Se mira pero no se toca. Arrancar con pinzas un Mercedes eléctrico de 100.000 euros está prohibido, si no quieres perder la garantía

Se mira pero no se toca. Arrancar con pinzas un Mercedes eléctrico de 100.000 euros está prohibido, si no quieres perder la garantía
36 comentarios

No hay nada más común y sencillo que arrancar un coche que se ha quedado sin batería con un arrancador. El aparato forma parte del equipo de base de cualquier coche o camión de asistencia en carretera.

Sin embargo, el arrancador no se puede utilizar en un Mercedes-Benz EQS. Y si se hace, ¿podría significar la anulación de la garantía oficial del coche?

Así, lo ha descubierto un miembro del foro MBWorld.org con su propio Mercedes-Benz EQS. Dejó su EQS para que le tintaran los cristales. Durante el proceso, recibió notificaciones vía la app 'Mercedes Me' de su coche que la batería de 12 V estaba muy baja. De hecho, se agotó poco después.

Si bien los coches eléctricos tienen una enorme batería para moverse, siguen necesitando una batería de 12 voltios, como cualquier coche de gasolina o diésel, para hacer funcionar los sistemas auxiliares, como los faros, los elevalunas, el aire acondicionado, el sistema de infoentretenimiento y crucialmente poner en marcha y gestionar el sistema de alta tensión. Y también, sencillamente para arrancar el coche, o encender el coche, ya que hablamos de un eléctrico.

En un coche eléctrico, una batería de 12V puede recargarse por el motor eléctrico en marcha, aunque en la mayoría de los coches eléctricos, se recarga con la batería principal directamente a través de un convertidor que baja el voltaje.

Mercedes EQS

Si el coche eléctrico está parado y con el encendido en la posición “accesorios” (pulsar el botón ON, pero sin pisar el freno) el coche tira su energía de la pequeña batería de 12V en lugar de la batería que alimenta el o los motores. Al menos, es el caso en este EQS.

El taller tendría que haber encendido el coche y dejarlo en posición ON. Ese ha sido el error del taller, dejar el coche en “accesorios” y no en ON por la razón que fuera.

Sí, se puede arrancar un coche eléctrico con un arrancador

El problema a la hora de volver a arrancar el coche surgió cuando el dueño llegó con un arrancador y se dio cuenta de que no podía encender su coche con él. No por razones técnicas, sino por razones meramente legales. Y esa situación no se da sólo en Estados Unidos, donde ocurrió esta anécdota, también se da en el Mercedes-Benz EQS europeo.

Mercedes EQS batería esquema

Técnicamente, es posible arrancar un coche eléctrico de la misma manera que lo haríamos con un coche de gasolina con un arrancador. En el caso del Mercedes EQS, la batería de 12 V principal está bajo el capó delantero (algunas versiones tiene una segunda en el maletero).

El problema es que el manual de usuario del EQS indica muy claramente que sólo un técnico oficial de la marca puede abrir el capó. Bajo el salpicadero del lado del conductor, está la típica palanca para abrir el capó. Pero, de nuevo, sólo un técnico de Mercedes está técnicamente autorizado a abrirlo.

La razón esgrimida es bastante prosaica, el capó no tiene amortiguadores que lo mantengan abierto o una varilla para mantenerlo en posición abierta, y por tanto podría caer sobre el parabrisas y romperlo o bien caerle encima a la persona causando entonces graves heridas.

Prohibido abrir el capó

Finalmente, vino un técnico de Mercedes-Benz con un arrancador y encendió el coche, como si fuese un simple coche gasolina. Y es ahí donde la decisión de Mercedes-Benz resulta polémica. ¿Por qué impedir que se pueda realizar una operación tan sencilla como utilizar un arrancador?

Mercedes Eqs bajo el capó

Por una parte se podría pensar que se trata de un estratagema para que el cliente pase por el taller del concesionario oficial o haga uso de sus servicios en lugar de arrancar el coche como lo haría un mecánico del RACE con cualquier otro vehículo. Porque pensándolo bien, qué le costaría a Mercedes-Benz poner una varilla para aguantar el capó en un coche de más de 100.000 euros.

Mercedes-Benz no es la única que impide que cualquiera pueda abrir el capó de sus coches eléctricos. BMW hace lo mismo con el BMW iX, por ejemplo. El del iX es incluso más extremo que el del EQS: el capó no se puede abrir sin herramientas.

