Compartir
Publicidad
Publicidad
Syd Mead: del universo de Star Trek al diseño de un coche para la Unión Soviética
Clásicos

Syd Mead: del universo de Star Trek al diseño de un coche para la Unión Soviética

Publicidad
Publicidad

Los universos creados en las series y películas de ciencia ficción son a menudo obras de un artista diseñador. El universo -visualmente hablando- de Star Wars se lo debemos a Ralph McQuarrie, mientras que el de Star Trek es obra de Sydney Jay Mead, más conocido como Syd Mead.

Syd Mead es un especialista a la hora de dar forma a mundos futuros, además de Star Trek también es responsable del mundo de Blade Runner y de Tron, por ejemplo. Lo curioso es que también ayudó a diseñar un coche para la extinta marca soviética Moskvich.

The Kitchen Incident

Kitchen incident Nikita Jrushchov y Richard Nixon discutiendo a ver quién tiene la cocina más grande

Antes de la Guerra Fría, la Unión Soviética y los Estados Unidos ya estaban enfrentados ideológicamente. Esa rivalidad fue incluso televisada en 1959 con motivo de la American National Exhibition en Moscú (seguía a una exposición similar por parte de la Unión Soviética que había sido desarrollada unos meses antes en la ciudad de Nueva York).

El entonces vice presidente Richard Nixon y el líder soviético Nikita Jrushchov se ensalzaron en un debate sobre qué país ofrecía los mejores avances tecnológicos. Y lo hicieron delante de un cocina General Electric dentro de una típica casa unifamiliar de suburbio estadounidense. Sí, es todo un poco surrealista...

Azlk Moskvich 427 Los Moskvich, como este 427, eran modelos rústicos y aptos para el clima ruso, pero no necesariamente muy atractivos.

Este “kitchen incident”, a priori, poco tiene que ver con el automóvil. Pero marca el inicio de la voluntad de la URSS de ser superior tecnológicamente hablando con respecto a los Estados Unidos. Y esa superioridad se debía ver en todos los campos, no solamente en la conquista espacial. Y por tanto, también en el automóvil.

En 1962, Yuri Soloviev (1920–2013) fue nombrado director del VNIITE -el instituto de investigación y diseño soviético- con el objetivo de expandir las actividades de diseño y creación del la URSS. A partir del VNIITE, Soloviev creó diez ramas que agrupaban a 400 estudios de diseño, todos vinculados a alguna industria nacionalizada. El objetivo de Soloviev y los suyos era mejorar la calidad de las producciones locales, la ergonomía, etc.

Y también en esto Raymond Loewy metió baza

Loewy Raymond Loewy junto a una de sus creaciones más famosas, el Studebaker Avanti.

En 1969, Soloviev conoce a Raymond Loewy, el famoso diseñador francés afincado en Estados Unidos. Lowey lo invita a los Estados Unidos -y sorprendentemente, el gobierno soviético accede-. A su vuelta a la URSS, Soloviev contrata Loewy para que diseñe 10 productos para la industria local. El ministerio de comercio exterior soviético sería el encargado de decidir qué productos debía diseñar. Entre los encargos se encuentran la cámara de fotos Zenit, el interior de los aviones comerciales Tupolev y un coche para Moskvich.

En esa época, Moskvich necesitaba un nuevo coche para poder vender una cierta imagen de modernidad. La empresa estatal estaba diseñando un nuevo modelo de tracción trasera, pero para la carrocería sería finalmente Raymond Loewy el encargado de crearla.

Loewy tenía talento para el diseño, pero era sobre todo un genio de la publicidad y sabía venderse muy bien. Como muchos estudios de diseño de éxito, el fundador deja de dibujar y tiene un equipo de diseñadores que lo hacen por él. Siempre ha sido así, Pininfarina, Bertone o Zagato también lo han hecho. Y si bien Loewy tiene un equipo propio no duda en contactar un diseñador externo que acaba de comenzar su carrera en solitario: Syd Mead.

La creatividad de Syd Mead

Moskvich Syd Mead

El joven Syd Mead, que debutó en el estudio de diseño de Ford abre su propio estudio de diseño en 1970. El genio francés se fija en él y le encarga el proyecto del Moskvich. En los diseños de Syd Mead, de finales de los años 70, se aprecia el modernismo y ese aspecto depurado y boyante de sus diseños más futuristas. Uno de los aspectos más llamativos es el uso de una franja del mismo color que el interior del coche en los laterales, justo donde están las empuñaduras de las puertas, así como lo que podría ser un intermitente trasero lateral.

Moskvich Syd Mead Loewy

En estos casos, nunca se sabe del todo quién es responsable al 100 % del diseño de un coche, como en la actualidad donde el diseño final suele ser obra de un equipo de varios miembros. Así es posible que Loewy haya ideado los bocetos con las formas básicas (carrocería fastback, wedge design) y que Syd Mead haya desarrollado la idea. De hecho, en algunos diseños se aprecia un rasgo típico de los diseños de Loewy: la asimetría, presente, por ejemplo en el diseño del modelo negro.

Azlk Moskvich 2141 Aleko El Azlk Moskvich 2141 "Aleko" o Lada Aleko en los mercados exteriores.

El diseño de Syd Mead y Loewy nunca llegó a materializarse. Hay un cierto halo de misterio acerca de la influencia de los diseños de Syd Mead y la decisión de los soviéticos de finalmente copiar el diseño y la arquitectura del Simca 1307 (también conocido, según los mercados y años, como Simca 1308 o 1309, Chrysler Alpine, Chrysler 150, Dodge Alpine y Talbot Solara en su carrocería de tres volúmenes).

Chrysler Simca 1307 El Simca 1307 que tanto gustó a los dirigentes soviéticos y sirvió de inspiración para el Moskvich Aleko.

El Simca 1307 salió al mercado en 1975. El coche fue diseñados en la filial inglesa por Roy Axe y su equipo, mientras que toda la parte mecánica, chasis e interior fueron desarrollados en Francia. En cuanto al Mosckvich Aleko, no llegó al mercado hasta 1986 (y después nos preguntamos por qué nunca tuvieron éxito). Y aunque Aleko y Simca 1307 son muy similares a nivel de estilo, la realidad es que no podían ser más diferentes. Tanto que apenas hay un par de elementos en común.

Syd Mead blade runner

En cuanto a Syd Mead, liberado de las imposiciones de toda clase cuando has de diseñar un automóvil o cualquier producto pudo dar rienda suelta a su imaginación y crear toda clase de universos para el cine o la televisión.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos