Publicidad

Ford prueba con éxito un biodiésel hecho con aceite de cocina y un 90% más limpio que el diésel convencional

Ford prueba con éxito un biodiésel hecho con aceite de cocina y un 90% más limpio que el diésel convencional
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El pasado mes de diciembre, la petrolera finlandesa Neste dio a conocer un biodiésel obtenido de fuentes 100 % renovables, denominado Neste MY Renewable Diesel, que prometía hasta un 90% menos de emisiones de gases de efecto invernadero con respecto al diésel tradicional u otros biodiésel. Pues bien, ahora Ford ha aprobado su uso testándolo en furgonetas Transit.

La marca del óvalo hace referencia en su comunicado al uso del Aceite Vegetal Hidrotratado (HVO), un diésel renovable basado en aceites usados, incluido el de cocina ya utilizado tanto en restaurantes como por particulares, que ha sido creado a fin de reducir drásticamente las emisiones de gases nocivos.

A pesar de que Ford es menos explícito con los datos, Neste cifra en un 33% el recorte de partículas finas, un 9% menos de óxidos de nitrógeno (NOx), un 24% de monóxido de carbono (CO) y un 30% menos de hidrocarburos, además de señalar que presenta niveles muy reducidos de hidrocarburos poliaromáticos.

Según detalla el fabricante estadounidense, "los vehículos que funcionan con HVO emiten menos NOx y partículas que otros vehículos diésel porque el combustible no contiene azufre ni oxígeno".

Este combustible mejora por tanto al R33 BlueDiesel, que promete reducir las emisiones de CO₂ en un 20% gracias a su fórmula basada en una mayor presencia de biocombustible a base de residuos biológicos.

Por su parte, el HVO, que incorpora también residuos de grasas animales y aceite de pescado, ayuda además a los motores diésel a arrancar más fácilmente a bajas temperaturas. El proceso de creación, que usa hidrógeno como catalizador, implica que HVO quema el combustible más limpiamente que los biodiésel convencionales y tiene una vida útil más larga.

No es necesario un tratamiento especial y ya se vende en Europa

Repostaje Diesel

Unas propiedades cuando menos halagüeñas sobre el papel que Ford asegura haber puesto a prueba "concienzudamente" utilizando HVO en su motor EcoBlue 2.0 para cerciorar que no eran necesarias modificaciones para funcionar y que el servicio no se vería afectado por ello.

El veredicto emitido no deja lugar a dudas: "No fue necesario hacer ningún desarrollo adicional del combustible antes de que pudiera usarse en las últimas furgonetas Transit de Ford", asegura en su escrito el fabricante norteamericano. Por su parte, Hans Schep, director general de Vehículos Comerciales de Ford Europa, no ha dudado tampoco en sacar pecho:

"Permitir que nuestras furgonetas funcionen con combustible hecho de residuos, incluido el aceite de cocina usado, puede parecer exagerado; pero usar aceite vegetal hidrotratado es, de hecho, una forma muy real en la que los conductores de la Transit y los operadores de flotas pronto podrán ayudar a todos a disfrutar de una mejor calidad del aire".

Ford Transit

En cualquier caso, cabe recordar que dicha reutilización de aceites no es ni mucho menos nueva. De hecho, ya en 2012 surgió el proyecto RecOil, una iniciativa de la UE apoyada por la propia Comisión Europea cuyo cometido principal es aumentar las recogidas de estos residuos e impulsar la producción de biodiesel, incluyendo más recogidas domésticas.

¿Dónde se puede encontrar? HVO está a la venta en estaciones de combustible "seleccionadas en Europa", principalmente en Escandinavia y los países bálticos, donde se puede ofrecer en forma pura o como una mezcla con diésel normal.

El combustible también ha sido adoptado por operadores de flotas en otros mercados, para mejorar sus credenciales ecológicas, con combustible entregado a granel por proveedores especializados en instalaciones de abastecimiento de combustible de la compañía. Si un vehículo tiene poco HVO en un área donde éste no está a la venta, el conductor puede llenarlo con diésel convencional; los combustibles pueden mezclarse en el tanque sin causar problemas.

Todo ello en una tesitura en la que las compañías automovilísticas se están viendo instadas a acelerar la llegada de vehículos menos contaminantes o completamente eléctricos tras la entrada en vigor este año de la normativa Euro6 d, que lo cambiará todo a base de multas millonarias, y en la que ya hemos visto diversas iniciativas de peculiares combustibles alternativos que van desde el té hasta el alcohol pasando por los residuos orgánicos, como en el caso de SEAT y su proyecto Life Methamorphosis.

En Motorpasión | Japón desterró el coche diésel cuando en Europa lo ensalzamos. Y ahora lo recuperan cuando aquí lo queremos matar | Cómo transformar un coche gasolina o diésel a coche eléctrico: cuánto cuesta y quién lo hace en España

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios