Vehículos que frenan solos al entrar en una ciudad: la tecnología que Ford está desarrollando para reducir el número de señales

Vehículos que frenan solos al entrar en una ciudad: la tecnología que Ford está desarrollando para reducir el número de señales
3 comentarios

En muchas ocasiones la conducción por la ciudad se vuelve confusa. Especialmente cuando, por ejemplo, la rama de un árbol o cualquier otro elemento del mobiliario urbano nos impide apreciar correctamente las señales. O cuando hay tantas que se vuelve difícil asimilarlas.

Una posible solución que algunos fabricantes ensayan es el llamado 'geofencing'. Consiste en crear sobre un terreno real una zona virtual capaz de enviar información o instrucciones a los vehículos conectados que entren en ella. En su caso, Ford trabaja para conseguir que sus coches respeten automáticamente los límites de velocidad al penetrarlas.

Una potencial mejora para la seguridad vial

Ford Geofencing

La firma del óvalo está poniendo a prueba un sistema de este tipo en el centro de Colonia, con la ayuda de dos furgonetas eléctricas E-Transit y el objetivo de reforzar la seguridad de las zonas limitadas a 30 km/h establecidas por el ayuntamiento de la ciudad alemana.

Así, cuando un vehículo conectado se adentra en una calle sometida a esta limitación y traspasa el perímetro virtual, la red de sensores que compone este último envía una señal que activa de forma instantánea su limitador de velocidad inteligente, reduciendo la velocidad hasta 30 km/h. A bordo, el conductor recibe un mensaje de confirmación en el panel de instrumentos.

Una vez el vehículo abandona la zona delimitada, el sistema se desactiva por sí solo devolviendo al conductor la posibilidad de circular más deprisa, aunque también puede anularse manualmente en caso de emergencia.

Ford Geofencing

Tal y como como sugiere Ford en su comunicado, el empleo de esta tecnología podría ayudar a mantener la concentración de los conductores ya que éstos no tendrían que desviar la mirada para encontrar las señales de limitación de velocidad.

Asimismo esta solución permitiría reducir la cantidad de señales físicas presentes en el entorno urbano, lo cual facilitaría a todos los usuarios de las calles una mejor comprensión de sus mensajes con beneficios inmediatos para la seguridad vial.

Basada en los principios de conectividad V2X ('Vehicle to Everything') la tecnología de geoperimetraje prácticamente no tiene límites a día de hoy, lo cual permite su aplicación más allá de las ciudades y de la simple limitación de velocidad como, por ejemplo, el establecimiento de un perímetro de seguridad tras un accidente.

Temas
Inicio