Compartir
Publicidad

Byton M-Byte: el SUV eléctrico cuya pantalla curva de 48 pulgadas eclipsa la tablet del volante

Byton M-Byte: el SUV eléctrico cuya pantalla curva de 48 pulgadas eclipsa la tablet del volante
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace exactamente un año el fabricante chino Byton desveló su gran apuesta en el segmento de los SUV: el Byton M-Byte, su primer modelo de producción. Y en el CES Las Vegas 2019 ha ofrecido detalles, muchos detalles. Eléctrico, con tecnología autónoma, inteligente e intuitivo, en el habitáculo de este todocamino reina una monumental pantalla curva de 48 pulgadas de experiencia compartida, mientras que el volante es, ni más ni menos, que una tablet.

El M-Byte entrará en producción en China a finales de este año, y lo veremos en Estados Unidos y Europa en 2020, con un precio de partida que ronda los 45.000 dólares (alrededor de 39.000 euros al cambio).

El M-Byte, así como el sedán K-Byte, (que llegará aproximadamente dos años después) está disponible en configuraciones de batería de 71 kWh y 95 kWh. La batería más pequeña ofrecerá, aproximadamente, una autonomía de 400 km, y con la batería más grande se estima que se amplíe a 520 km.

Además, promete contar con nivel 3 de autonomía para cuando llegue al mercado e incluso nivel 4 algo más adelante de su fecha de lanzamiento.

La pantalla para automóviles más grande del mundo: ¿quién dijo distracciones?

Byton

Este SUV eléctrico destaca por ser un centro de entretenimiento con ruedas, y esto, en una era en la que la conducción autónoma aún no está plenamente desarrollada, puede que no sea tan buena idea. La enorme pantalla abarca todo el ancho del tablero; equivale a siete tablets o 24 smartphones, y será el instrumento principal para manejar esta cabina digital.

Aquí se mostrará la información del vehículo, como el estado de carga de la batería, la autonomía, la velocidad, los mapas de navegación y también mostrará contenido multimedia para nuestro disfrute y entretenimiento "de manera intuitiva", según el fabricante. Se controla a través de los gestos y la voz.

Byton3

El propio volante será una tablet de 7 pulgadas, estará en el centro del volante justo por encima del airbag del conductor, y actúa como una de las principales interfaces para que el conductor configure el vehículo e interactúe con la pantalla gigante.

Además, se ha instalado un panel táctil de 8 pulgadas entre el conductor y el asiento del copiloto, lo que permite que controle la pantalla y disfrute de la misma experiencia interactiva que el conductor.

Y los pasajeros de las plazas traseras también tienen acceso a pantallas de entretenimiento independientes para compartir contenido con la pantalla principal. Byton ha desarrollado un ecosistema digital abierto que conecta aplicaciones, datos y dispositivos inteligentes y que además integra Alexa, de Amazon.

Ante la pregunta de si toda esta tecnología distraerá al principal cometido de un coche, que es la conducción (a veces se nos olvida) Byton ha asegurado que no lo hará: "La posición de la pantalla ha sido cuidadosamente desarrollada y probada para no afectar la línea de visión del conductor y puede ajustar automáticamente el brillo de acuerdo con los cambios en la iluminación ambiental para evitar una mayor distracción".

Según informaciones de Reuters, el fabricante de vehículos eléctricos está tratando de recaudar al menos 500 millones de euros para financiar su crecimiento y la producción en masa del M-Byte. De ser exitosa esta primera ronda de financiación, la joven compañía china -tres años- tendría un valor de casi 4.000 millones de dólares.

La sede mundial de Byton, su base de producción y su centro de I + D se encuentran en Nanjing, China, mientras que su sede en América del Norte, dedicada a la experiencia de automóviles inteligentes, la conducción autónoma, la integración de vehículos completos y otras tecnologías de vanguardia, tiene su sede en Silicon Valley.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio