Compartir
Publicidad
Publicidad

Gemballa Avalanche GTR 650 EVO-R

Gemballa Avalanche GTR 650 EVO-R
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo que más llama la atención de este Gemballa Avalanche GTR 650 EVO-R no son sus puertas de apertura vertical, ni su nuevo paragolpes delantero ni tampoco el nuevo capó. Incluso el enorme alerón pasa desapercibido si nos fijamos en su mirada. Es diferente pero familiar a la vez. Para el que no se haya dado cuenta todavía, esos grupos ópticos son del Porsche Carrera GT. Y le quedan de lujo.

Como suele suceder en los Avalanche, el número que acompaña a su nombre no es otra cosa que el indicativo de la potencia. Sí, el motor de este Porsche 911 Turbo modificado entrega ahora una potencia máxima de 650 CV y su par máximo se sitúa en 950 Nm. Unas cifras extraordinarias.

Con estos datos, poco sorprende que acelere de 0 a 100 km/h en apenas 3,4 segundos y alcance una velocidad máxima de 332 km/h. Por si esto fuera poco, anuncian también modificaciones que superan los 800 CV de potencia. Hay que ver lo que da de sí un motor boxer de seis cilindros…

Gemballa Avalanche GTR 650 EVO-R

Pero este incremento de potencia no se debe exclusivamente a un cambio aquí y allá. El proceso de modificación del propulsor del Gemballa Avalanche GTR 650 EVO-R para por la sustitución de un cigüeñal de competición, bielas de titanio, pistones forjados y un nuevo turbo de altas prestaciones, a lo que hay que añadir un nuevo árbol de levas y una nueva culata.

El filtro de aire y sus tuberías también se sustituyen, para garantizar la entrada de aire necesaria para que el motor respire a pleno pulmón. Más aire entrando representa más aire saliendo, por lo que también se ha creado una nueva línea de escape, pensaba también para mejorar el sonido que sale por ella.

Ahora hay que mantener a esta bestia pegada al suelo. Las nuevas llantas de 20 pulgadas montan unos neumáticos con unas medidas de 245/30 ZR20 delante y 325/25 ZR20 detrás. A través de las llantas vemos los nuevos discos, de 405 mm y 380 mm respectivamente, con nuevas pinzas en ambos.

Por último, la suspensión se ha sustituido por coilovers que se pueden ajustar individualmente y el chasis se ha reforzado con nuevas estabilizadoras y barras de torretas de refuerzo.

¿Cuánto? Pues 350.000 euros, en los que se incluye el Porsche 911 Turbo del que parte.

En MotorPasion | Gemballa Avalanche 600 GT2 EVO

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos