodinámicas de sus antecesores, diseñados todos por Adrian Newey. En cuanto al motor, se trataba de un Renault V10 a 71º capaz de desarrollar 755 CV de potencia a 14.600 rpm. Estaba fabricado de aluminio y su cilindrada se iba a los 3.000 cc.

Carrera 700. Gran Premio de Brasil 2003

Giancarlo Fisichella Brasil Formula1 2003

Quizás una de las carreras más caóticas de la historia de la Fórmula 1. Giancarlo Fisichella ganó con un Jordan motorizado por Ford Cosworth, el cual era uno de los peores coches de la parrilla. Fernando Alonso terminó en el podio por segunda vez en su vida, pero no pudo subir a recoger su trofeo porque sufrió un accidente que obligó a detener la carrera y trasladarlo al hospital.

Ford Cosworth estaba ya en franca decadencia y conseguiría de carambola su última victoria en la Fórmula 1. Su motor, el CR-3, es un V10 capaz de desarrollar 805 CV de potencia a 17.500 rpm, en una época en la que se especulaba con que el motor BMW de los Williams podría estar cerca de los 1.000 CV.

Carrera 800. Gran Premio de Singapur 2008

Fernando Alonso Singapur Formula1 2008

El Gran Premio de Singapur de 2008 fue la carrera 800 de la Fórmula 1 y también el primer Gran Premio nocturno de la historia, pero no es recordado por nada de eso. Fernando Alonso consiguió su victoria más polémica remontando desde la decimoquinta posición gracias a una discutible estrategia del equipo Renault, que ordenó a estrellarse a Nelsinho Piquet.

El Renault no era ni mucho menos el coche dominador de esa época, aunque en manos de Alonso había ganando el mundial dos años antes. Su chasis, el R28, estaba muy lejos del rendimiento del R25 o R26, y su motor, el RS27, era un V8 a 90º que generaba 750 CV de potencia. También aquí Renault se había descolgado de Ferrari y Mercedes.

Carrera 900. Gran Premio de Baréin 2014

Lewis Hamilton Bahrein Formula1 2014

La carrera 900 de la Fórmula 1 también fue nocturna, y también tuvo sus dosis de polémica. Supuso el inicio de la rivalidad entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg, que lucharon con sus Mercedes por la victoria hasta la última curva. El triunfo finalmente fue del británico, que acabaría siendo campeón del mundo esa misma temporada.

2014 fue el primer año de la era híbrida de la Fórmula 1 y la importancia del motor se volvió crucial. Ahí Mercedes arrasó a la competencia con un V6 turbo equipado con un sistema eléctrico de recuperación de energía. Por entonces el Mercedes podía llegar a los 600 CV a través del sistema de combustión, más otros 160 adicionales de la parte eléctrica.

Carrera 1.000. Gran Premio de China 2019

Leclerc Formula1 Carrera 1000

No sabemos quien ganará la carrera número 1.000, pero la tecnología ha evolucionado mucho en tan solo cinco años. Los datos del motor Mercedes de 2014 son irrisorios si los comparamos con los 990 CV que se estima que estarían alcanzando actualmente tanto Ferrari como el propio Mercedes.

Si se mantiene este ritmo de carreras anuales, para finales de 2023 o principios de 2024 podríamos tener la carrera 1.100 de la historia, con nuevos pilotos, nuevos coches y un nuevo reglamento técnico que dirija a la Fórmula 1 por los caminos del avances y el progreso de la automoción. Pero esa queda muy lejos, ahora veamos que nos depara el Gran Premio número 1.000.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio