Compartir
Publicidad
Publicidad

El nuevo Ford Mustang dejará de ser "retro", ¿pero por qué?

El nuevo Ford Mustang dejará de ser "retro", ¿pero por qué?
Guardar
65 Comentarios
Publicidad
Publicidad
2013 Ford Mustang

2014 puede ser un año muy triste para los amantes del Ford Mustang, ya que la empresa de Dearborn planea dejar de fabricar el Mustang al estilo “retro” (S197) en su 50 aniversario, es decir, desde 2005 hasta el vigente modelo 2013. Es el que estamos viendo en las imágenes, podría ser el último de la saga de los Mustangs que más han enamorado últimamente.

Ford es consciente de que el Mustang está perdiendo fuelle, ya ha sido no solo sobrepasado por su archienemigo Chevrolet Camaro, ¡también por el Dodge Challenger! A pesar de ser mejor Mustang que nunca, y de tener unas prestaciones/consumo muy competitivas, los clientes lo están abandonando progresivamente.

Solo hay que contrastar estos datos: el Mustang se vendió en 2011 menos de la mitad que en 2006. Es un icono que cumplió 300 millones de unidades en 2004, así que su reemplazo debe estar a la altura. ¿Cómo será entonces? Pues Ford quiere hacer un paso adelante, dejando el pasado atrás, y eso nos lleva al Ford Evos Concept.

2008 Shelby Mustang GT500KR
2008 Shelby Mustang GT500KR

¿La moda “retro” va para atrás?

Según un artículo de Wall Street Journal, el tirón de lo “retro” ya no mola tanto como antes en Estados Unidos. Ponen el ejemplo del Beetle o el Chrysler PT Cruiser, que se vendieron poco y se acabaron retirando. Nos ha fastidiado, el Beetle llevaba a la venta desde 1998 sin apenas cambios y el PT Cruiser acumulaba ya varios problemas con su público.

A ver qué pasa con el Volkswagen Beetle moderno, totalmente renovado, o el Toyota GT 86, por no hablar del Fiat 500, o el Volkswagen Scirocco (Europa), Chevrolet Camaro y un largo etcétera. Los modelos retro también agotan su tirón si no evolucionan, ahí tenéis al Porsche 911 para llevar la contraria, y eso que es un mal concepto muy bien explotado (todo atrás).

Diversos analistas creen que los coches ya no son tan atractivos para la generación Y (nacidos posteriormente a 1980) como para sus padres, que emocionados, compraron las reediciones de los coches en los que fueron de pasajeros. De hecho, el cliente habitual del Mustang es, con perdón de la expresión, un “cuarentón” (40-49) o un “pureta” (>50).

1965 Ford Mustang Convertible
1965 Ford Mustang Convertible

¿La generación Y tiene un problema?

Estoy seguro que la mayoría de los que están leyendo esto se tiran de los pelos, la mayoría sois de la generación Y, como el que escribe estas líneas. Está claro que ciertos coches no están al alcance de nuestro bolsillo, y que muchos factores han encarecido el coste real de los coches y su mantenimiento.

Nuestros padres y su generación vivieron una época de esplendor económico más estable, petróleo barato (salvo en los 70), menor regulación sobre el automóvil… son factores que no podemos ignorar. A ver quién sería el que se compraría un Fiesta, habiendo poca diferencia de precio con un Mustang, temas de aparcamiento aparte, de no ser por que la pela es la pela.

De todas formas, en Ford creen que es el momento de pasar página y de hacer un coche más pensado en la generación Y, ya que “no nos interesan tanto los coches”. Lo que hay que leer, ¿verdad? Pues Ford se arriesga con este modelo, y se arriesga una de sus vacas sagradas, el pony car más exitoso de la Historia.

De cara a sostener las ventas, hay que proporcionar clientes nuevos a tus filas, y por tanto más jóvenes. Quizás la jugada les salga bien, y el all-new 2014 Ford Mustang renueve las ventas. Quizás les salga mal, y proporcionen esteroides a Camaro, Challenger y compañía, incluyendo a los asiáticos.

Si los jóvenes no renuevan efectivamente las filas de la clientela, y espantan a los que ya se han ganado, mal vamos. Los modelos retro necesitan también actualizaciones para permanecer en la pugna, pero los cambios siempre son mal vistos. ¿Por qué creéis que las formas básicas del Volkswagen Golf apenas han evolucionado desde los años 70? ¡Pues es un éxito!

Hay un detalle que quiero reseñar, y es que los conductores jóvenes tienden a adquirir, cuando pueden, coches emocionales y potentes cuando son asumibles, cuando han pasado unos años, y los seguros han bajado, así como los precios. Por ejemplo, es difícil que un joven estadounidense pueda sufragar el seguro de un Mustang a todo riesgo con un sueldo medio. Por aquí más de lo mismo, gasolina aparte.

2005 Ford Mustang
2005 Ford Mustang

Si me permitís opinar desde el corazón, el Mustang dejó de existir para mi (en abstracto, ya que no soy tan mayor) desde mediados de los 70, cuando se lo cargaron a base de hachazos, en los 80 ni existía y en los 90 era un coche más. Pero cuando vi el primer S197, cómo se me pusieron los ojos. Conservo esta foto en el disco duro desde 2004.

Hablando de Europa, si el Mustang, Camaro y compañía fuesen asequibles, y la gasolina costase 60 céntimos por litro, no veríamos tanto diesel en manos de gente de los 80 en adelante. El paradigma automovilístico cambia de acorde al poder adquisitivo de los conductores, y no es que no nos gusten los coches como a nuestros padres.

Sinceramente, tengo mucho miedo con lo que pase con el Mustang, aunque sea un coche que no venden en Europa. Sí, el Evos Concept es moderno y bonito, pero no es un Mustang, es otra cosa. ¡Qué desazón invade a mi corazón, mas no sé si el nuevo Mustang va a ser una tamaña decepción!

Por cierto, ¡feliz 48 compleaños!

NOTA: Aunque he mezclado un poco el mercado norteamericano y el europeo, la idea que subyace es la misma. La generación Y, en mi opinión, compraría más coches de este tipo si se lo pudiese permitir, y no tanto utilitario o compacto con motor diesel.

En Motorpasión | Especial Ford Mustang, su historia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos