Publicidad

Más velocidad punta y menos aerodinámica, la clave del regreso de McLaren a la élite de la Fórmula 1 en 2019

Más velocidad punta y menos aerodinámica, la clave del regreso de McLaren a la élite de la Fórmula 1 en 2019
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Que McLaren ha mejorado mucho en la temporada 2019 es algo más que evidente. Bastaría con ver las 61 milésimas que separaron a Carlos Sainz de Max Verstappen en la clasificación del sábado del Gran Premio de Baréin. También los ataque del madrileño a Verstappen durante la carrera, que le pudieron costar a Sainz su primer podio, son buena prueba de ello.

El McLaren está en la batalla, parece consolidado entre el tercer y el quinto mejor equipo de la parrilla, a la misma altura que Haas y Red Bull, lo que otorga una posición que, a priori, debería permitirte puntuar en todas las carreras. Sin embargo, la sorpresa es por donde viene la mejora de McLaren. En la Fórmula 1 híbrida es el motor lo que manda y en Woking, seis temporadas después, parece que ya se han dado cuenta.

Más Q3 en dos carreras de 2019 que en todo 2018

Carlos Sainz Barein

Si un culpable había de la crisis de McLaren a mitad de esta era híbrida de la Fórmula 1 ese era Honda. Los motores japoneses no daban al virtuoso chasis de Woking la potencia suficiente para estar arriba, y por eso cuando en 2018 se llevó a cabo la sustitución de los motores Honda por los Renault, que ya ganaban carreras con Red Bull, el optimismo inundó McLaren.

Sin embargo 2018 fue la peor temporada de toda la era híbrida, lo que hizo reflexionar a McLaren acerca de la idoneidad de su filosofía aerodinámica. El resultado ha sido un cambio radical que ha reducido el drag y ha permitido que veamos a los McLaren en un lugar inaudito: en la parte alta de la lista de velocidades punta.

Mclaren Australia 2019

Ya en Australia vimos como Carlos Sainz se quedaba durante la clasificación a 1,7 km/h de la máxima velocidad punta, marcada por el Racing Point de Sergio Pérez. Pero la tendencia se confirmó en un circuito mucho más usual como el de Sakhir: el McLaren fue el único coche que mejoró su velocidad punta en los tres sectores del trazado de Baréin.

El McLaren fue el coche más veloz en el tercer sector y solo fue superado por Ferrari en el primero y por Alfa Romeo en el segundo. En total, el MCL34 mejoró en Baréin en casi 12 km/h con respecto a su antecesor. Y todo esto con un motor Renault, que según las últimas informaciones es el menos potente de la parrilla, incluso por debajo del Honda.

Lando Norris Sakhir

De hecho ningún motor de la parrilla estaría todavía en los 1.000 caballos de potencia. Las estimaciones que rondan por el paddock es que Ferrari y Mercedes estarían empatados en los 990, mientras que Honda habría conseguido evolucionar ya hasta los 952 caballos de potencia. En última posición, no demasiado lejos, aparece Renault con 945.

¿Entonces como hace McLaren para marcar las mayores velocidades punta? Después de ver el fiasco de 2018, y que sus coches seguían sin ir rápidos en las rectas, decidieron cambiar por completo su filosofía aerodinámica y reducir la resistencia al aire. Para ello se cargaron la aleta de tiburón, aumentaron la distancia entre ejes y redujeron el ángulo de inclinación del coche.

Mclaren Albert Park

El resultado es el que vemos. El McLaren no solo va más rápido en recta, sino que consigue mejores resultados. En dos carreras de 2019 ya han conseguido entrar en la Q3 las mismas veces que en toda la temporada pasada, y en Baréin incluso metieron a los dos monoplazas entre los diez mejores de la clasificación, algo que no pasaba desde Malasia en 2017.

La única pega, la fiabilidad. En una Fórmula 1 en la que está reglado que tienes que acabar toda la temporada con solo tres propulsores, Carlos Sainz ya ha tenido que usar su segunda MGU-H después de la avería de Albert Park. Muy probablemente conforme avance la temporada tanto el madrileño como Lando Norris tendrán que ir sustituyendo parte de su unidad de potencia y sufrirán penalizaciones.

Fernando Alonso Mclaren

En Baréin ya pudimos ver a James Key, todavía como observador, en el muro de McLaren. El ingeniero británico acaba de llegar al equipo procedente de Toro Rosso, donde ya trabajó junto a Carlos Sainz. Key parece la figura elegida para liderar la reconstrucción de McLaren y poner los pilares que lleven al equipo a volver a luchar por los títulos a partir de 2021.

El más indicado para valorar la evolución del McLaren de 2019 respecto al de la temporada pasada es Fernando Alonso. El asturiano pudo probar el MCL34 en los test de Baréin y declaró al bajarse del monoplaza que "este McLaren es un paso adelante en cada aspecto del coche. Tiene más agarre y es menos lento en las rectas. El motor es un paso grande adelante. En general, como paquete, el coche está en la dirección correcta".

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir