Compartir
Publicidad

El futuro servicio de coche compartido de Volvo se llama M y se lanzará en primavera de 2019

El futuro servicio de coche compartido de Volvo se llama M y se lanzará en primavera de 2019
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A estas alturas no es ningún secreto que los grandes fabricantes de automóviles del mundo llevan ya tiempo temiendo el incierto futuro del automóvil en propiedad tal y como lo conocemos, y apostando por tanto por investigar y abrir nuevos caminos en materia de movilidad.

El grupo sueco Volvo, que ya ofrece por ejemplo su servicio de suscripción Care by Volvo como alternativa a la compra clásica de un vehículo, está trabajando ya en otro servicio de movilidad, que pretende lanzar en primavera de 2019, en Suecia y Estados Unidos que sepamos.

Esta nueva rama de negocio de Volvo en materia de coche compartido, que se llamaría M (de movilidad, claro), es una alternativa diferente al programa Care by Volvo, aunque ambos buscan algo parecido: que la experiencia sea muy similar a la de tener un coche en propiedad.

Volvo M

"Estamos evolucionando para convertirnos en un proveedor directo de servicios a clientes, bajo el lema de nuestra nueva misión 'Freedom to Move'", afirma el mandamás de Volvo, Håkan Samuelsson.

Un servicio "más a medida"

Por el momento Volvo no ha dado detalles sobre este futuro programa de movilidad, pero sabemos que M será un servicio basado en una aplicación para smartphones y que promete "aprender de las necesidades de sus usuarios, preferencias y hábitos, personalizando la relación con el cliente".

Para poner en marcha este servicio, Volvo se beneficiará de toda la experiencia acumulada durante años en el programa de coche compartido Sunfleet, que la marca sueca lanzó en su mercado local allá por 1998. Actualmente este servicio cuenta con 50.000 usuarios, unos 1.700 vehículos disponibles y un total de medio millón de transacciones anuales.

Volvo M

Una vez M sea lanzado, el servicio Sunfleet será incorporado dentro del mismo, si bien Care by Volvo seguirá siendo un programa independiente y diferenciado. La principal diferencia es que el programa de suscripción propone el uso de un vehículo durante 2 años (de momento solo el XC40) y Sunfleet ofrece únicamente todocaminos, mientras que el futuro M permitirá al usuario cambiar de vehículo, con una flota que contará con la mayoría de modelos de la gama Volvo.

De esta forma, el servicio M de Volvo (no confundir con BMW M), que se pondrá a prueba este otoño de cara a su lanzamiento definitivo en primavera de 2019 -en Suecia y EE.UU-, competirá directamente con otros actores de la movilidad urbana, como car2go (Daimler), Maven (General Motors), Drive Now (BMW/Sixt), Emov (PSA) o Zity (Renault).

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos