Cuando un Toyota Corolla es más caro que un Tesla Model 3: Noruega va a recortar las ayudas al coche eléctrico en 2023

Cuando un Toyota Corolla es más caro que un Tesla Model 3: Noruega va a recortar las ayudas al coche eléctrico en 2023
19 comentarios

Noruega es el primer mercado europeo para los coches eléctricos. Y este mes de noviembre ha vuelto a serlo con un notablemente incremento de las matriculaciones de los eléctricos. Las ventas de coches han crecido un 27,8% con respecto a noviembre de 2021.

La razón es muy sencilla, el 1 de enero de 2023 dejarán de aplicase una buena parte de las ayudas a coches eléctricos al mismo tiempo que se introducen nuevos impuestos creados ex profeso para los eléctricos. Esta situación es un aviso a navegantes. ¿Seguirá teniendo sentido el coche eléctrico si se deja de incentivar su compra?

Es muy pronto para poder responder aún a esa pregunta, pero por la reacción de los consumidores locales, que en muchos casos adelantaron su compra para no pagar impuestos, el incentivo financiero en el momento de la compra es determinante.

El éxito de los eléctricos gracias a los incentivos hacen que en 2021, el parque móvil noruego de casi 2,9 millones de turismos estuviese compuesto por un abrumador 15,9% de vehículos eléctricos. En 2020, era del 12%.

En teoría, la compra de un coche nuevo en Noruega acarrea consigo el pago de un IVA del 25 % y de un impuesto de matriculación calculado en función de las emisiones de CO₂ del coche en cuestión. Salvo si se compra un coche eléctrico, entonces no se paga IVA ni impuesto de matriculación.

Un mercado un tanto distorsionado

Volvo C40

Además de favorecer descaradamente el coche eléctrico, se crea un mercado distorsionado en el que entre las 10 marcas más vendidas en 2022 hay cinco marcas consideradas premium. De hecho, las cinco primeras marcas son, en este orden, Volkswagen (11,9%), Tesla (11,8%), Toyota (8,4%), BMW (7,8%) y Volvo (6,4%).

Así, en el mes de noviembre son los modelos más vendidos fueron el Tesla Model Y, el Volkswagen ID.4, el Toyota Yaris, el BMW i4 y el BMW iX. Salvo por el Toyota Yaris Hybrid (único modelo con motor térmico en los 10 más vendidos en noviembre), el resto de modelos no son precisamente modelos de marcas asequibles.

BMW i4

Más allá del evidente poder adquisitivo superior del que gozan los noruegos, también se encuentran en la situación de que modelos considerados premium resultan más asequibles que un modelo gasolina.

Por ejemplo, el Tesla Model 3 Tracción Trasera de 325 CV cuesta 409.900 coronas (unos 39.500 euros), mientras que un Toyota Corolla Hybrid 200H cuesta 437.600 coronas (unos 42.165 euros). Otro ejemplo, un BMW i40 eDrive40 de 340 CV cuesta 512.620 coronas (unos 49.434 euros).

Toyota yaris Hybrid

Por otra parte, el sistema Noruego no está exento de críticas por esta situación, donde los hogares con menos recursos se ven perjudicados. No tienen acceso a un coche eléctrico y se ven obligados a optar por coches de segunda mano o gasolina híbridos. Por eso, el Toyota Yaris Hybrid, un coche que cuesta en Noruega desde 27.800 euros se cuela en tercera posición en el top 10 de ventas de noviembre, rodeado de eléctricos, la mayoría de gama alta.

Nuevos impuestos para coches eléctricos

Top 10 ventas en Noruega
Top 10 ventas en Noruega en Noviembre de 2022. (Fuente: OFV)

Además, Noruega ha creado un problema único. La recaudación de impuestos ha bajado notablemente por culpa del coche eléctrico, calculan que unos 19.200 millones de coronas noruegas (1.878 millones de euros).

Por eso, a partir del 1 de enero de 2023, por la compra de un coche eléctrico de más de 500.000 coronas  que abonar el 25 % de IVA. El BMW i4 eDrive40 citado pasará a costar cerca de 640.775 coronas, es decir, unos 61.470 euros (casi su precio en España).

Noruega

Y no es sólo el IVA. El gobierno noruego ha ideado un impuesto vinculado al peso del coche, independientemente de si el propulsor es eléctrico o gasolina, pero claramente con los eléctricos y PHEV en el punto de mira. Estos coches son notablemente más pesados que un gasolina o un diésel. Según OFV (Consejo de Información Vial), en los eléctricos este impuesto adicional podría alcanzar las 25.000 coronas, unos 2.400 euros.

En apariencias, Noruega será así el primer país en dejar de sobre subvencionar los coches eléctricos, aunque en la práctica lo seguirá haciendo.

El IVA se aplicará sólo a los coches más caros, mientras que el impuesto al peso se cebará con los pesados PHEV (ya sujetos a impuesto de matriculación e IVA) y gravará un poquito más los coches gasolina, para que los eléctricos no pierdan la ventaja sobre los gasolina.

Temas