Compartir
Publicidad

Ares Design también tendrá su propio Tesla Model S ranchera, ¡y costará más de 200.000 euros!

Ares Design también tendrá su propio Tesla Model S ranchera, ¡y costará más de 200.000 euros!
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque en Estados Unidos en general y a Tesla en particular los coches con carrocería ranchera no les parezcan una opción interesante, en Europa pensamos todo lo contrario. Por eso, el estudio italiano Ares Design ha confirmado que está preparando una versión break del Tesla Model S, aunque no será el primero porque el P90D del perro Ted ya tiene ese honor.

No será el primer Tesla Model S ranchera, pero sí el más lujoso

Tesla Model S Break 2

El especialista en carrocerías con sede en Módena ha anunciado esta semana que van a producir una versión familiar del popular eléctrico americano. A su cuerpo de berlina grande le añadirán una nueva estructura trasera, aparentemente más elaborada, elegante y sutil que el trabajo de QWest que vimos anteriormente.

Además de los cambios obvios en la zaga, Ares ha anunciado que redefinirá el estilo de la carrocería con algunos cambios exteriores de fino estilo italiano y nuevos acabados en el interior, más lujosos que los empleados en el Model S de fábrica.

Tesla Model S Break Tesla Model S ranchera de QWest

Junto con las modificaciones de Ares Design y QWest, se confirma la tendencia de la demanda de aquellos que quieren este tipo de carrocería más práctica en los Tesla sedán, ya que RemetzCar (los que hicieron el Model S funerario) también ha anunciado una tercera variante.

En el caso de Ares Design la iniciativa es propia, puesto se le ocurrió al propio CEO de la empresa, Dany Bahar, después de utilizar de manera asidua su Model S y detectar la necesidad de un mayor espacio de carga, con más altura disponible.

Tesla Model S Break 3

El proceso de fabricación ya está en marcha y para llevarlo a cabo están utilizando una combinación de aluminio y fibra de carbono con los que elaboran unos paneles y estructuras específicos mientras que sus especialistas están trabajando en los componentes del interior.

Igual que ocurrió con QWest, Ares no ha tenido ninguna restricción por parte de Tesla para modificar su coche, a excepción de mantener inalterado el apartado de propulsión y todos sus componentes eléctricos (motores, baterías, refrigeración...).

El estudio espera que puedan poner a la venta el primer modelo este mismo verano a un precio de entre 200.000 y y 250.000 euros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio