La restauración de estos Ferrari de juguete es un ASMR absolutamente hipnótico

La restauración de estos Ferrari de juguete es un ASMR absolutamente hipnótico
5 comentarios

Este vídeo es 'ASMR' del bueno, casi orgásmico. Te deja en trance desde que aparece en pantalla un plano subjetivo (POV para los más TikTokers) de una mano acercando a cámara la maqueta de un Ferrari 288 GTO -que a todas luces ha tenido un pasado complicado- hasta que unos minutos después, acaba restaurado por completo.

La música de la introducción, la luz, la imagen, la técnica y el cariño que pone el YouTuber 'Restoration Kamasutra' en hacer su trabajo y los sonidos de cada parte del proceso hacen que te metas en una atmósfera particular y no puedas evitar llegar hasta el final… y si te sabe a poco, hay más.

Casi tan exclusivo como el original

Sin duda, merece la pena admirar cada detalle de uno de los superdeportivos más bonitos de la década de 1980 (aunque sea a escala). Con permiso de sus contemporáneos, claro, pues no se pueden dejar fuera otras máquinas irrepetibles como fueron el Ferrari F40, el impresionante Lamborghini Countach o el precioso Porsche 959, por citar algunos ejemplos.

El canal de YouTube ‘Restoration Kamasutra’ muestra diferentes vídeos con una temática común: la restauración de maquetas de modelos icónicos de la historia de la automoción (sobre todo deportivos míticos), que a menudo también modifica a su gusto. Suele encontrarlos en un estado deplorable. Y con cuanta más mugre mejor.

El protagonista en esta ocasión es un 288 GTO que está casi desprovisto de su particular pintura Rosso Corsa y especialmente sucio, tanto por fuera como por dentro. Pero lo que para cualquier otro podría haber sido un juguete viejo pasto del contenedor, para el petrolhead que hay detrás del canal es un verdadero tesoro. Y afortunadamente, lo trata como tal.

Whatsapp Image 2023 01 05 At 21 11 09

No tarda en desmontar la maqueta por completo y hacer una limpieza en profundidad para después empezar a restaurar las piezas dañadas y a reponer (una a una y a medida) las que faltan, como si el proyecto fuera una auténtica restauración a gran escala. Después llega el trabajo de carrocería, con un baño de decapante que resulta de lo más satisfactorio.

La restauración del interior sube el nivel, pues ‘Restoration Kamasutra’ se esmera para que su maqueta se parezca lo máximo posible a un auténtico 288 GTO (Gran Turismo Homologado) de 1984.

Diminutas piezas como las alfombrillas, los reposacabezas, los cinturones de seguridad o el salpicadero están hechas desde cero, mejorando significativamente el aspecto de la maqueta original.

Motor

Por último, el trabajo en el motor para reproducir lo más fielmente posible al bestial V8 turbo del Ferrari a escala 1:1 (si es que eso es posible) sigue el mismo nivel de detalle que el resto del coche. Lástima que aquí no puedan rugir los más de 400 CV que tenía el superdeportivo original, del que apenas se construyeron 270 unidades.

Puede que el proceso no sea tan emocionante como una restauración de un Ferrari clásico auténtico, obviamente, pero nadie puede negar que los trabajos de ‘Restoration Kamasutra’ son de lo más entretenidos de ver.

Y si el del Ferrari 288 GTO te ha sabido a poco, aquí va doble ración de 'Cavallino Rampante' a escala con la restauración de un precioso Ferrari F40.

Temas