Compartir
Publicidad

Estos son los seis BMW M3 más especiales de toda la historia

Estos son los seis BMW M3 más especiales de toda la historia
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El primer BMW M3 (serie E30) se comenzó a fabricar en el año 1986, y desde aquella primera generación han existido versiones especiales llamadas a complacer los gustos de los clientes que no se conforman simplemente con tener un deportivo al alcance de muy pocos.

La llegada del nuevo BMW M4 GTS, limitado a 700 unidades para todo el mundo, es la disculpa perfecta para hacer un repaso, una por una, de las seis ediciones especiales del BMW M3 que han servido de antecesores al nuevo M4 GTS.

BMW M3 Evolution (E30)

BMW M3 Evolution

En el año 1988, solo dos años después del lanzamiento al mercado del primer BMW M3, la marca alemana lanzó una edición limitada a 500 unidades llamada M3 Evolution.

Con 25 caballos más que el modelo normal, aquel deportivo de 220 caballos se diferenciaba también por un peso contenido gracias al uso, entre otras cosas, de unos cristales más finos. Estéticamente se diferenciaba por un faldón delantero más prominente y por un alerón posterior regulable.

BMW M3 Sport Evolution (E30)

BMW M3 E30 Sport Evolution

El Sport Evolution fue la versión más exclusiva de aquel primer BMW M3 E30. Llegó al mercado en 1990 con modificaciones más profundas, ya que el motor había pasado de 2.300 a 2.500 centímetros cúbicos y desarrolla 238 caballos de potencia.

En el Sport Evolution también se trabajó para reducir el peso, aligerando los pasos de rueda delanteros, el silencioso final, el deflector delantero, la tapa del maletero y el alerón posterior.

En total se ahorraban 35 kilos en un coche que lucía un labio inferior del faldón delantero regulable, unos asientos con reposacabezas integrado, volante y pomo de la palanca de cambios específicos o cinturones de seguridad de color rojo entre otras cosas.

Hoy en día, y debido a que solo salieron 600 unidades debidamente identificadas del BMW M3 Sport Evolution, quien tenga una unidad en buen estado tiene una joya que se cotiza al alza.

BMW M3 GT (E36)

BMW M3 GT

Este ha sido uno de los M3 más limitados de la historia, ya que solo se hicieron 350 unidades de este BMW M3 GT, disponibles únicamente en color British Racing Green o plateado.

Mientras el M3 E36 normal entregaba 286 caballos gracias a su motor de seis cilindros en línea de 2.990 cc, el GT se iba hasta los 295 caballos. No era un aumento de potencia muy considerable, pero sirvió para adelantar la siguiente evolución de aquel modelo, ya con motor de 3.200 cc y 321 caballos.

Algunos detalles característicos de los M3 GT eran, por ejemplo, que las puertas eran de aluminio. Aceleraba de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos.

BMW M3 CSL (E46)

BMW M3 CSL

La siguiente edición especial del BMW M3 tardó en llegar casi 10 años respecto a la anterior, pero la espera mereció la pena.** Mi BMW M3 favorito, el CSL, se lanzó en el año 2003 como homenaje al 3.0 CSL** (Coupé Sport Leichtbau - Coupé Sport Ligero).

Aquel coche que jamás olvidaré, contaba con algo más de potencia (360 caballos frente a los 343 CV del M3 normal), pero sobre todo se trabajó mucho en la reducción de peso para dejarlo en unos, hoy en día envidiables, 1.385 kilos.

Para ello se utilizó una consola central y unos revestimientos de las puertas, así como el espejo retrovisor interior fabricados en polímeros reforzados con fibra de carbono (PRFC), un material presente también en el nuevo M4 GTS.

La luneta de cristal más delgado, la tapa del maletero con labio deflector integrado hecha en fibra que marcó una época, o el M Track Mode que se activaba desde un botón situado en el volante sentaron los precedentes de muchos elementos que incorporan sus hermanos modernos.

Contaba con launch control, por lo que pasaba de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, mientras que hasta 200 km/h llegaba en 16,7 segundos. Para que nos hagamos una idea de cómo iba aquel coche, basta con decir que marcó un tiempo en Nürburgring Nordschleife de 7:50 minutos. Un M4 Coupé normal actual con 70 caballos más lo hace en 7:52 minutos.

BMW M3 GTS (E92)

BMW M3 GTS

Esta fue la versión más radical del M3 V8. Una vez más el peso se redujo en 125 kilos, hasta dejar el peso total en 1.530 kilos. Gracias al mayor recorrido de los pistones, la cilindrada del motor V8 aumentó de 4.000 cc a 4.400 cc.

La potencia pasó de 420 a 450 caballos, carecía de asientos posteriores y las barras antivuelco eran parte del equipamiento de serie. Incluía los anclajes necesarios para montar arneses de 4 o de 6 puntos de la marca Schroth. El alerón posterior fijo va montado encima de la tapa del maletero.

BMW M3 CRT (E92)

BMW M3 CRT

Del BMW M3 CRT solo se fabricaron 67 unidades a partir de mayo de 2011. Aquel coche combinaba la tecnología del BMW M3 GTS con la carrocería de la berlina de cuatro puertas.

Frente a sus antecesores, no tenía el alerón de grandes dimensiones sobre el maletero, y lo que si llevaba eran dos asientos posteriores de formas ergonómicas.

El BMW M3 CRT pesaba 1.580 kilogramos, 45 kilogramos más ligero que la berlina BMW M3. Aun es pronto para valorarlo, pero seguro que en unos años cualquier CRT vale mucho, mucho dinero.

Coches que valdrán su peso en oro...o más

El BMW M3 se ha convertido, por méritos propios a lo largo de los años, en un coche con gran pedigree. Es uno de los coches deportivos más admirados de todos los tiempos, un coche que los puristas aman.

Por eso estas versiones especiales que han servido de antecesoras a la llegada del nuevo BMW M4 GTS, también limitado a 700 unidades, se convertirán seguro en codiciadas piezas de coleccionista de precios astronómicos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos