Compartir
Publicidad

Manhart MH5 700 o cómo llevar al BMW M5 Competition hasta los 723 CV

Manhart MH5 700 o cómo llevar al BMW M5 Competition hasta los 723 CV
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ni dos meses han pasado desde que el BMW M5 Competition viera la luz y el modelo más radical del nuevo M5 ya tiene su primera preparación. Y no estamos hablando de pura estética y aerodinámica, sino de exprimir su poderosa mecánica de 652 CV y llevarla más allá. Se trata del preparador especializado en la marca bávara Manhart, que ha conseguido meter una inyección de casi 100 CV al modelo bávaro.

Manhart nunca decepciona en sus visiones propias de los modelos de BMW: el especialista alemán suele centrarse en lo que importa, la mecánica, aunque no por ello deja de ofrecer también su aporte deportivo en lo que a físico se refiere. Las últimas preparaciones de las que presumen en su haber son el Manhart MH4 550, concebido sobre el nuevo BMW M4 Coupé, y el brutal MHX6 Dirt² Concept, que venía a llevar al BMW X6 M hasta los 900 CV de potencia.

Con el nuevo BMW M5 Competition recién llegado, Manhart no ha podido evitar ponerse manos a la obra y el resultado, bautizado como Manhart MH5 700, sigue estando en consonancia con lo que nos tiene acostumbrados el preparador germano. En su punto de mira está el Brabus 800 mostrado en el Salón de Ginebra 2018, que venía a aderezar al ya superlativo Mercedes-AMG E 63S 4Matic+.

723 CV y 870 Nm de par máximo

Manhart MH5 700 o cómo llevar al BMW M5 Competition hasta los 723 CV

Manhart coge por banda el V8 de 4.4 litros y 625 CV de potencia y, tras los retoques pertinentes en su centralita electrónica, eleva su entrega hasta unos estratosféricos 723 CV. Esto supone una inyección de 98 CV, que va acompañada de un mejorado par motor, elevándose éste en el Manhart MH5 700 hasta los 870 Nm respecto a los 750 Nm del modelo de serie.

Aunque el especialista no desvela cifra alguna en lo que toca a prestaciones, es de esperar que estas superen notablemente a las del BMW M5 Competition, capaz de acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 3,3 segundos y de llegar a los 200 km/h en 10,8 segundos.

Manhart MH5 700 o cómo llevar al BMW M5 Competition hasta los 723 CV

A su brutal mecánica, acompaña al Manhart MH5 700 un traje a la altura. Vistiendo en riguroso negro brillante, los acentos en tono dorado son el santo y seña de la preparación, los cuales encontramos en las defensas frontales, las llantas, las pinzas de freno o en la línea que lo cruza desde el capó a la zaga.

Además, Manhart ha añadido varios elementos aerodinámicos en fibra de carbono vista como es el caso del labio en el frontal, el nuevo disfusor trasero algo más musculado o el alerón trasero. El conjunto se completa con unas llantas de aleación de 21 pulgadas también en negro, que combinan a la perfección con la carrocería.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio