Compartir
Publicidad
Publicidad

Dolorpasión™: un conductor borracho la lía con su Ferrari en Altea

Guardar
48 Comentarios
Publicidad

El Dolorpasión™ de hoy, es casi al 100% producto nacional, y es el resultado de un cocktail explosivo. Si juntas a un alemán borracho a los mandos de un Ferrari 355 F1, nada bueno puede salir de ahí.

Y es que hace unos días, un viejo conocido de la policía la volvió a liar a los mandos de un Ferrari 355 F1 en Calpe y Altea. El coche fue detectado entrando en Altea a gran velocidad. Venía de Calpe, dónde había provocado un accidente y se había dado a la fuga.

La policía local de Altea montó un dispositivo para detener la huída del Ferrari 355 F1, pero como no lo conseguían optaron por sacar sus armas reglamentarias para disparar contra el coche. Dispararon contra el cristal delantero, y luego a las ruedas.

Solo así consiguieron detener la huída del conductor que triplicaba la tasa de alcoholemia, pero la peor parte se la llevó el precioso italiano. Aparte de los desperfectos provocados por los disparos, la parte delantera izquierda ha sufrido daños bastante considerables. Una pena, porque él no tenía la culpa de estar en manos de ese inconsciente.

La reparación del coche va a suponer una factura bastante considerable, sobre todo teniendo en cuenta que los Ferrari 355 F1 apenas pasan ya de 40.000 euros en el mercado de segunda mano. Tal vez este sería un buen ejemplo de coche embargado a un delincuente que podría quedarse la policía ¿no creéis?

En Motorpasión | Dolorpasión™: La policía británica destroza un Volkswagen Golf R

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos