Compartir
Publicidad

Aston Martin peligra en Estados Unidos, está en manos de la NHTSA

Aston Martin peligra en Estados Unidos, está en manos de la NHTSA
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

Si en dos semanas la NHTSA no hace nada al respecto, la red de concesionarios de Aston Martin peligra en ese país. El 1 de septiembre entra en vigor una normativa de seguridad (FMVSS 214) que los DB9 y Vantage en sus versiones Coupé no cumplen, ni van a cumplir a corto plazo. Por lo tanto, no podrán vender más.

La compañía argumenta que los costes para cumplir esa normativa ascienden a 30 millones de dólares, y considerando las ventas que esperan tener de 2014 a 2017, sería un palo de 45.000 dólares por coche. Los DB9 y Vantage representan la cuarta parte de sus ventas, sin ellos los concesionarios entrarán en números rojos.

El año que viene será peor, porque afectará a las versiones descapotables. Aston Martin es un fabricante pequeño, y ya ha puesto la carne en el asador para sacar modelos nuevos, pero eso es muy caro, se han endeudado, y los resultados no son inmediatos. Y ya no pueden usar el comodín del Cygnet, se dejó de fabricar.

Fuente | Bloomberg
En Motorpasión | Aston Martin tiene problemas en Estados Unidos (y su NHTSA)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos