Compartir
Publicidad
Toyota Yaris 2017: nueva mirada, más equipamiento y nuevo motor 1.5 VVT-iE para el pequeño urbano
Toyota

Toyota Yaris 2017: nueva mirada, más equipamiento y nuevo motor 1.5 VVT-iE para el pequeño urbano

Publicidad
Publicidad

El Toyota Yaris, que durante el último año ha vendido 208.000 unidades en Europa, se renueva de cara a este 2017 gracias a una nueva mirada, un interior más moderno, una oferta de equipamiento más completa e incluso una nueva motorización de la que ya os adelantamos información hace unos días y que deja a un lado el llamado downsizing para volver a una cilindrada más convencional.

Siendo el diseño uno de los factores de compra más importantes, especialmente en el segmento B, el Toyota Yaris 2017 ha querido cambiar ligeramente en ciertas líneas, hacia lo que Toyota llama un aspecto más "dinámico y emocional", aunque a nosotros nos cuesta ver los cambios. Son nuevos los paragolpes, los faros con nueva firma lumínica o las rediseñadas luces antiniebla.

Muchos de los cambios están disponibles únicamente para las versiones más equipadas de la gama, como es el caso de los detalles cromados para los faros antiniebla o el "efecto de línea única" para los faros -que conecta visualmente el faro con el logo Toyota mediante una moldura cromada-, sólo si se equipan las luces diurnas LED. La paleta de colores de carrocería tiene ahora dos opciones nuevas (diez en total): azul Hydro y rojo Tokio.

Toyota Yaris 2017

En la vista lateral destacan molduras tras las puertas -cromadas o negras, según versión- y ya en la zaga el portón trasero luce un nuevo diseño, al igual que los pilotos traseros (LED en acabados altos). La gama de llantas cuenta con tres nuevas opciones: una de acero con tapacubos (15") y llantas de aleación de 15 y 16 pulgadas, ésta última para la versión híbrida más equipada.

El habitáculo también recibe algún que otro retoque, como una mayor oferta de tapicerías, colores y acabados, así como algunas mejoras de la instrumentación -el cuadro de instrumentos luce dos esferas analógicas con TFT de 4,2" entre ambas, a partir del acabado medio de gama- y, sobre todo, en materia de mandos de control y ergonomía. Toyota afirma que ahora todo es más fácil de usar.

El interior también cuenta con difusores de aire en diseño de hélice, volante multifunción de nuevo aspecto incorpora inserciones en negro piano -también a partir del acabado intermedio-, iluminación en color azul para instrumentos, etc... Las tapicerías disponibles son de tela negra o negra/gris, aunque con los acabados bitono de la carrocería se incluyen tapicerías a juego (rojo/negro, gris/bronce/negro, blanco/negro o azul/negro).

Toyota Yaris 2017

La versión de acceso combina unas inserciones grises en el cuadro de mandos con una nueva tapicería de tela negra que presenta un inconfundible patrón de pata de gallo en el centro del respaldo y el asiento. Para el siguiente nivel de acabado, la tela presenta una elegante gradación negra/gris, y las inserciones del cuadro de mandos y las partes superiores de las puertas son en gris oscuro, con una textura suave y un patrón granulado. Los modelos de equipamiento intermedio cuentan con la misma tapicería, con las inserciones del cuadro de mandos y las puertas en negro.

Nuevo 1.5 VVT-iE: adiós 'Downsizing'

Toyota sustituye el motor 1.33 litros por una unidad de mayor cilindrada (¡aleluya!), concretamente un 1.5 litros VVT-iE de cuatro cilindros y atmosférico, que teóricamente consume un 12% menos. Desarrolla 111 CV y un par máximo de 136 Nm a 4.400 RPM, suficiente para un 0-100 km/h en 11 segundos (antes 11,8 segundos) y mejores recuperaciones. Cabe indicar que este propulsor puede funcionar en ciclo Otto o Atkinson según las circunstancias, gracias al sistema VVT-iE³ de reglaje variable de válvulas de admisión, y cuenta con un sistema de recirculación de gases de escape (EGR), y una relación de compresión de 13,5:1.

Por otro lado, el fabricante nipón afirma que se ha trabajado en hacer del Yaris un modelo más silencioso, gracias a nuevos materiales aislantes, nuevos soportes del motor -que contribuyen también a una ganancia en comodidad de marcha, junto a nuevos ajustes de amortiguación o de la dirección- o ejes de transmisión delanteros, sistema de admisión de aire modificado, bastidor auxiliar delantero o un silenciador extra para el sistema de escape.

Toyota Yaris 2017

Otra novedad interesante es que el llamado Toyota Safety Sense es de serie en todas las versiones del Yaris, e incluye sistema precolisión con frenada de emergencia, control inteligente de luces de carretera -cambio automático entre cortas y largas-, avisador de cambio involuntario de carrol y reconocimiento de señales de tráfico. Por último, se añaden pretensores y limitadores de fuerza a los cinturones de las plazas traseras o nuevos anclajes Isofix.

En Motorpasión | Adiós al downsizing: el Toyota Yaris estrena un nuevo motor de gasolina 1.5L en sustitución del 1.3L

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos