Compartir
Publicidad

ABT mete mano al Škoda Kodiaq y le saca hasta 216 CV que sirven de antesala para el RS

ABT mete mano al Škoda Kodiaq y le saca hasta 216 CV que sirven de antesala para el RS
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A falta de RS, buena es una preparación. Así ha debido pensar el especialista germano ABT, estrenado un kit de potenciación para el Škoda Kodiaq pocas semanas antes de que la variante deportiva del SUV de siete plazas haga su estreno oficial. Y hay para todos los gustos: tanto la mecánica más potente de gasolina como la diésel, han sido revisadas por el preparador.

Este verano, el Škoda Kodiaq RS se convertía en el todocamino que da cabida a siete ocupantes más rápido del Infierno Verde. Con la piloto Sabine Schmitz a sus mandos, el SUV checo registraba una marca de 9 minutos y 29 segundos en Nürburgring. Y pese a que Škoda asegura que este modelo será idéntico al de producción, cuya llegada al mercado está fijada para final de año, en el circuito alemán sólo le pudimos ver parapetado tras el habitual camuflaje, a lo que se suma un tímido teaser.

El Škoda Kodiaq RS se presentará al mundo en el Salón de París, que abre sus puertas el jueves 4 de octubre, pero quizá pensando en los impacientes, ABT ha decidido lanzar una preparación sobre los motores de mayor entrega del todocamino, que sirven de aperitivo para esta esperada versión deportiva: recordemos que el Kodiaq será el primer SUV de la marca en hacer gala de tan ilustres siglas.

No llega hasta los 239 CV del RS, pero se queda cerca

Škoda Kodiaq RS

El fabricante checo anunció que el Kodiaq RS esconderá bajo el capó un 2.0 biTDI que alcanzará los 239 CV de potencia. Una apuesta arriesgada, primero, por la propia persecución que está viviendo el gasóleo actualmente por sus emisiones contaminantes y, segundo, por la mirada crítica de los más puristas, que no entienden por qué no se ha optado por una mecánica de gasolina para esta versión deportiva.

ABT ha pensado también en estos últimos, por lo que esta preparación sobre el Škoda Kodiaq cuenta con un paquete de potenciación tanto para su 2.0 TSI de 180 CV como para el 2.0 TDI de 190 CV. Aunque la entrega es casi pareja, la más potente de las dos opciones estrenadas por el especialista es la de gasolina, que llega hasta los 216 CV gracias a una reprogramación de su centralita electrónica.

Estos 36 CV adicionales, se suman a una mejora en el par motor que pasa de los 320 Nm de serie hasta unos algo más generosos 360 Nm. Por su parte, el motor diésel de 190 CV, recibe también una inyección de potencia para alcanzar los 215 CV y los 440 Nm, quedándose bastante lejos de los 239 CV anunciados en el Kodiaq RS. En lo que respecta a las prestaciones, ABT no desvela cifras, aunque entendemos que superará las que ofrecen sendos propulsores de serie.

Un traje comedido, para una preparación algo discreta

Škoda Kodiaq ABT

Si bien el plato fuerte del ABT Škoda Kodiaq es la mejora mecánica, el preparador no podía dejar de ofrecer algunos aportes estéticos para hacer aún más deportivo al SUV checo. Vistiendo en riguroso negro brillante, la firma tuning especializada en modelos del Grupo Volkswagen ofrece un amplio abanico de diseños para las llantas, que van de las 18 a unas generosas 21 pulgadas.

Además, ABT asegura que está disponible un buen catálogo de opciones de personalización a gusto del cliente, para añadir algo más de sal y pimienta a la impronta del todocamino de Škoda. Sin embargo, hay que señalar que el traje es más bien comedido, como lo es la propia preparación mecánica.

Y es que tiene pinta que el preparador alemán, más allá de acortar la espera para la llegada del Kodiaq RS, tiene en la manga una versión aún más potente y, posiblemente, con la propia variante RS en el punto de mira. Como aperitivo, eso sí, no está nada mal.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio