Compartir
Publicidad

Confirmado, a partir del 1 de septiembre 2018, el SEAT León Cupra de tracción delantera baja su potencia a 290 CV.

Confirmado, a partir del 1 de septiembre 2018, el SEAT León Cupra de tracción delantera baja su potencia a 290 CV.
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

SEAT nos ha confirmado que a partir del 1 de septiembre “todas las unidades del León CUPRA con tracción delantera y motor 2.0 TSI tendrán una potencia de 290 CV, mientras que las versiones con tracción a las 4 ruedas contarán con una potencia de 300 CV”. Es decir, incluso el León CUPRA ST de tracción delantera tendrá 290 CV. Y todo ello debido al nuevo ciclo de homologación de consumos WLTP.

La llegada del nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLTP, obligatorio para todos los coches nuevos a partir del 1 de septiembre, arrojará consumos medios y emisiones más elevados que hasta ahora con el ciclo NEDC. Muchos fabricantes tiene que adaptar sus modelos para que no cambien de franja de cara a los impuestos basados en las emisiones de CO2. E incluso aprovechan el nuevo cambio de homolgación para eliminar de su gama modelos poco rentables, como el SEAT León SC de tres puertas.

SEAT Leon CUPRA

Y es lo que hace que a partir del 1 de septiembre 2018, todos los SEAT León Cupra de tracción delantera dispondrán de un motor de 290 CV en lugar de los 300 CV como venían entregando hasta ahora. El único modelo que no bajará de los 300 CV, además del León Cupra R, es el León ST Cupra 4Drive.

Y es que a la luz de la nueva homologación, si SEAT mantenía el motor de 300 CV en las versiones de tracción delantera, el coche subía de tramo impositivo y por ende el precio final del coche subiría notablemente.

290 CV o 300 CV: la clave es el impuesto de matriculación

SEAT Leon ST 4Drive

Actualmente, el León Cupra de tracción delantera con unas emisiones de 156 (cambio DSG 6) y 158 g/km (manual de 6 marchas) de CO2, goza de un impuesto de matriculación del 4,75 %. Con la homologación, el Cupra de tracción delantera tendría unas emisiones de CO2 superiores a los 160 g/km, obligando al cliente a pagar un impuesto de matriculación del 9,75 %.

El León ST 4Drive se mantiene en los 300 CV ya que actualmente se sitúa en la franja del impuesto de matriculación del 9,75 % (164 g/km de CO2), para vehículos que emitan más de 160 g/km y menos de 200 g/km. Aunque su media de emisiones homologada suba ligeramente tras su test mediante el ciclo WLTP, se mantendría en la franja del 9,75 %.

SEAT Leon CUPRA R

¿Y el León CUPRA R? SEAT nos confirma que la versión más radical del León Cupra, es decir el CUPRA R con cambio manual de 6 marchas y 310 CV se mantendría tal cual, pues con unas emisiones actuales de CO2 de 170 g/km, incluso bajo el prisma del WLTP se mantendrá por debajo de los 200 g/km. En cuanto al CUPRA R con cambio DSG (el cual es minoría en el mix de las 799 unidades tampoco se verá afectado por esa medida, según nos indican desde SEAT.

Ahora bien, que el León Cupra vuelva a tener 290 CV en lugar de los 300 CV actuales, tampoco es el fin del mundo. Ese cambio de potencia no afecta al comportamiento dinámico, el cual sigue siendo la referencia del mercado en su segmento, especialmente con el pack performance.

España no es el único país europeo donde se aplica algún tipo de impuesto de matriculación basado en las emisiones de CO2. Por ejemplo, en Francia existe un sistema que llaman "bonus/malus" en el que todos los coches que emitan más de 119 g/km de CO2 deben pagar un "malus" en función de lo que emitan y un "bonus" (bonificación) para los coches ecológicos (hasta 6.000 euros de ayuda si es 100 % eléctrico).

Otro ejemplo, en Alemania, se pagan 2 euros por cada gramo/km de CO2. Son dos de los mercados más importante de Europa (y Alemania es especialmente importante para el León Cupra), por lo que aunque la fiscalidad difiera en los detalles, rebajar el tramo impositivo en el que se encuentra el coche es algo importante, pues afecta al precio final y por ende a las ventas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio