Publicidad

La RAM 1500 TRX de 712 CV no es una locura transitoria, es reencarnación de las pick-up deportivas de Dodge que nacieron en 1978
Todoterrenos

La RAM 1500 TRX de 712 CV no es una locura transitoria, es reencarnación de las pick-up deportivas de Dodge que nacieron en 1978

En el Grupo FCA les gusta salirse de las métricas. Acaban de presentar la RAM 1500 TRX y con 712 CV es, sin paliativos, la pick-up de serie más potente de la historia. Así, dejando los paños calientes para otros y presentando una durísima ofensiva contra la hasta ahora todopoderosa Ford F-150 Raptor.

Pero esta RAM 1500 TRX no es producto de una locura transitoria dentro de la marca americana, es la encarnación de un espíritu implícito en el ADN de la corporación y que nació allá en los años 70 con una pick-up que bordeaba las normas.

Dodge Li'l Red Express, donde todo empezó

Dodge Lil Red Express

En RAM tienen una larga tradición creando pick-up extremas. Una tradición que empezó en 1978 con la Dodge Li'l Red Express, una pequeña pick-up de batalla corta y caja estrecha, pintada en rojo con acentos dorados, con escapes en forma de chimenea a cada lado, paneles de madera, llantas cromadas de 15 pulgadas y, sobre todo, un motor con mala leche.

Aquella época fue la de la implantación de las primeras políticas medioambientales, con medidas que restringían el rendimiento de los coches. Y decimos bien, coches, porque lo que llevó a RAM a crear este engendro fue que había pequeños resquicios a los que agarrarse en las normas implantadas por la EPA: las pick-up pequeñas no tenían que equipar convertidores catalíticos y los motores podían modificarse hasta un mínimo sin tener que pasar la certificación de las 50.000 millas.

Dodge Lil Red Express 1

El encargado de detectar estas fisuras en la normativa fue Tom Hoover, el cerebro detrás de la ingeniería de los motores de Mopar y quien con estas dos oportunidades delante se puso manos a la obra para crear un motor específico para la Li'l Red Express.

El punto de partida fue un bloque V8 tipo E-58 utilizado en los coches policiales de Chrysler al que se le añadieron piezas de aquí y de allá: culata de 1968, admisión de los coches de policía de 1978 equipados con el motor 360 V8, carburador de cuatro cuerpos Carter... Todo el propulsor fue replanteado para crear un bloque específico que finalmente fue pintado en azul con las tapas de las culatas cromadas y asociado a una transmisión automática Loadflight A-727.

Dodge Lil Red Express 3

El resultado fue una pick-up con un motor de 258 CV y 393 Nm de par motor con los que era capaz de completar el cuarto de milla en 15 segundos (ojo: 12,9 segundos para la nueva RAM 1500 TRX). Es decir, unas cifras a la altura de los deportivos americanos de aquellos años y uno de los pocos vehículos que podía hacer sombra a los muscle car. Era una muscle pick-up que se ganó el respeto entre los petrolhead.

Al año siguiente, en 1979, la Li'l Red Express introdujo algunos cambios: faros rectangulares, capó plano y especialmente la implantación de convertidor catalítico por imposición federal que le restó algo de potencia. También se instaló un velocímetro menos optimista marcado hasta 85 mph en lugar de las 100 mph del modelo anterior, aunque la marca sigue alardeando a día de hoy de que era el vehículo más rápido en el 0-100 mph de América.

Dodge Ram Srt 10 Dodge RAM SRT 10 (2004).

En total se produjeron 5.118 unidades de la Li'l Red Express en 1979, unas unidades que fueron el canto de cisne de un modelo que quedó relegado casi al olvido por culpa de la escalada en el precio del combustible. Dejó de producirse en apenas dos años pero, eso sí, sentó las bases de lo que fueron las pick-up de altas prestaciones de Dodge.

Este ADN está muy presente en la marca y basta recordar creaciones tan bestiales como la Dodge RAM SRT 10. Sí, aquella pick-up de 2004 equipada con el gigantesco motor 8.3 V10 del Dodge Viper con 510 CV y 712 Nm de par motor. Ahora, en 2020, se han reencarnado en la descomunal RAM 1500 TRX. Sólo nos falta ver uno de estos colosos de 712 CV en persona.

En Motorpasión | Probamos el SEAT León ST CUPRA R: un sublime coche familiar y deportivo de 300 CV que será la referencia para el nuevo León

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios