Mientras unos se jubilan otros cumplen sus sueños petrolhead: a más de 350 km/h en un Nissan GT-R, con 75 años. Y hay vídeo

Mientras unos se jubilan otros cumplen sus sueños petrolhead: a más de 350 km/h en un Nissan GT-R, con 75 años. Y hay vídeo
9 comentarios

En la “lista de cosas que hacer antes de morir” de todo petrolhead probablemente tenga cabida la de superar la barrera de los 300 km/h con un Nissan GT-R modificado hasta el extremo. Al menos ese era uno de los sueños por cumplir de este sudafricano de 75 años que necesita bastón para caminar, pero no tiene limitaciones cuando se pone al volante.

Se llama Barry Bigwood, es el protagonista del último vídeo del fotógrafo Stefan Kotze Media -que ya acumula miles de visitas- y según dice: "No suelo correr con el coche, pero de vez en cuando hago travesuras".

El ‘Benjamin Button’ más petrolhead

Cuando se pone al volante Barry Bigwood ‘descumple’ años. En el vídeo explica que hace más de 50 años que se enamoró de los coches sin remedio “cuando pasó junto a él un Porsche 911 de seis cilindros”. Entonces quedó cautivado por la belleza del coche y de su sonido, y ya son muchos los vehículos que han pasado por las manos de este sudafricano.

En la actualidad conduce a diario un Honda Civic de sexta generación, pero en el garaje guarda su joya más preciada para sus salidas esporádicas: un Nissan GT-R R35 (de 2012) que hace cuatro años mandó a Inglaterra para que lo modificasen al extremo y que ahora otorga la friolera de 1.216 CV (1.200 hp).

Entre las modificaciones que ha recibido esta particular versión del icónico ‘Godzilla’ según su orgulloso propietario se encuentran un nuevo cigüeñal hecho a medida, o nuevas varillas y pistones que llevan al V6 de 3.8 litros de serie hasta los 4.1 litros. Además, los nuevos turbocompresores han sido preparados para funcionar con etanol.

Motor Nissan
Fuente: Stefan Kotze Media

Para hacer frente a esa potencia extra, la transmisión del coche también ha recibido una revisión a fondo, nuevos engranajes de corte recto y ejes. Según Bigwood, estas modificaciones hacen de su preciado GT-R un misil “más rápido que un Bugatti en una carrera de aceleración”.

Y pese a que aún no ha tenido la oportunidad de experimentar todas sus capacidades, a principios de año Bigwood decidió que era hora de tachar uno de sus deseos en la “lista de cosas que hacer antes de morir” a bordo de su preciado GT-R: superar la barrera de los 320 km/h (200 mph).

Barry Gtr
Fuente: Stefan Kotze Media

Así, y después de conseguir los permisos necesarios y conducir durante más de 800 km que separan su casa del aeropuerto de Uppington (Cabo del Norte, Sudáfrica) por fin ha podido poner su deportivo japonés a prueba.

En una pista de casi 5 km de largo, no solo ha conseguido su objetivo inicial de “superar la barrera de las 200 mph” (321 km/h) sino que a juzgar por los datos que muestra la telemetría (minuto 10:41 del vídeo), llegó a alcanzar las 218 mph, que son 351 km/h. Eso sí, en la aceleración no fue tan rápido como Bigwood esperaba.

Sin duda Barry tiene mecha para rato. Como dice en un momento del vídeo: "Supongo que cuando envejezca, tendré que reducir un poco la velocidad… aunque no estoy seguro de cuándo será eso".

Temas
Inicio