Publicidad

¡Copiar y pegar! Racing Point se ha presentado en los test de Montmeló con un Mercedes de 2019 pintado de rosa

¡Copiar y pegar! Racing Point se ha presentado en los test de Montmeló con un Mercedes de 2019 pintado de rosa
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La sorpresa del primer día de test de pretemporada en Montmeló ha sido máxima. Racing Point se ha presentado en Barcelona con un coche muy diferente al que presentaron solo unos días antes. Aquello solo fue una muestra de la decoración, pero a pesar de todo la sensación general es que el nuevo RP20 ya nos suena de algo. Ganó un par de mundiales el año pasado.

Y es que Racing Point se ha presentado en Barcelona con un coche que prácticamente es un calco del Mercedes W10 con el que Lewis Hamilton ganó su sexto mundial de Fórmula 1 la temporada pasada. Solo cambian los colores, ahora pintado de rosa. Por lo demás, parece el mismo coche que Mercedes llevó a Abu Dabi hace unos meses.

Lawrence Stroll quiere convertir Racing Point en filial de Mercedes

Sergio Perez Barcelona F1 2020

En el primer día de test Sergio Pérez terminó tercero, solo por detrás precisamente de los dos Mercedes, y a escasas milésimas de Valtteri Bottas. Con un tiempo de 1.17.3, el piloto mexicano mejoró en más de medio segundo el crono que él mismo logró en la clasificación del Gran Premio de España de 2019. Y solo fue el primer día de pruebas.

Ya sorprendieron las declaraciones previas de Sergio Pérez indicando que esperaban ser el cuarto equipo de la parrilla y, sobre todo, que el nuevo Racing Point sería muy diferente al de 2019, algo extraño teniendo en cuenta que la fecha clave es 2021. Ahora se entiende: no ha supuesto un gran gasto para el equipo tener un coche que les meta en la élite de la Fórmula 1.

Hamilton Abu Dabi F1 2019

Esta operación tiene muchas aristas, y en todas está implicado Lawrence Stroll, el poderoso dueño del equipo. Por un lado, él siempre ha tenido la idea de convertir a Racing Point en el filial de Mercedes. De hecho, ya lo intentó con Williams, pero Frank y Claire se negaron a renunciar a su gloriosa historia.

Así, Stroll se compró su propio equipo, Racing Point, y solo ha tardado un año en convertirlo en filial de Mercedes. Todo con el afán de conseguir que su hijo, Lance Stroll, sea campeón del mundo, o al menos esté lo más cerca posible. Es una práctica habitual de la familia Stroll la de comprar los mejores equipos de cada categoría por la que pasan.

Stroll Barcelona F1 2020

Y ahí intrinca el siguiente punto. Es sabido que Mercedes termina contrato con la Fórmula 1 a finales de 2020 y de momento no hay anuncio de renovación, ni tampoco lo contrario. Pero es sabido que Stroll estaría muy dispuesto a quedarse con el equipo en caso de retirada de Mercedes para convertirlo en Aston Martin, su nueva empresa. Todo sea por el pequeño Lance.

Esta copia del Mercedes W10 en Racing Point ha indignado a mucha gente en el paddock, empezando por Carlos Sainz, quien explicaba que "si los demás recuperan más que nosotros porque han copiado un coche ganador del año pasado no es algo que dependa de nosotros, sino de cómo están hechas las reglas de la Fórmula 1".

Hamilton Yas Marina F1 2019

De momento nadie ha reclamado oficialmente, pero muchos han preguntado a la FIA por la legalidad de lo que pretende hacer Racing Point en esta temporada 2020 de Fórmula 1. De momento, en el segundo día de test, Sergio Pérez vuelve a estar en las primeras posiciones. Y no parece que vaya a caer de ahí.

El tema de los posibles coches clónicos ha estado presente muchas veces en la Fórmula 1. El caso más claro de los últimos años fue el de Haas con Ferrari, especialmente en las primeras temporadas del equipo estadounidense, pero nunca fue algo tan radical como lo que parece que están haciendo Racing Point y Mercedes.

Stroll Toto Wolff

La legalidad de este intercambio apunta a ser la comidilla de la Fórmula 1 en las próximas semanas dado que está muy en entre dicho. Sin ir más lejos, hay un equipo, Red Bull, que tiene a su filial corriendo en la Fórmula 1, Alpha Tauri. No es un equipo B encubierto, sino que abiertamente es una escudería filial. Sin embargo cada cual desarrolla su coche.

Para Red Bull sería muy sencillo colocar cuatro coches muy competitivos en pista, y si no lo hacen es precisamente por lo restrictivo de la normativa. En teoría, el reglamento solo permite el trasvase de la relación de cambios y las suspensiones, además del motor. Todo lo demás debe ser de cosecha propia.

En Racing Point defienden la originalidad de su RP20

Sergio Perez Montmelo F1 2020

Desde Racing Point han salido rápidamente al paso de las acusaciones. Andrew Green, el director técnico del equipo, defiende que el RP20 está diseñado desde cero y solo admite que "las suspensiones y la transmisión vienen del Mercedes 2019. Hemos trabajado en su túnel de viento desde mayo del año pasado. Tiene más sentido seguir su concepto que hacer un Red Bull".

"Hemos diseñado el coche desde cero, desde una hoja de papel en blanco. Hemos aplicado todo lo que hemos aprendido en años anteriores y lo hemos combinado con los puntos fuertes de nuestros rivales", añade Green. Algo que no encaja demasiado con el carácter crepuscular de esta temporada 2020 de Fórmula 1. El tema no terminará aquí.

En Motorpasión | Mecanofilia: cuando el amor por los coches se nos va de las manos | Los objetivos de emisiones favorecerán que se vendan más SUV y acabarán matando a los coches pequeños

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios