General Motors quiere 'militarizar' al ya de por sí bruto Hummer EV para uso y disfrute del Ejército estadounidense

General Motors quiere 'militarizar' al ya de por sí bruto Hummer EV para uso y disfrute del Ejército estadounidense
1 comentario

Un nuevo vehículo militar eléctrico basado en el bestial Hummer EV.  Con estos  ingredientes, General Motors quiere tener listo para 2022 un prototipo que llevará el nombre de eLRV, y estará al servicio del Ejército.

Se habla atmbién de un "vehículo de reconocimiento de luz eléctrica" basado en el Hummer.

El enorme reto de electrificar vehículos tácticos

Hummer Ev2

Según explica la CNBC, la división GM Defense planea usar y modificar componentes del Hummer EV como su chasis, motores y las baterías patentadas Ultium del fabricante para el eLRV.

Estará diseñado según especificaciones militares y probablemente no se verá como un vehículo de consumo, de acuerdo a las autoridades.

La compañía espera comenzar a ensamblar prototipos de eLRV basados ​​en el Hummer para pruebas y evaluación militar el próximo año, aunque no es seguro que una versión definitiva vaya a llegar a la línea de producción.

En todo caso, el Ejército todavía está explorando la viabilidad de vehículos eléctricos como este, y General Motors tendrá que cumplir con los requisitos formales y encontrar, además, un fabricante.

Lo cierto es que GM Defense ya ha aprovechado un modelo existente para dotarlo de nuevas capacidades: un Chevrolet Colorado ZR2 (con motor de combustión) en el que se está basando para desarrollar un nuevo vehículo de escuadrón de infantería:

Gm Defense

El Departamento de Defensa estadounidense se ha propuesto mirar hacia la electrificación, la conectividad y la conducción autónoma, y aprovechar la inversión de 35.000 millones de dólares que ha hecho el gigante de Detroit en estos ámbitos.

Pero electrificar los vehículos tácticos supone un reto mayúsculo teniendo en cuenta que los vehículos de pasajeros, con baterías más pequeñas, ya tienen problemas con la infraestructura de carga.

A lo que hay que sumar las temperaturas extremas a las que se enfrentan la mayoría de veces los vehículos militares, y que afectan a la autonomía de los vehículos eléctricos.

En Motorpasión | Probamos la Volkswagen Amarok: una pick-up de 258 CV que da gusto conducir dentro y fuera del asfalto

Temas
Inicio