Compartir
Publicidad

No, meterte con el Pathfinder en medio de un espigón en alerta por oleaje no es la forma de lavar tu coche

No, meterte con el Pathfinder en medio de un espigón en alerta por oleaje no es la forma de lavar tu coche
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos llegan unos de esos vídeos en lo que nos preguntamos activamente (y específicamente) qué puede tener alguien en la cabeza para pasearse con su coche por un espigón en alerta por oleaje (ojo, las olas eran de 8 metros). El protagonista del suceso se está haciendo famoso por momentos gracias a su temeridad y su perseverancia en la tarea de salvar su Nissan Pathfinder pick-up de ser engullido por el mar.

Todos tomamos malas decisiones, pero la de este hombre es probablemente la peor que hemos visto en lo que va de año. A pesar de ver cómo una serie de olas gigantes rompen en las paredes del espigón y contra su vehículo, continúa la marcha. Porque su portentoso Nissan de enormes ruedas puede con todo. O eso creía él. Hasta que tuvo que ser rescatado.

Advertencia Fb El Servicio Nacional de Meteorología ya avisaba en su Facebook de la situación.

Ocurrió hace unos días en el norte de California, y el hombre que tuvo que ser socorrido probablemente esté vivo gracias a una pareja que paseaba por el puerto. Ante su incredulidad, llamaron a los servicios de emergencia, que llegaron 15 minutos más tarde en helicóptero (la única forma posible de salir de ahí). Algunos momentos del vídeo son realmente angustiosos (¡¿Por qué se baja?!).

El océano puede matarte. Respeta al océano

La única teoría posible ante una conducta así, es que quería ver el espectáculo de la madre naturaleza en primera fila. Y casi forma parte él. Según ha informado la guardia costera, el hombre no sufrió lesiones de ningún tipo, lo que no sabemos es si su coche seguiría allí cuando fueron a rescatarlo o ya formará parte del fondo marino californiano.

"Pensábamos que era un suicida hasta que vimos la matrícula de Arkansas. Simplemente desconocía el peligro."

Los lectores de las publicaciones locales han enfurecido ante la noticia, claro, deseando que se imponga una sanción a este intrépido. Seas de Arkansas o de Milwaukee, una ola es una ola. Así que en caso de temporal, aléjate del mar, aléjate del coche, no vayas al espigón, ni a la playa, ni a sacar fotos chulas. No seas como el señor de Arkansas. En serio. No es la forma de lavar el coche.

Vía | Lost Coast Outpost
En Motorpasión | Este breve vídeo nos cuenta por qué no es buena idea conducir como si tal cosa cuando llueve a mares

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos