A los muscle cars de siempre todavía les queda cuerda. Y este extraño Ford Mustang con un V8 de 7.3 litros es la prueba

A los muscle cars de siempre todavía les queda cuerda. Y este extraño Ford Mustang con un V8 de 7.3 litros es la prueba
3 comentarios

Lo malo del futuro es que lleva siempre aparejado un grado de incertidumbre. Y esa incertidumbre, a su vez, nos provoca cierta zozobra cuando jugamos a tratar de anticiparnos a lo que nos va a traer el porvenir. Hace escasas semanas descubríamos un prototipo como el Dodge Charger Daytona SRT Concept, y nos impactó tanto que nos lanzamos a divagar sobre si los 'muscle car' se volverían eléctricos para pasado mañana.

Ahora, al ver el extraño Ford Mustang que ha 'cazado' el youtuber norteamericano REVan Evan, con esa aún más extraña protuberancia en el capó, pensamos que a los locos de la deportividad del otro lado del charco les queda todavía algún tiempo de quemar goma y perturbar el descanso de sus vecinos. Afortunados ellos.

Listo para montarlo... donde quepa, claro

Y es que, no en vano, este misterioso Mustang Shelby GT350 esconde un nuevo y brutal V8 que está desarrollando Ford y cuya potencia se desconoce, pero no debe ser poca si tenemos en cuenta que su cubicaje alcanza los 7,3 litros.

Sí, efectivamente: Ford, una marca tan preocupada como la que más por las emisiones contaminantes y la electrificación de sus gamas (ahí está el plan que tiene para Europa y España), está poniendo a punto un motorazo de los que meten miedo para la cabeza. Extraño pero real.

La cosa, claro, tiene su explicación, y es que aun a pesar de esa transición a las cero emisiones Ford (al igual que GM o la antigua Chrysler) mantiene en EE UU un catálogo aparte de lo que llaman 'crate engines'. Esto es, motores que no montan en ninguno de sus modelos sino que venden 'sueltos' como si fuesen piezas de recambio. Una línea de negocio que todavía permanece al margen de las normativas de la sostenibilidad.

Mustang Ford Performance
Foto: REVan Evan (YouTube)

Dichos motores, por supuesto, se entregan completos en su respectiva caja de madera (de ahí su nombre popular), a veces incluso acompañados de una transmisión compatible. Todo listo para que el cliente lo encaje en su coche como buenamente sepa.

En el caso concreto de este 7.3 y tal como aseveran en el vídeo los propios técnicos de Ford Performance, se trata de una variante con cambio manual del propulsor que ya monta la pick-up F-350 Super Duty, la versión más capaz de la F-150. Como referencia, en este último modelo entrega aproximadamente 390 CV.

Mustang Ford Performance
Foto: REVan Evan (YouTube)

Una potencia respetable pero que sospechamos que aumentará en este nuevo producto ya que la marca del óvalo tiene previsto introducir algunos cambios, como por ejemplo una gestión electrónica distinta o una admisión optimizada, de la cual llega a verse en el vídeo una maqueta funcional en resina.

Acoplado en el Mustang Shelby GT350, el resultado es (obviando el abultamiento del frontal) una entrega de potencia colosal e inmediata aderezada con un delicioso sonido que promete mucha diversión.

Un encaje, en fin, como anillo al dedo, aunque no esté para nada confirmado que el próximo Mustang vaya a ofrecer una configuración así. Pero poco importa ya que, desde este otoño, los 'petrolheads' americanos podrán montársela ellos mismos en sus propios garajes. O lo que sus imaginaciones les lleven a inventar, ya que estos motores tienen (y así lo recuerdan desde Ford) vocación universal.

Temas
Inicio