BMW iX

Si a pesar de todos esos impedimentos, abrimos igualmente el capó, ¿podríamos entonces perder la garantía del coche? En principio en Europa, no. Abrir el capó no invalida per se la garantía. Lo que sí la podría invalidar es lo que se haga después.

De hecho, un técnico cualificado, aunque no sea de Mercedes-Benz, que efectúe una reparación o una operación de mantenimiento del coche no invalida la garantía, siempre y cuando se respeten las instrucciones de la marca y se usen recambios recomendados por el fabricante. Es una directiva europea que entró en vigor en 2010.

¿Por qué un gasolina sí y un eléctrico no?

BMW iX

En este caso, Mercedes-Benz, como otras marcas, se parapetan detrás de la seguridad y la responsabilidad legal para no dejar abrir el capó de sus coches.

Sería una manera para las marcas de cubrirse las espaldas en caso de accidente o muerte si alguien no cualificado empieza a querer arreglar el coche. La razón que esgriman es evitar posibles demandas judiciales por heridas o muertes.

Recordemos que son coches eléctricos. Qué clase de mantenimiento podría hacer un mecánico aficionado en esos coches. Sí, los coches eléctricos llevan líquido de frenos y de refrigeración, así como aire acondicionado e incluso aceite (en el diferencial y en la mal llamada “caja de cambios”, sea de una o dos marchas).

Mercedes EQS

Pero justamente no son mantenimientos que la mayoría de la gente pueda hacer en su casa, se requieren herramientas especiales y por tanto caras, la necesidad de reciclar los líquidos y, por supuesto, los conocimientos (cómo purgar un circuito de frenos, por ejemplo).

Sin embargo, abrir el capó de un coche gasolina o diésel, también puede ser peligroso. Por ejemplo para añadir agua al radiador o simplemente para comprobar el nivel de aceite. Se puede uno quemar muy seriamente.

Y si hablamos de operaciones más complejas, se le puede caer encima al mecánico aficionado alguna pieza que no supo sujetar al desmontarla, se puede intoxicar con gases y líquidos, el coche puede incluso incendiarse y hasta le puede caer encima el capó, a pesar de varillas o amortiguadores. Todo el mundo puede abrir el capó de su coche...salvo si es eléctrico.

Motor AMG 4 Cilindros

El Derecho a Reparar, también para los eléctricos

El caso de los fabricantes de coches eléctricos recuerda poderosamente al de los fabricantes de electrónica de consumo y de cualquier otro producto con un mínimo de electrónica en ello. No puedes reparar tu impresora HP de plástico porque invalida la garantía. Lo mismo ocurre con la cafetera Nespresso. Y ni se te ocurra abrir un iPhone, por supuesto. Siempre hay que pasar por el servicio oficial.

Ante esta situación ha nacido el movimiento Right to Repair (derecho a reparar), que tanto en Europa como Estados Unidos va en aumento, y que presiona para un cambio en la legislación a favor del consumidor.

Esta presión dio sus primeros frutos en la UE al obligar a que los fabricantes de los electrodomésticos y electrónica de consumo vendidos en la UE proporcionen repuestos y acceso a los manuales de reparación durante siete años.

Apple Iphone 13 Pro On Macbook Pro

Así, por ejemplo, Apple vende desde hace poco recambios para arreglar uno mismo su iPhone. Claro que el recambio cuesta más que llevar el iPhone al servicio oficial de Apple, casualmente. O es por eso que para abrir el capó de un BMW iX se necesitan herramientas y el propio usuario no puede hacerlo.

En el caso de lo eléctricos, se podría interpretar como una respuesta a la norma de 2010 en la que cualquier taller fuera de la marca puede arreglar un coche en garantía sin que esta quede anulada.

Para la mayoría de los clientes de un EQS, más allá de rellenar el depósito del líquido de limpiaparabrisas (y para eso la marca ha previsto una trampilla separada), qué otra cosa se puede hacer en un eléctrico sin costosas herramientas y conocimientos muy específicos. Nada.

Como explica muy bien Raistan77 en Reddit: "Es un coche totalmente eléctrico, no hay nada bajo el capó que pueda ser reparado por el usuario sin un equipo especial para poner el sistema bajo alta tensión en modo de servicio”.

Sin embargo, el derecho a reparar uno mismo el producto que haya adquirido debería estar ahí, incluso en un coche eléctrico. Aunque sea para el simple e hipotético caso en el que la batería de 12V se quede vacía y que cualquier mecánico, ya sea de barrio o de asistencia en carretera, pueda arrancar de nuevo el coche.

Temas
Inicio