AddArmor blinda al Hennessey VelociRaptor: una pick-up indestructible a prueba de explosiones y con puertas que electrocutan

AddArmor blinda al Hennessey VelociRaptor: una pick-up indestructible a prueba de explosiones y con puertas que electrocutan
2 comentarios

El superlativo VelociRaptor, una vuelta de tuerca sobre la Ford F-150 Raptor por cortesía de Hennessey, se convierte en esta bestia blindada, capaz de soportar explosiones y las balas de un fusil de asalto.

Se trata del último trabajo AddArmor, un especialista norteamericano afincado en Jackson (Wyoming) que ha blindado coches de lo más variado: desde superdeportivos como el Ferrari 458 Speciale, a berlinas deportivas tuneadas como el Audi RS7 de APR, pasando por gigantes norteamericanos como el Cadillac Escalade, que equipaba hasta eyectores de gas pimienta.

Chuck Norris quiere tres

Hennessey VelociRaptor blindado por AddArmor

Esta compañía, fundada por ex miembros de fuerzas especiales y veteranos de las fuerzas de seguridad, ha tenido a bien coger por banda a la que es una de las pick-up más extremas del planeta. Una preparación de la ya de por sí salvaje F-150 Raptor.

El VelociRaptor monta el conocido propulsor V6 de 3.5 litros EcoBoost de Ford pero, gracias al hacer de Hennessey, pasa de los 456 CV y 610 Nm a unos estretosféricos 613 CV y 843 Nm. ¿Sus credenciales? Firma el 0-96 km/h en 4,2 segundos y es capaz de completar el cuarto de milla en 12,9 segundos.

Hennessey VelociRaptor blindado por AddArmor

Bien, pues AddArmor riza el rizo, sustituyendo los paneles de la carrocería del Hennessey VelociRaptor con su Dyneema, un compuesto de policarbonato que, aseguran, es 15 veces más resistente que el acero de protección balística y un 40% más que el Kevlar si es del mismo grosor. Las lunas también van reforzadas con capas de cristal balístico y de policarbonato.

Así, tras pasar por sus manos, la camioneta de Hennessey no se inmuta ante las balas de una AK-47, cuyo calibre es de 7,62 mm, pero que también es capaz de soportar diversos explosivos.

Hennessey VelociRaptor blindado por AddArmor

Pero el trabajo de AddArmor no acaba aquí, además de reforzar los paragolpes delanteros y traseros, hace gala de gadgets de seguridad al más puro estilo de 007. Por ejemplo, las manetas de las puertas tienen función de descarga eléctrica y también dispone de un sistema de escaneo para bombas.

En el menú encontramos asimismo un intercomunicador de alta frecuencia, luces de emergencia para la parrilla y el paragolpes trasero, así como un puente de luces para el techo. Tampoco faltan los habituales neumáticos run-flat con los que el blindado VelociRaptor puede seguir circulando hasta a velocidades de 80 km/h aunque estén pinchados.

Hennessey VelociRaptor blindado por AddArmor

Para poder detener esta mole blindada, los de Jackson han incorporado unos frenos Brembo reforzados, además de que han nivelado la suspensión delantera. El exceso de kilos que suponen estos aderezos para las ya más de dos toneladas que pesa esta pick-up no lo indican, pero se entiende que también reduce sus prestaciones.

El precio de este pack de blindaje es de 30.000 dólares (unos 24.938 euros al cambio), a lo que hay que sumar el precio del VelociRaptor, es decir, la preparación de Hennessey más lo que cuesta la Ford F-150 Raptor. ¿Se atreverán los chicos de AddArmor a blindar también la VelociRaptor V8 o la VelociRaptor 6x6?

En Motorpasión | Así era la descomunal Ford F-250 Super Chief, la pick-up con nombre de locomotora que usaba hasta tres combustibles para moverse | Odiado o admirado, a Mansory le da igual lo que pensemos. Lleva 30 años preparando coches para los más ricos. Y le funciona

Temas
Comentarios cerrados
Inicio